Entrevista con Óscar ‘El Conejo’ Pérez

Inicio Entrevistas Entrevista con Óscar 'El Conejo' Pérez

-

La carrera de Óscar “El Conejo” Pérez se ha dilatado más allá de la norma. Este arquero debutó el 21 de agosto de 1993: lleva en activo casi 26 años. Para ponerlo en dimensión, sólo debe pensarse que alguien que haya nacido el mismo día en el que se dio su debut, ahora ya habría terminando una carrera universitaria.

Dentro del campo se ha caracterizado por su baja estatura, que en primera instancia hace pensar que es el menos óptimo para guardar la integridad de su equipo bajo los tres palos; un gran resorte lo convierte en un arquero capaz de llegar a cualquier área de la portería que, combinada con unos reflejos felinos terminaron por convertirlo en un arquero bastante incómodo para cualquier delantero.

Ve la entrevista aquí:

Lee más: Mexicanos en el país más feliz del mundo. 

A todas las virtudes que demostraba bajo el arco, debemos sumar una carrera intachable: durante más de dos décadas ha estado bajo los focos debido a su papel como futbolista, que supone una especie de “rockstar” en México.

Los escándalos extra cancha en los que se ha visto envuelto son prácticamente inexistentes. La carrera del “Conejo” se ha construido al interno del campo, fuera pocas cosas han trascendido. Situación sumamente extraña si pensamos en los actuales íconos del balompié. Pérez es una figura de otros tiempos en más de un sentido.

Muchas cosas han pasado desde que este mítico del futbol mexicano saltó a las canchas de manera profesional por primera vez. Ha visto a cinco presidentes, le tocó contemplar desde el arco la salida del PRI del poder, así como su retorno doce años después.

Él estaba en activo cuando las Torres Gemelas seguían en pie y “Siempre en Domingo” se transmitía. Pero quizá la mejor manera de pensar la longitud de su carrera sea con sucesos que acontecieron en ese lapso de tiempo dentro del mundo del balompié.

Te puede interesar: Enrique Meza una vida ligada al banquillo

Futbol internacional

Desde que debutara con el Cruz Azul, han transcurrido un total de siete mundiales: De Estados Unidos 94 a Rusia 2018. En este tiempo ha visto, por ejemplo, a los galos conseguir sus dos títulos mundiales, así como el primero de la Selección Española. Vio acontecer el primer mundial en África.

Entre los jugadores que vio hacer historia se encuentran Miroslav Klose, a quien vio asistir a su primer mundial, en Corea – Japón 2002, hasta su último gol en Brasil 2014, donde alcanzaría el título de máximo goleador en la historia de este torneo (Y vio a Ronaldo ostentar el título antes). Por poner otro ejemplo, ha visto desfilar trece entrenadores por el banquillo del Barcelona, comenzando con Johan Cruyff y llegando al actual, Ernesto Valverde. También vio transcurrir la carrera entera de figuras de la talla de Carles Puyol, Ronaldo, Raúl, Ronaldinho, David Beckham o Thierry Henry. El Conejo tiene casi la misma edad que la MLS.

Cruz Azul

En el futbol mexicano es ya un hito. Cuenta con varios récords en su haber, pero quizá el logro más grande que ha conseguido dentro de México puede ser el campeonato obtenido con el Cruz Azul. Y es que no únicamente se trata de un campeonato más, sino del último con el que logró hacerse el cuadro cementero.

Lo que comenzó como un simple chiste debido al largo tiempo en el que no ha logrado levantar el título de liga, terminó por volverse una maldición de la que los cementeros no pueden librarse. Esto convierte al “Conejo” en toda una leyenda, ya que es el último de aquella camada que abrió las vitrinas, para depositar dentro de ellas el trofeo más importante de nuestro país.

La épica se gestó en 1997. Para poder llegar a la ansiada final tuvieron que dejar en el camino a Atlas y al Atlante. La disputa por el trofeo fue contra el León. El primer partido se jugó en el Estadio Azul, de la que lograron salir con un gol de ventaja, por la vía del penal. Ya en la casa del León, el encuentro fue cerrado.

