Cruz Azul otra vez está en el ojo del huracán. Sus directivos estuvieron en un programa en vivo  discutiendo sobre la situación actual del club, fichajes y operaciones deportivas y financieras. Por otro lado, no es nuevo relacionar a La Máquina con el nombre “Billy” Álvarez y no solo por el show de ayer, sino porque se menciona siempre que se pierde una final, se va un jugador o hay problemas en la cementera.

Por esta razón, te contamos sobre el hombre del que todos hablan pero que no todos saben exactamente quién es, qué hace y cómo llegó a la presidencia de la institución. Te contamos sobre Víctor Garcés y Alfredo Álvarez, quienes se convirtieron en contrapesos al poder de “Billy”, además de ser piezas cruciales en las alegrías más grandes de la afición celeste durante las últimas dos décadas, como la final de la Copa Libertadores.

Guillermo Álvarez Macías, fundador y época dorada

Para entender la historia, formación y fundación de La Máquina, tenemos que destacar dos nombres: Guillermo Álvarez Macías y Carlos Garcés. Ambos eran parte de la manufactura de cemento Portland, pero Carlos al mismo tiempo era jugador del Club América y dentista. Ambos, decidieron formar un equipo de fútbol y otro de béisbol en compañía de los demás trabajadores. La gran pasión de Carlos era el fútbol y esto llevó a que los esfuerzos se centrarán en el equipo de esta disciplina. Cruz Azul fundado un 22 de marzo de 1927 en Jasso, Hidalgo, como un equipo amateur. Del que Garcés fungía como jugador activo.

Guillermo Alvarez Macías junto con Carlos Garcés, asumieron el cargo de director general de la Cooperativa Cruz Azul y de director de acción social, respectivamente. Ambos fundadores y socios de la cooperativa. Estos dos personajes impulsaron el crecimiento del equipo amateur de fútbol, pues vieron que el promover el deporte incrementa la convivencia social entre sus trabajadores.

El Crecimiento de Cruz Azul

Así, representaron al estado de Hidalgo un sin fin de veces, consiguiendo trofeos a nivel estatal. El equipo seguía creciendo y para el final de la década de 1930, ya disputaban encuentros con equipos que igual empezaban su historia, como: Atlante, Marte, Necaxa, Asturias, España y América. Todos estos jugaban en la Ciudad de México.

El 10 de diciembre de 1953, Guillermo Álvarez se convirtió en el presidente del Consejo de administración y mandó construir un complejo deportivo además del desarrollo de la Ciudad Cooperativa. Con él, se marcó un antes y un después dentro de la institución. Para 1960, decidió dar un paso enorme, al inscribir al Cruz Azul en la Segunda División del fútbol mexicano para la temporada 1960-61 y en tan solo 3 años, llevar al equipo al máximo circuito. En menos de 5 años, conseguía su primera estrella.

De forma paralela, Guillermo Álvarez Macías contrajo matrimonio en 1942 con María del Carmen Cuevas, con quien tuvo cuatro hijos: María del Carmen, María Gilda, Guillermo y Alfredo.

Mandato de Guillermo “Billy” Álvarez

“Billy” nació un 8 de septiembre de 1945 en Jasso. En 1973 ejerció su primer alto cargo dentro de la institución al ser nombrado Director Comercial. Tan solo 3 años después, su padre falleció de un paro cardíaco. Su siguiente cargo sería el de Director Financiero, pero poco a poco iba escalando para ocupar el lugar que su padre había dejado.

Su hermano Alfredo, viviría a la sombra “Billy”, pues el que empezó a tomar decisiones tanto de la cooperativa como del club no era él. Siempre se contrapuso a las decisiones del mayor de los Álvarez Cuevas. En los años más recientes, Alfredo incluso llegó a ser el director deportivo del equipo, pero empezaron los problemas de desvíos de recursos y de corrupción en los que se habla incluso de paraísos fiscales en islas del Caribe, y él y Víctor Garcés fueron separados del equipo en 2011 para dedicarse de lleno a los asuntos de la Cooperativa.

