Uruguay cambió de banda y pateó con la derecha. Tras 15 años de una izquierda encabezada por el Frente Amplio,  eligieron a Luis Lacalle Pou, del Partido Nacional. 

El hijo del ex presidente Luis Alberto Lacalle lidera las coaliciones de derecha. Tiene una ventaja de 28 mil 666 votos más que Daniel Martínez, según El País

El resultado no es oficial; lo consideran un empate técnico debido a que aún no cuentan los votos emitidos en circuitos electorales diferentes, como lo explicó el presidente de la Corte Electoral, José Aroncena. 

En la primera vuelta del 27 de octubre, el FA aventajó con un 39%; mientras que sus contrarios tuvieron un 28%. La información oficial indica que en la segunda ronda de votaciones, del 27 de octubre, con su lema de campaña “está bueno cambiar”, Lacalle Pou ganó y la decisión no cambiaría porque llevan más del 98.6% de actas escrutadas.

El futbol uruguayo ante las elecciones

Los jugadores dejaron el terreno de juego para hablarle al público con la “Carta Abierta de Deportistas de Uruguay en apoyo a #MartinezPresidente”. Antes de la segunda ronda de elecciones plantearon:

“En estos últimos años, Uruguay logró crecer y conquistar una serie de derechos que nos han hecho avanzar hacia una sociedad más equitativa, diversa e inclusiva. Apostamos a seguir construyendo esta línea, sabiendo que ha habido aciertos, errores y que aún hay mucho por mejorar, con crítica y participación. No queremos volver atrás”.

También te puede interesar: José Leandro Andrade: «La Maravilla Negra»

Los tres últimos mandatos del FA encabezados por Tabaré Vázquez (2004 y 2014) y José Mujica (2009) se caracterizaron por la aprobación de derechos. Destacan la despenalización del aborto, el matrimonio homosexual, apoyo a la población transexual o la legalización de la marihuana.

En su primer mandato Tabaré Vázquez impulsó “Gol al futuro” que busca acompañar a los futbolistas en sus procesos formativos en la escuela, aunque la participación de los clubes a la iniciativa es de carácter optativo.

Hasta 2018 el programa atendía a tres mil 500 jóvenes de 30 instituciones deportivas de futbol varonil y a 22 del balompié femenil. Fueron apoyados con material deportivo (uniformes o balones) y los atienden profesionales como podólogos, cardiólogos, educadores y profesores de educación física.

El futbol antes

Martínez era la continuidad del proyecto del conglomerado de sectores de ideología socialista, comunista y demócratas cristianos. En su juventud formó parte de la organización clandestina Federación de Estudiantes Universitarios de Uruguay. En la época donde Augusto Pinochet viajó a Uruguay para encontrarse con su amigo María Bordaberry y a quien en 2006 lo condenaron a 30 años en prisión por desaparición forzada y asesinatos.

El candidato del partido del FA, afiliado al partido socialista desde 1973. Se graduó en ingeniería industrial mecánica y fue uno de los fundadores del sindicato de la empresa pública multinacional Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Portland (Ancap).

Dejó la política por un tiempo, pero regresó en 2005, cuando Tabaré Vázquez asumió la presidencia. Tres años después anunció la obligatoriedad de la enseñanza de educación física en todas las escuelas del país. En aquel entonces  las escuelas privadas tenían la materia.

La oposición

Su opositor, Lacalle Pou representa la derecha y centro uruguayas. Arropado por el Partido Colorado, Partido de la Gente, Partido Independiente y Cabildo Abierto, creada por militares admiradores de Bolsonaro; Lacalle Pou terminó con 15 años de mandato del Frente Amplio; siguió los pasos de su padre Luis Alberto Lacalle y de su bisabuelo y dirigente histórico del Partido Nacional: Luis Alberto Herrera.

Lacalle Pou fue candidato en las elecciones para la presidencia de su partido. Perdió contra Tabaré Vázquez, quien dejó un gobierno con más derechos, pero, inseguro. El Ministerio del Interior señaló que en el primer semestre de 2019 hubo 15 mil 819 robos y 171 homicidios.

Por eso, en septiembre de 2018 el senador nacionalista, Jorge Larrañaga, sacó la iniciativa “Vivir sin miedo”. Consistía en poner a al menos dos mil militares al resguardo de la seguridad pública; fracasó.

La pelota se pronuncia

El futbol uruguayo ante las elecciones decidió pronunciarse. De todas las divisiones profesionales, en activo o retirados, como Matías Riquero, de Progreso; Santiago Amorín, de Albion; Santiago López y Agustín Lucas, de Villa Española, Valeria Colman, de la selección mayor; respondieron con el mensaje: “el miedo no es una forma”.

“En América Latina existen varios ejemplos de militares en función y en todos los casos y en todos los casos sólo se logró aumentar la violencia social y los asesinatos”, dijo Santiago Amorín.

Desde entonces continúan con la muestra de sus ideas políticas: “Nosotras y nosotros, deportistas de Uruguay, sentimos el compromiso de hacer oír nuestra voz, el orgullo de expresar nuestras ideas”.

Por: Nayeli Valencia / @nayevalencia_a

Comentarios