Radomir Antic

El día de hoy se ha confirmado el fallecimiento de Radomir Antic. El mítico técnico serbio  ha perdido la lucha contra una pancreatitis a sus 71 años de edad.

Sudáfrica 2010 fue un Mundial lleno de sorpresas y entre ellas destaca la victoria de Serbia contra Alemania, ya que ningún otro equipo de Yugoslavia había conseguido un triunfo frente a los bávaros en 24 años. Gran parte del triunfo de los balcánicos recayó en el entrenador Radomir Antic, un serbio con pensamiento universal.

Guardiola, Mourinho y Simeone son tres técnicos que han destacado por su paso en Barcelona, Real Madrid y Atlético de Madrid respectivamente, pero solo un técnico ha tenido la oportunidad de dirigir a los tres equipos más grandes de España: Radomir Antic.

Nunca vamos a reconocer ninguna debilidad. –Radomir Antic

Su carrera como jugador comenzó en el Sloboda Uzice de Yugoslavia, posteriormente pasó siete años con Partizan de Belgrado, lo que significó tener más cercanía con su familia, principalmente con su padre. De ahí estuvo en el futbol turco justo antes de llegar a España, el país que como jugador y director técnico mejores recuerdos le ha dejado.

Su primer acercamiento al país ibérico se dio en un viaje a Valencia con el Partizan por un torneo de verano. Debido al pensamiento comunista del equipo yugoslavo se les hicieron varias advertencias antes de realizar el viaje, sin embargo, Antic se llevó una agradable sorpresa al llegar. Contrario a lo que pensaba de antemano en un país que era fascista, los habitantes tenían más libertades de las previstas, tal vez una de las razones que lo hizo volver como entrenador cuando fue requerido por Zaragoza.

Lee más: Estrella Roja vs Dinamo Zagreb, la patada que inició la guerra

La huelga de entrenadores que se presentó a su llegada y que fue motivada principalmente por Cryuff no impidió su arribo, pues solamente tuvo que tomar un curso y al final ambos pudieron entrenar. Ante la buena campaña con Zaragoza fue requerido a mitad de la temporada siguiente para dirigir al Real Madrid ante la mala racha que pasaba el conjunto merengue, una empresa difícil pero no imposible para el hombre que encontró en Víctor Fernández, un profesor de aerobics, su asistente.

Lamentablemente Real Madrid prescindió de sus servicios y tras un efímero paso en Oviedo llegó al otro grande de la capital: Atlético de Madrid. Con los Colchoneros tuvo bajo su tutela a referentes del cuadro como Pantic, Kiko, Penev y el mismo Simeone, con quienes consiguió la Copa del Rey en su amado Zaragoza tras ponerles videos motivaciones a sus jugadores, mismos que se acompañaron de la buena convivencia de salir los viernes a tomar cervezas y hacer barbacoas en Boadilla.

Para Antic el futbol y un buen equipo no solamente se conseguían con jugadores talentosos sino con la convivencia y el ambiente que podían existir entre los mismos, una ideología difícil de entender considerando las raíces yugoslavas del entrenador, raíces que fuertemente se asocian con el nacionalismo en la mayoría de los casos pero que no tocaron las fibras humanas de quien tuvo padres bosnios e incluso incursionó en el futbol chino, una prueba más de que Radomir no sólo fue un serbio, fue un serbio universal.

Por: Obed Ruiz / @ObedRuizGuerra

Comentarios