Los problemas de “Billy”

El que tomó fuerza de todo esto, fue el hijo de Billy”: Robin. Él empezó a tomar decisiones sin tener un cargo real. Entre los dos veían lo mejor para el club, y tras más de 20 años en los que el equipo no conseguía el ansiado título de liga, decidieron tomar la que es probablemente su mejor decisión, traer a Ricardo Peláez, con el que por fin se volvió a colocar Cruz Azul en finales y en posiciones altas de la tabla. Por esta misma razón, Peláez no se ha cansado en agradecer todo lo hecho por Billy”, él lo trajo.

La presidencia de “Billy” Álvarez ha tambaleado en muchas ocasiones, pero la más reciente y con más fuerza es tras el fallo de un juez que ordenó su destitución de la Cooperativa, acto que terminó en eso, pues según lo manifestado, se respalda a “Billy” como presidente.

Oposición triunfante

La oposición llega y a pesar de lo que digan todos, puede ser algo bueno si tomamos en cuenta el pasado. Antes, Billy” y Alfredo se turnaban la elección del técnico año con año, y aquí tengo que decir que todo parece indicar que el menor siempre tuvo mejor tino. Alfredo y Víctor trajeron a José Luis Trejo (2000-2002, técnico con el que llegaron a la final de la Copa Libertadores.

Mientras que “Billy” Álvarez escogió a Mario Carrillo (2003) y el equipo se las vio negras. Tras este mal paso, ambos decidieron hacer una tregua con técnicos que ambos aprobaran y así llegó Enrique Meza y Luis Fernando Tena (2004), estrategas de casa, pues “El Ojitos” fue el suplente de Miguel Marín en la época dorada del club y Luis Fernando Tena que ya había dirigido al cuadro celeste en un par de ocasiones.

Las decisiones otra vez se tomaron en individual y el elegido por Billy” fue Rubén Omar Romano para encarar el Clausura 2005, pero lamentablemente fue secuestrado y lo sustituyó Isaac Mizrahi. Tras la liberación de Romano, el club lo respaldo y continuó unos meses, pero al no conseguir nada, otra vez la dupla Alfredo-Victor entraría a escena para escoger el próximo DT.

También podría interesarte: ¿Qué fue de César Villaluz?

Se fueron por el uruguayo Sergio Markarián (2007) con quien otra vez acertarían, pues llevaría a la Máquina a la final del Clausura 2008 tras 9 años de no lograrlo. Pero esta caída solo serviría para retomar impulso y volver a la final del Apertura 2008, aunque también la perdieron contra Toluca en aquel partido en el que Cruzalta arrolló a Villaluz y no se marcó un penal flagrante.

Tras estos dos duros golpes, Markarián salió del equipo y volvió Meza, elección en conjunto para apaciguar los 12 años sin título. En ese ir y venir entra Siboldi, quien estuvo de interino una semana y quien llevaba un tiempo formándose como técnico con Cruz Azul Jasso que después pasó a llamarse Cruz Azul Hidalgo

La oposición se hace con el mando

La llegada de Siboldi responde a los intereses de lo que históricamente ha sido la oposición dentro de la Cooperativa Cruz Azul. Si tomamos esto en cuenta, la repentina reaparición de Alfredo Álvarez y Víctor Garcés responde a la crisis que pasa “Billy” Álvarez al frente de la Cooperativa. En estos momentos parece que el equipo de fútbol se está yendo por la borda, la afición está enojada pero Siboldi es menos responsable. Se formó en casa y tiene toda el hambre para hacer campeón a Cruz Azul y no parece tan descabellado, lo hizo con Santos con un plantel no menor, pero no tan basto como el actual de La Máquina.

Si nos vamos a las últimas elecciones deportivas de Alfredo-Víctor, podemos ver que lo hicieron bien con Trejo y con Markarián. De hecho, como mera especulación, no me extrañaría que no llegue un director deportivo nuevo al club si no que otra vez entre los dos vayan moviendo los hilos del equipo.

Gustavo Vega / @gvegap

Comentarios