Kazuyoshi Miura
Kazuyoshi Miura

Cuando se utiliza la expresión “es eterno o eterna” para referirse a un jugador o jugadora, usualmente significa que las cualidades técnicas de los atletas son destacables o que han desempeñado su profesión durante un largo periodo de tiempo. No obstante, Kazuyoshi Miura lleva lleva esta expresión al siguiente nivel e incluso la porta como insignia, pues él es el jugador de futbol más longevo de toda la historia.

La leyenda de King Kazu

El 11 de enero de 2021, se anunció que el japonés Kazuyoshi Miura extendió su contrato con el Yokohama FC de la J-League (Primera División de futbol de Japón). Esto le otorgó la oportunidad de prolongar su reinado como el jugador más longevo en aparecer en un partido profesional.

Previamente, en 2017, el legendario número “11” batió el récord que le pertenecía al reconocido jugador inglés Stanley Matthews (50 años y 7 días de edad). Miura tienen nada más y nada menos que 53 años con 10 meses y 15 días. 

Sin embargo, este solo es el último en una larga lista de logros que pertenecen a Kazuyoshi Miura. Desde el comienzo de su carrera como futbolista profesional, “Kazu” ha marcado el sendero a seguir, como un auténtico estandarte en la historia del futbol japonés.

La travesía en búsqueda de un sueño

Con el deseo de convertirse en futbolista profesional, y con el balompié nipón apenas despegando en su etapa amateur, un joven Miura decidió emigrar al futbol brasileño con tan solo 15 años de edad.

En tierras cariocas se unió a las inferiores del Club Atlético Juventus de Sao Paulo, donde continuó desarrollando sus habilidades como extremo durante cuatro años. Mientras intentaba profesionalizar su carrera, tuvo que sobrevivir siendo vendedor, guía turístico y ayudante de estudiantes de intercambio. Incluso tuvo que habitar algunos albergues paulistas debido a que no tenía casa propia.

Fue en 1986 cuando firmó su primer contrato profesional e hizo su debut con el Santos de Brasil. Disputó dos partidos con los de Sao Paulo antes de ser cedido a una serie de clubes brasileños, entre los que destacan Palmeiras y Coritiba. Finalmente, regresó a Santos en 1990.

Durante aquel año regresó a su país, sin olvidar el impacto que el futbol brasileño dejó en él, pues adoptó una icónica celebración con pasos de samba cada vez que anota un gol. Firmó con el Yomiuri SC, club semi-profesional de Japón.

¿El verdadero Oliver Atom?

Finalmente, en 1992 se fundó la liga de futbol profesional de Japón y su equipo cambió su nombre a Verdy Kawasaki (actualmente Tokyo Verdy). Miura no solo se convirtió en miembro fundador de la liga, sino que también conquistó los dos primeros títulos de liga japonesa en la historia, ahora desempeñándose como centro delantero.

Sus célebres actuaciones le valieron el primer premio de la historia al mejor jugador de la liga y de todo el continente. De igual manera, fue el hincapié para su fichaje con el Genoa de la Serie A, convirtiéndose en el primer jugador japonés en jugar en dicha liga.

Kazu completó una difícil campaña siendo utilizado como interior en lugar de su posición habitual. Por si fuera poco, se rompió la nariz y tuvo una conmoción cerebral en su debut frente al Milan, producto de un choque con nada más y nada menos que Franco Baresi.

Después de su paso en Italia, regresó al Verdy y más tarde fichó con el Dinamo Zagreb para convertirse en el primer jugador nipón en disputar la UEFA Champions League. Regresó a Japón para disputar el resto de su carrera, a excepción de su paso por Sydney FC, con quienes disputó el Mundial de Clubes en 2005.

A pesar de que ya no disputa tantos minutos como antes, es reconocido por figuras de talla mundial: “…Como he dicho antes, lo admiro y espero que siga teniendo esa pasión, y esa ilusión por seguir jugando al futbol. Realmente es admirable”. Comentó Andrés Iniesta en una entrevista al referirse al astro nipón.

Incluso, el mismo Kazuyoshi Miura, según palabras de Yoichi Takahashi, fue la inspiración para el personaje de Oliver Atom, en la mundialmente famosa manga conocido como Captain Tsubasa o Super Campeones.

Kazu es el único jugador en disputar partidos de forma profesional durante cinco décadas; también es el segundo máximo goleador de su selección y tiene el récord del jugador más longevo de toda la historia. La ficción no está tan lejos de la realidad.

Leer más: Cinco equipos ficticios de futbol: los mejores de la historia

Por: Mario Badillo / @n7mariobadillo

Comentarios