AS Saint Étienne: El gigante dormido de la Ligue 1

Inicio Blog AS Saint Étienne: El gigante dormido de la Ligue 1

-

Association Sportive de Saint-Étienne se fundó el 26 de junio de 1933 y su equipo juega en la ciudad homónima, en la región francesa de Ródano Alpes. Actualmente, el club disputa la Ligue 1, pero pocos saben su historia: es el mayor ganador de la liga francesa.

Cimientos del club

Al estar en una región industrial y obrera, un grupo de trabajadores fundaron el club. Fue a través de “Grupo Casino”, empresa dedicada al sector de supermercados, la cual creó una sección deportiva.

Pasaron varios cambios de nombre hasta que por fin se estableció el actual AS Saint Étienne y se eligió el emblemático color verde debido a que era el color de las tiendas Casino.

Fue en la temporada 1933-1934 donde comenzó su aventura en la Ligue 2, debutando contra Bastienne Bordeaux con una victoria por 3-2. El club jugó cinco temporadas antes de ascender a la máxima categoría del futbol francés.

El club tuvo que enfrentar tiempos difíciles durante y después de la Segunda Guerra Mundial debido a la precaria situación económica. Las irregularidades en los resultados vienen de la mano con esta situación.

De la crisis al éxito 

En la temporada 1956-1957 consiguieron su primer título de Ligue 1, pero fue en la década de los 60 y 70 que el club tuvo la mejor actuación de su historia. Lograron conquistar 7 títulos de liga en 11 temporadas. Su décimo y último título (hasta ahora) fue en 1980-1981.

El equipo también cuenta con seis Copas de Francia, una Copa de Liga, cinco Supercopas de Francia y tres campeonatos de Ligue 2. Por el club, también han pasado grandes figuras como Michel Platini, Blaise Matuidi y Pierre Emerick Aubameyang.

La época dorada del equipo estuvo lleno de extraordinarios momentos, cómo convertirse en el primer club francés en ganar la liga tres veces consecutivas. De igual manera, en la temporada 1967-1968, contaron con las incorporaciones de Hervé Revelli y Salif Keita, quienes se convirtieron en ídolos indiscutibles del equipo.

Hervé Revelli es el máximo anotador histórico del club con 204 goles, Rachid Mekhloufi con 150 dianas y por último pero no menos importante, Salif Keita con 143 anotaciones. Los tres dejaron su marca en el corazón de la afición debido a su entrega y compromiso con el equipo.

Rivalidades

Dentro de la liga francesa, la histórica rivalidad ha sido contra Olympique Lyonnais, equipo ubicado en la cercana ciudad de Lyon. Cada año disputan el Derby du Rhône o el Derby de Ródano-Alpes.

Sorpresivamente, Bayern Münich es su rival a vencer en competencias europeas. En la temporada 1974-1975, alcanzó la semifinal de la Copa de Europa imponiéndose ante el Sporting de Lisboa (Portugal), Hajduk Split (Yugoslavia) y Ruch Chorzow (Polonia).

Pero fueron eliminados en la semifinal al empatar 0-0 en el estadio Geoffroy-Guichard (Francia) y perder 2-0 en Alemania. Bayern Münich fue campeón esa temporada.

Al año siguiente, en la temporada 1975-1976, tuvieron su participación más exitosa hasta la fecha en la Copa de Europa. El club consiguió llegar a la final venciendo a Kjøbenhavns Boldklub (Dinamarca), Glasgow Rangers (Escocia), Dinamo de Kiev (Unión Soviética) y PSV (Holanda).

Una vez más, se vieron la cara con el gigante bávaro, equipo que contaba con figuras como Franz Beckenbauer, Gerd Müller y Uli Hoeneß. Aunque fueron derrotados (1-0), Saint Étienne dominó el partido y remató dos veces en los postes.

Esto inspiró a que se creara la leyenda de que los postes “cuadrados” evitaron los goles y que si estos hubieran sido “redondos” ambos disparos hubieran entrado. A pesar de perder, cuando regresaron a Francia fueron recibidos por el presidente  Valéry Giscard d’Estaing y desfilaron en Campos Elíseos de París.

La alineación histórica de esa final europea fue:

Portero: Iván Curkovic

Defensas: Pierre Repellini, Osvaldo Piazza y Christian López, Gerard Janvion.

Mediocampistas: Dominique Bathenay, Jacques Santini, Jean-Michel Larqué y Patrick Revelli

Delanteros: Herve Revelli, Christian Saramagna y Robert Herbin.

Incertidumbre

En 1982, Roger Rocher decide no continuar como presidente del club (1961-1982) debido a ciertos escándalos financieros. Al año siguiente Robert Herbin también deja al equipo. Ambos casos tuvieron repercusiones en el futuro ganador del club.

El equipo descendió en la temporada 1983-1984 y en la próxima década se mantendría en un desbalance descomunal, rotando entre la Ligue 1 y Ligue 2.  El evidente desequilibrio del club tuvo catástrofes como casos de pasaportes falsos y desestabilizaciones a nivel institucional.

Las crisis financieras y la falta de definición (por no decir suerte) es lo que ha ocasionado las peores tragedias que el club ha experimentado. Sin embargo, la historia prevalece, Saint Étienne debe seguir siendo considerado uno de los clubes más exitosos de toda la historia de la liga francesa.

Actualmente el club compite en la Ligue 1, competiciones domésticas, y desean regresar a lo más alto del futbol europeo. Mientras su afición espera que el gigante “Sainté” finalmente despierte y vuelva a demostrar de qué está hecho.

 

Por: Mario Badillo / @n7mariobadillo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Suscríbete a nuetro

Para estar al día en las promociones y notas

- Advertisment -

Lo mas Nuevo: