¿Cómo es posible que te gane una niña?, ¡Pégale!” Fueron las palabras que un hombre utilizó para exigirle a su hijo que no se dejara ganar en la cancha por Lulú, una niña de 10 años que jugaba muy bien al futbol.

Lourdes Gordillo, exseleccionada nacional mexicana, recuerda que sus padres se enojaron mucho, así que se concentró en lo mejor que sabía hacer, marcó un gol y terminó el torneo como la máxima goleadora.

Este tipo de discriminación no solo la sufren las niñas o mujeres que juegan futbol en México; a las mujeres se les discrimina en distintos ámbitos y por diversos motivos, uno de los más comunes es el simple hecho de ser mujer.

Por ejemplo, en Irán las mujeres tienen prohibido entrar a un estadio de futbol desde 1981 y quienes han sido sorprendidas lo han pagado con cárcel. Fue el caso de Sahar Khodayari, quien fue encarcelada seis meses por ir a apoyar a su equipo favorito, Esteghlal, en marzo de 2019.

Cuando Sahar se enteró que podría pasar seis meses más en la cárcel, se bañó en gasolina y se prendió fuego frente a los tribunales. La mujer falleció, lo que hizo que el mundo fijara la mirada en la FIFA exigiendo que desaparezca la prohibición. 

Si bien en México las mujeres tienen más derechos que en Irán, estos todavía son violentados constantemente. En brecha de género, por ejemplo, ocupamos el lugar 50 a nivel mundial de acuerdo al Foro Económico Mundial.

Te puede interesar: La brecha de género continúa abierta en el futbol femenil.

La Encuesta Nacional de Discriminación 2017 (ENADIS) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) reveló que las mujeres sufren discriminación en México, principalmente, por sus creencias religiosas, por ser mujer, por su peso o estatura, por su vestimenta o arreglo personal y por su edad.

Si bien “ya no es raro ver a mujeres o niñas jugar futbol, todavía hay prejuicios por parte de los árbitros. Y ahora lo que hace falta son más espacios públicos para que las niñas jueguen: más ligas (torneos de futbol)”, mencionó en entrevista Eréndira Derbez, historiadora del arte e ilustradora con estudios en arte y género. 

Y al parecer no está completamente aceptado socialmente pues a las futbolistas aún se les juzga por su apariencia o preferencia sexual y no por su talento o logros. 

Varios “aficionados” han llegado a publicar comentarios despectivos hacia las mujeres en grupos cerrados de redes sociales o en las transmisiones en línea de los partidos de la liga femenil, como “mejor que se vayan a lavar”, “las mujeres no sirven para eso, que se pongan a estudiar”, “si el portero hubiera sido hombre, eso no es gol” o “lo veo porque algunas morras sí están chidas”.

Según datos de la ENADIS 2017 (la más reciente) el 8% de las mujeres mexicanas han sido discriminadas en redes sociales, cifra poco preocupante si lo comparamos con el 36% que ha sufrido algún tipo de discriminación en la calle o en el transporte público

¿Y dónde se suele practicar futbol o la mayoría de los deportes? En las calles, en espacios públicos donde las mujeres suelen ser más discriminadas. 

Otra de las razones por las que algunas mujeres futbolistas han sido discriminadas es por sus preferencias sexuales, el caso difundido fue entre Bianca Sierra y Sthefany Mayor, seleccionadas nacionales que tuvieron que buscar un equipo en Islandia, un país donde se aceptara su relación. 

Cuando recién inició la liga femenil en México se habló de que “a las jugadoras no se les podía ver teniendo actitudes masculinas y que no podían embarazarse”, aunque después la Federación Mexicana de Futbol negó dicha discriminación.

Como se ha mencionado, no solo las futbolistas sufren discriminación, en general, las mujeres han conocido distintos tipos, la más común es que las hagan sentir o miren de forma incómoda, que las insulten, se burlen o que les hayan dicho cosas que les molestaran; dato también revelado por la ENADIS.

Un ejemplo más de discriminación hacia las mujeres en el mundo del futbol se presentó en Francia, en un partido entre Olympique Lyon y Lille. Los aficionados exhibieron un par de mantas en las que mandaban a las mujeres a la cocina e insinuaban que en los estadios solo había cabida para los hombres.

En México la mayoría de los hombres (77%) y las mujeres (79%) no está de acuerdo con que ellas deben ayudar en los quehaceres del hogar más que los hombres. Por el contrario aún hay hombres (23%) y también mujeres (21%) que creen que ellas deben ayudar más que los hombres en ese tipo de tareas. 

¿Cómo ha contribuido la liga femenil profesional en México?

Eréndira Derbez afirmó que “lo que ha permitido la liga es que se toquen temas que eran secretos a voces, es decir pensamientos o acciones machistas que ahí han estado siempre, incluso de algunos entrenadores de futbol”.

Además ha ayudado a evidenciar las faltas de acceso a oportunidades para las mujeres” y a que la gente se de cuenta lo importante que es tener referentes mujeres “pero no solo en el futbol sino en todos los ámbitos”, agregó Eréndira Derbez.

¿Cómo contribuir a eliminar la discriminación contra las mujeres?

 Primero es importante que la “buena comunicación, un buen periodismo, además hay que invertir en el futbol femenil y crear políticas públicas deportivas para que se abran más espacios para el deporte y áreas verdes sin costo”, declaró Derbez.

Por último, la especialista en temas de género resaltó que la inseguridad es un obstáculo que también hay que eliminar “porque si no se tiene seguridad, las niñas no pueden salir al espacio público, no pueden practicar el deporte y no pueden descubrir si tienen talento”.

Actualmente la Liga MX femenil tiene dos años desde su creación y aún se busca que el cien por ciento de sus partidos se transmitan, que haya más patrocinios, igualdad de oportunidades y que sus condiciones laborales sean iguales a las de los hombre, sí, incluyendo el salario.

¿Hasta cuándo las mujeres tendrán igualdad de condiciones y oportunidades? 

Por: Shelma Cerrillo / @ShelmaCerrillo

Comentarios