¿Quién no querría visitar un campo de futbol en el que han caminado figuras tan legendarias como Maradona, Cruyff, Messi o Pep Guardiola? La pelota ha consagrado lugares que han pasado de ser tierra santa para los aficionados a sitios de interés en términos generales. No importa que no tengas la mínima afición por el balompié, si estás en Madrid, seguramente querrás conocer el Santiago BernabéuNegarse a esta oportunidad es similar a no querer visitar Bellas Artes porque odias a Porfirio Díaz.

Hay equipos e incluso ligas enteras que capitalizado esta aura que rodea a los recintos pamboleros para convertirlos en destinos turísticos. Transformaron el futbol en el motivo de visita y no solamente en una atracción adicional al viaje. En el marco de los giros actuales que la Secretaría de Turismo ha anunciado respecto a sus políticas, acá te contamos cinco acciones que han sido fundamentales para incrementar el flujo global de turistas desde el deporte. 

El caso Inglés: La amalgama futbol y turismo

Inglaterra es la casa del futbol. Además de ser una de las ligas más aclamadas a nivel mundial -factor que evidentemente atrae gente-, los ingleses han sabido sacar provecho de este fenómeno, generando toda una industria turística que gira en torno al balompié. Según lo informado en “Football Tourism Scores for Britain”, en el 2014 el Reino Unido recibió aproximadamente 800 mil aficionados extranjeros en sus estadios, lo que se tradujo en 684 millones de libras gastadas en el este país.

También podría interesarte: Un estadio con memoria y con latidos

Los  estadios que más visitantes han recibido son el Old Trafford, casa del Manchester United y The Emirates Stadium, del Arsenal. Según JDSports, estos dos clubes ocupan, respectivamente, la tercera y segunda posición entre los más populares del mundo. Viendo la oportunidad que el futbol representa, no se han conformado con aprovechar su fama, sino que han llevado a cabo iniciativas que buscan crear experiencias más atractivas para los turistas.

Uno de los mejores ejemplos de este ejercicio es la Anfield Experience. No solamente ofrece la posibilidad de conocer el estadio del Liverpool, sino que han logrado hacer la visita algo que todo hincha de los Reds querrá vivir: convivencia en tu propia mesa con las leyendas del club, paseo por el museo del equipo, además de la posibilidad de conseguir fotos y autógrafos con los ídolos, entre otras muchas cosas.

Si los equipos han visto oportunidades claras, las agencias de turismo no se quedan atrás, y suelen tener paquete diseñados para los turistas que tienen como principal objetivo el balompié. Han surgido agencias especializadas en este mercado como Football Trips, compañía que ofrece el servicio de llevarte a los mejores partidos.

España, La Liga como imán

Otro país que ha sabido convertir su futbol en un atractivo para los turistas es España. Para que se pueda dimensionar la importancia de La Liga en este rubro, sólo basta con anotar que el Camp Nou Experience, del FC Barcelona, ocupa el cuarto lugar de los museos más visitados; mientras que el Tour del Bernabéu perteneciente al Real Madrid, se encuentra en la sexta posición.

Y es que según datos dados por el diario Marca, a finales del año pasado la liga española había registrado un total de 76 millones de espectadores a lo largo de doce meses, siendo precisamente los culés y los merengues los que mayor audiencia registraron. En el 2015, La Liga fue la competición mundial que más turistas registró, siendo los ingleses (12%), los coreanos (12%) y estadounidenses (11%) los que más asistencia a los estadios aportaron.

Un motor para esto es la gran oferta de partidos que ofrecen, ya que el futbol no es un asunto que se pueda vivir únicamente los fines de semana. También hay partidos de gran nivel entre semana gracias a que España suele tener equipos en las competencia europeas como la Europa League o la Champions League, además de la Copa del Rey.

Es de llamar la atención el acuerdo que el Barcelona firmó con la Organización Mundial del Turismo a mediados del 2018. Esto no es casual, ya que deja de manifiesto la importancia que el futbol juega dentro del turismo español.

La victoria como gancho: Islandia

El caso de Islandia es sumamente llamativo. La pequeña isla que se encuentra en el Atlántico Norte y que hasta hace algunos años tenía niveles de turismo bastante discretos, tiene como máximas figuras a Eidur Gudjohnsen (quien llegó a jugar en el Barcelona) o a la cantante Björk. Sin embargo, su suerte cambió en gran medida gracias a la historia de su selección de futbol.

Los islandeses hicieron un gran papel en la Eurocopa del 2016, sobre todo si se tiene en cuenta que la mayor parte de los integrantes de su combinado nacional no son jugadores profesionales, sino habitantes de a pie de un país con poco más de 300 mil habitantes. Con esto en mente, los islandeses dejaron en el camino a Inglaterra en los octavos de final y cayeron en los cuartos, frente a Francia, futura subcampeona. Este escaparate, al que se sumó posteriormente el garantizar su ingreso al Mundial de Rusia 2018, dieron un posición nada despreciable al pequeño país, que logró aumentar en un 40% sus visitas justo esos dos años.

Por: Alberto Roman / @AlbertoRomanGar

Comentarios