Julio Cortázar y Banfield: Punto de encuentro

Inicio Texto Historia Julio Cortázar y Banfield: Punto de encuentro

-

Julio Cortázar y Banfield siempre tuvieron una relación estrecha. El escritor nació en Bélgica debido a que su padre trabajaba en la embajada argentina, y fue hasta los cuatro años que su familia emigró hacia el país de la plata, debido a los problemas ocasionados por la Primera Guerra Mundial. El sitio donde decidieron asentarse fue en Banfield, en la provincia de Buenos Aires. Esta tierra sería uno de los lugares que lo marcaría. Si bien hay otros sitios que juegan un papel fundamental en la geografía del escritor, Banfield es el primero en aparecer.

Está tierra sería la que verá a Cortázar tomar la pluma y comenzar a escribir. Será en ella donde un pequeño niño enfermo devorará libros ya que debe pasar mucho tiempo en cama. Nombres como Victor Hugo, Julio Verne o Edgar Allan Poe comenzarán a ser nominativos de afectos en el pequeño Julio, que describe ese espacio de su juventud en múltiples cuentos.

Su vocación aparece aquí, perfilada como vicio, llevando a su madre a consultar al director del colegio y a distintos médicos para saber si está bien que el infante lea tanto. Coco, como le llaman en casa, camina por las calles de Banfield, pero parece que son ellas quienes lo recorren, dejando huellas por el sendero. Es aquí donde las historias llegan, y también aquí es donde su padre se irá. 

Cortázar y Banfield

Club Atlético Banfield

En paralelo, un pequeño y modesto club de futbol comienza a hacerse un espacio a trompicones entre los gigantes: el Club Atlético Banfield. Con un par de buenos torneos en los años anteriores, el equipo también se ve afectado por la Primera Guerra Mundial, ya que para 1914 (año de nacimiento de Cortázar) muchos de sus jugadores de nacionalidad inglesa se enlistan en el ejército. Para 1917 no logra mantener la categoría y se va a la segunda división.

Sólo tardarán dos años en volver al máximo circuito, donde contrario a todos los pronósticos, dan una gran temporada y logran hacerse con el subcampeonato frente al gigante Boca Juniors. El siguiente año es uno de los más importantes en su historia, ya que conseguirán su primer (y hasta la fecha único) título en la primera división: el Trofeo Copa de Honor, que le arrebataron a Boca con un marcador final de 2 – 1.

Durante los siguientes años, el club que conseguiría el ascenso y el primer título, será desmantelado lentamente, causando una baja de juego que comenzaría a llevar al club a una debacle prolongada por casi una década, misma que terminaría por acentuarse tras la muerte de su entonces presidente George Burton, en 1928. En 1935, la AFA se organiza de manera oficial, y el Banfield es colocado en la segunda división, donde dará pobres actuaciones que serán parte de una de las épocas más grises del conjunto, con un muy bajo número de socios y habitando los últimos sitios de las clasificaciones.

Quizá te interese: ¿Cuál es la historia del club argentino fundado por sacerdotes? Los cuervos de San Lorenzo. 

Para cuando los años cuarenta comienzan, Cortázar y Banfield ya son entidades distintas. El escritor continúa en Argentina, pero para el 44 se encuentra en Mendoza y para principios de la siguiente década dejará el país debido a su inconformidad con el gobierno de Perón, para llegar a París, ciudad donde residirá el resto de sus días.

Cortázar y Banfield

Lo que queda de aquel primer amor, se aloja en la memoria, sitio que no dejará de revisitar a lo largo de su vida, abrevando de él para obras como “Los Venenos” o “La señorita Cora”.

Es quizá en ese hueco de añoranza donde el futbol hizo su intromisión. Es bien sabido que Cortázar era más dado al Box que a cualquier otro deporte, e incluso que la pelota le era indiferente. Sin embargo, el argentino llegó a declarar que era hincha de Banfield.

Sin lugar a dudas esta tierra representó para el escritor un campo fértil, en el que su ejercicio creador nació. El club terminó formar parte de Cortázar gracias a todos los afectos que se cruzaban para él. El arraigo de un hombre a este barrio lo llevó a declararse aficionado de un equipo cuya alineación probablemente nunca pudo recitar.

Por: Alberto Roman / @AlbertoRomanGar

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Suscríbete a nuetro

Para estar al día en las promociones y notas

- Advertisment -

Lo mas Nuevo: