El Barcelona se suele ver como un equipo que vive a base de su cantera. Gran parte del aura que ha sostenido a lo largo de la última década tiene que ver con esto. El mítico Barça de Pep Guardiola (entrenador de la casa), construyó uno de los conjuntos más elegantes y ganadores de los últimos años con una gran base de jugadores surgidos de la Masía: Messi, Xavi, Iniesta, Busquets, Valdés, Puyol o Pedro son algunos de estos casos. Por su parte, Piqué y Fabregas representan a jóvenes que se formaron dentro de las filas del club catalán, pero que tuvieron que ser repatriados debido a que ya formaban parte de otros conjuntos.

Lee más: ¿Por qué Antoine Griezmann no funciona en el Barcelona?

Hoy por hoy, esa política ha cambiado de manera radical. Aunque la Masía sigue siendo una de las canteras con mayor prestigio a nivel global, los canteranos cada vez son menos. Aún con esto, el conjunto blaugrana sigue teniendo una cantidad importante de jugadores surgidos de la Masía dentro.

Pero la gran mayoría de ellos ya pertenecen a una generación que va de salida. Jordi Alba es uno de los canteranos que más ha destacado en los últimos años y recién acaba de arribar a los treinta. Sin embargo, hay una gran cantidad de jugadores que vienen empujando desde abajo y prometen mucho, e incluso algunos de ellos ya han debutado con el club. El mejor ejemplo de esto es Ansu Fati, que en este momento está robando todas las miradas en la liga española. Carles Pérez es otro que suele tener bastantes minutos en el primer equipo. Por esta razón te dejamos un breve conteo con las promesas del Barcelona para el futuro próximo.

Juan Brandariz Movilla “Chumi”

Este central originario de La Coruña, España, abandonó las filas de las juveniles del Depor para llegar a la Masía. Ahí ha conseguido hacer de un nombre dentro del F. C. Barcelona Juvenil “A”, donde ganó la Liga y la Liga Juvenil de la UEFA. Se le suele destacar como un jugador con muy buena salida, además de un gran juego aéreo gracias a su altura. Ya logró debutar con el primer equipo, en gran parte gracias a lesiones de Umtiti. Su cláusula de rescisión es de 100 millones de euros.

Te puede interesar: Sevilla FC: la historia del equipo andaluz

Oriol Busquets

Dicen que nombre es destino. Para algunos este jugador es el llamado a tomar el lugar de su homónimo en el primer equipo. Desde muy joven formó parte del Barcelona, por lo que tiene el estilo de juego que se identifica perfectamente con el del club catalán. Con una gran capacidad de lectura de juego, combina un juego defensivo extraordinario con una muy buena salida. Algunos medios afirman que el 2019 iba a contar con más minutos dentro del primer equipo, pero una lesión le ha impedido estar ahí.  Finalmente en agosto del mismo año fue cedido al Twente de Holanda.

Riqui Puig

Otro jugador con ADN balugrana. Desde joven se encuentra en las inferiores del club y tiene las cualidades propias de la institución. También fue parte de ese conjunto que logró hacerse con la Liga Juvenil de la UEFA en el 2018. Debutó con el primer equipo el 5 de diciembre del año pasado. Aunque sufrió mucho en términos físicos, dio muestras de su extraordinario futbol, gracias a una gran visión, que se conjunta con la precisión de sus pases.

Iñaki Peña

Este arquero pronto demostró que tenía calidad. Ya a los cinco años lo fichó el Alicante FC. En el 2011 consiguió ser el mejor portero del Torneo de Arona, lo que hizo que el Barcelona lo buscara. Un año después ya era culé. Aunque su posición es complicada, sobre todo teniendo en cuenta que su rival es Marc-André ter Stegen, ha sido una pieza clave en el Barça B, donde ha demostrado que tiene un gran juego por arriba, además de un impecable ritmo con los pies. Por si fuera poco también se ha destacado por su habilidad para detener penales.

Por: Alberto Roman / @AlbertoRomanGar

 

Comentarios