Un gol de Missael Espinoza complicó las cosas. Los tiempos extras se hicieron presentes y solamente un penal les pudo dar la victoria. El gol de visitante seguía en uso y fue el factor determinante que terminó por darles el campeonato. Desde entonces jugadores, entrenadores y hasta el estadio ha cambiado, solamente una cosa permanece: la sequía.

Óscar Pérez se mantiene actualmente como el último talismán en activo de aquella final que supone la última gran gloria del Cruz Azul. Parece ser que sin él debajo de los tres palos, los cementeros no consiguen encontrar la fórmula que los lleve al ansiado título.

Aunque su carrera ha sido longeva, este hito fundacional parece ser uno de los centros fundamentales dentro de su andar por las canchas. El último héroe de la última gran batalla camina aún dentro de los campos y, en el Cruz Azul, sigue esperando ese trofeo que no llega desde que él no está más.

Lee más: ¿Quiénes son los equipos grandes del futbol mexicano?

Sudáfrica

En el plano internacional, El Conejo también tuvo momentos destacados, pero quizá el proceso más singular de todos estos fue su papel en Sudáfrica 2010.

Para ese momento, se asumía que el portero nacido en la Ciudad de México ya formaba parte del pasado (curioso que casi una década después siga siendo actual), y los verdaderos candidatos para defender la portería del Tri en la justa mundialista eran Guillermo Ochoa, Jesús Corona y Alfredo Talavera.

Vale la pena hacer mención aquí de que el proceso de Javier Aguirre estuvo plagado de anomalías: sesenta días de concentración previos al Mundial, Guillermo Franco en vez de un Javier Hernández en estado pletórico y la joya de la corona, “El Bofo” Bautista por el menor de los Dos Santos.

Todos y cada uno de los experimentos del Vasco fueron señalados muy duramente antes del Mundial y mucho más luego de éste. Excepto el correspondiente a Óscar Pérez. Si bien antes de que el evento arrancara, su decisión fue muy criticada, solamente hizo falta que el Conejo interviniera un par de ocasiones en los encuentros para dar testimonio de que el tiempo no había arrancado de él ni una sola habilidad.

El primer partido (para inaugurar la justa) fue contra Sudáfrica. En ese juego en el que quedaron 1-1, sólo le encajaron un gol al portero. Al minuto 54, Tshabalala perforó su portería gracias a un disparo de una colocación exquisita. Nada se le podía exigir ahí.

El segundo partido fue disputado contra una Selección de Francia que francamente no se encontraba en su mejor momento. Aun con esto, el arquero mexicano se vio exigido en un par de tiros, sin embargo las verdaderas dificultades estaban por venir.

El último encuentro de la fase de grupos fue contra un Uruguay plagado de estrellas. Una asistencia letal de Cavani fue finiquitada por Luis Suárez al minuto 43. En esta ocasión Pérez se vio demandado, llegando a ser factor en varias ocasiones y logrando que México superara la primera instancia.

Luego de esto llegó el partido contra la Argentina de Maradona. Ahí, Pérez y el Tri poco pudieron hacer ante los errores tanto arbitrales como de la defensa mexicana. Un 3-0 dejó fuera a México. Lo que cabe recalcar es el impecable desempeño de un arquero del que nadie esperaba mucho.

No sólo no se le puede culpar de ninguno de los tantos que la Selección recibió durante aquel torneo, sino que fue factor (sobre todo ante Uruguay) para que el combinado nacional pudiese pasar de la fase de grupos. Para los siguientes Mundiales El Conejo ya no fue convocado, pero en el 2010 demostró que aún a pesar de su edad (o quizá justamente por la experiencia que ésta supone), siempre estuvo a la altura de los eventos a los que se le convocó.

Por: Alberto Roman / @AlbertoRomanGar

1 Comentario

  1. Excelente entrevista que haces,
    Me encanta tu narrativa y creo que sabes más que cualquier comentarista
    Sigue así sin preferencias para que tu comentario sea objetivo
    Felicitaciones!!!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Suscríbete a nuetro

Para estar al día en las promociones y notas

- Advertisment -

Lo mas Nuevo: