Futbolistas que murieron de forma inesperada

“Situación o suceso luctuoso y lamentable que afecta a personas o a sociedades humanas”. Esta es una de las definiciones que la Real Academia Española nos brinda cuando buscamos definir tragedia, palabra que puede ser aplicada para los siguientes casos. A pesar de que el futbol nos regala innumerables alegrías, de igual manera nos ha brindado algunas de estas desafortunadas historias. Con esto en mente, recordamos algunos futbolistas que murieron de forma inesperada.

Ezequiel Esperón

Nacido en Buenos Aires, militó en clubes como Grêmio y Atlante. Una serie de desafortunados eventos terminó por costarle la vida. A principios de octubre de 2019 el futbolista de 23 años se encontraba en su país natal en una fiesta, cuando se recargó en una puerta que no estaba bien cerrada.

Inmediatamente cayó en un puente entre los dos cuerpos del edificio en el que estaba, resbaló y finalmente cayó al vacío. Al encontrarse en un sexto piso, su cuerpo no resistió las lesiones y fue declarado muerto en cuanto llegó al hospital.

Emiliano Sala

Los radares dejaron de detectar la avioneta en la que el crack argentino se transportó desde Nantes hacia Cardiff para concretar su fichaje por el club galés. El mismo 21 de enero de 2019, barcos, aviones y helicópteros comenzaron la búsqueda del nacido en Cululú.

También te puede interesar: Documentales sobre futbol que quizá no conocías

En el mejor momento de su carrera y tras ocho años curtiendose en el fútbol francés, Sala lo había logrado, consagrarse como una revelación de la Ligue 1 con 12 goles anotados (solo uno detrás de Neymar). Rindió frutos al grado que Cardiff City, club de la Premier League estuvo dispuesto a pagar su fichaje por 17 millones de euros, una cifra récord para la entidad.

Lamentablemente, el traspaso nunca se concretó y después de la tragedia no tuvimos la oportunidad de admirar la calidad de Emiliano Sala en la Premier League. Casi tres semanas después, su cuerpo fue encontrado a 67 metros bajo el mar por el Departamento de Investigación de Accidentes Aéreos del Reino Unido.

Junior Malanda

Otro de los futbolistas que murieron de forma inesperada fue el joven belga Junior Malanda. De tan sólo 20 años, iba camino a la concentración con el resto de sus compañeros del Wolfsburgo, cuando el auto en el que viajaba sufrió un accidente que le costó la vida. Según diversos medios, el futbolista no era el conductor del auto en el que viajaba, sino que se encontraba en los asientos traseros.

Debido a fuertes rachas de viento y lluvia el conductor perdió el control del carro y se estrelló contra un árbol. Además del futbolista, dos pasajeros más resultaron heridos de gravedad. En las horas que siguieron a su deceso el mundo del futbol dio sus condolencias tanto en Alemania como en Bélgica.

Eric Birighitti

El futbolista de 21 años de St. Thomas Aquines College de Nueva York fue encontrado en una playa australiana tras haber sido atacado por tiburones. El siete de enero de 2020, se dio a conocer la noticia del infortunio.

El alemán disfrutaba de sus vacaciones con sus amigos en Twilight Beach cuando resbaló y cayó de un acantilado. Sus amigos trataron de rescatarlo pero fue imposible para ellos lograrlo. Cinco días después las autoridades encontraron su cuerpo tras haber sido atacado por varios tiburones blancos.

Birighitti jugaba para el Hasting Broncos de Nueva York, equipo con el cual ganó el Campeonato Nacional en 2016-2017.

Por: Mario Badillo / @n7mariobadillo

Comentarios