A lo largo de la historia del futbol mexicano hemos tenido a “próceres” que no han terminado ni la secundaria, ese es el caso de Cuauhtémoc Blanco. Pero el problema va más allá del gobernador de Morelos, pues el grueso de quienes aspiran al máximo circuito profesional de la Liga Mx tiende a dejar sus estudios para dedicarse de lleno al futbol. Está claro que dada la situación del país, existen muchas personas que se ven forzadas a dejar de estudiar para dedicarse a trabajar y ganarse la vida, pero en el futbol tal vez las cosas podrían ser un poco distintas, por eso es necesario educar a los futbolistas.

Lamentablemente, abandonar los estudios no les asegura nada. Según El Economista, en México, de cada 100 jugadores en categorías sub 20, en promedio, solo 6 llegan a primera división. Si nos enfocamos directamente en los equipos, tendremos casos como el de Pumas, quienes en 2018 declararon que de 200 canteranos, solo uno se mantenía en el primer equipo. ¿Qué sucede con los demás?

Comentarios