Frank Sinatra
Frank Sinatra

El 26 de enero de 1980, el Maracaná cobijó a uno de los personajes más ilustres del mundo de la música y en general de la cultura pop: Frank Sinatra. En aquel momento La Voz ya llevaba cerca de cuatro décadas de carrera. Era una figura más que consagrada. Justamente esta razón lo hacía una celebridad a nivel mundial, ahí a donde iba las masas se rendían ante él.

El mítico estadio que acogió a Frank Sinatra ha sido sede de grandes momentos tanto fuera como dentro del deporte. Por ejemplo, también ha recibido al Papa, Michael Jackson o Queen. Mientras que en el mundo del futbol, fue testigo dos finales del mundo (Maracanazo incluido), entre otros eventos célebres. Aunque actualmente cuenta con cerca de 80 mil localidades, su capacidad anterior era mucho mayor, con el paso de los años, mucho sitios que eran para que el público estuviera de pie, se redujeron debido a que se colocaron asientos.

El mejor partido

Cuando Frank Sinatra visitó el Maracaná había cerca de 170 mil lugares. Todas y cada una de ellas se cubrieron para poder escuchar al ídolo estadounidense. Los versados en Sinatra aseveran que su carisma y fervor se encontraba en estrecha relación con la cantidad de público que lo recibía, así como su entrega.

Lee más: Cinco documentales sobre futbol que no has visto

Quizá eso pueda explicar el buen humor del cantante en el escenario: todo chiste, risa y alegría. Incluso hubo algunos temas que no solían ser habituales en su repertorio aparecieron sólo para dar gusto al público carioca.

El amor fue recíproco aquella noche. Si Frank Sinatra amaba que el público se volcara sobre él, la gente en el estadio parecía la hinchada del Sinatra FC. Al final fue uno de los más grandes conciertos del estadounidense, tanto en calidad como en la cantidad de asistentes.

Aquella noche en Brasil, en el Maracaná más específicamente, el futbol y Frank Sinatra se hermanaron. Un templo del balompié había servido para dar cobijo a un público ansioso por escuchar a La Voz. No hubo fallas, ni errores. Él también cumplió su parte, con creces. Ambas partes se llevaron tres puntos a casa y un encuentro memorable.

Por: Alberto Román / @AlbertoRomanGar

Comentarios