El pasado sábado 23 de abril, Joaquín Sánchez Rodríguez se convirtió en el único futbolista en ganar dos títulos con el Real Betis, la Copa del Rey en 2005 y ahora en 2022. Si ya era uno de los elementos con más historia dentro del cuadro de Sevilla, ahora se ha convertido en historia pura del club. 

El español nació en Cádiz en 1981. Con casi 41 años en las piernas, sigue siendo parte fundamental de los once titulares en una de las ligas más importantes del mundo, además, acaba de regalarle a la afición un título más. 

El inicio: Joaquín Sánchez y el Betis

El vínculo entre Joaquín Sánchez y el Real Betis viene de tiempo atrás. Su debut como profesional se dio con este club en el 2000, aunque entró a las fuerzas básicas del club desde el 97. Ahí logró ganar algunos trofeos en torneos de inferiores. En aquella época el club se encontraba en la Segunda División y él fue parte de los jugadores que regresaron a los verdiblancos a primera.

Ya instalados en el máximo circuito, se convirtió en un indiscutible dentro del campo. Fue una parte importante de ese Betis que llegó a la Champions League, torneo en el que jugó todos los encuentros. Además de esto, fue parte de los once que saltaron a la cancha en la final de la Copa del Rey de 2005, en la que logró salir campeón frente al Osasuna. Jugó todo el encuentro.

Todo lo anterior llevó al Valencia a interesarse en sus servicios. Por 25 millones de euros salió con rumbo al Estadio de Mestalla, convirtiéndose en uno de los fichajes más caros de los Ches. Ahí tuvo un desempeño destacado, aunque no consiguió afianzarse con la seguridad que lo hizo en su ex club. 

Su siguiente club fue el Málaga, conjunto al que llegó en el 2011 y donde tuvo una de sus etapas más destacables. Con los Albicelestes llegó al cuarto lugar de la tabla durante la temporada 2011-2012, lo que le dio acceso a la Champions League. Ahí llegaron hasta los cuartos de final, cayendo ante el Borussia Dortmund de Jürgen Klopp. El único club fuera de España para el que jugó Joaquín Sánchez fue la Fiorentina, donde consiguió llegar a las semifinales de la Europa League. Jugó en el Calcio durante dos años para volver a donde todo comenzó.

Volver a los inicios

En 2015, casi una década después de que saliera del Real Betis, Joaquín Sánchez retornó al Benito Villamarín. Con 34 años, todo parecía indicar que sólo volvía para vivir el ocaso. Los números parecían apuntar hacia allá, con un par de temporadas decepcionantes. Sin embargo, con la llegada de Quique Setién en el 2017, las cosas comenzaron a mejorar no sólo para el club, también para él. Durante la temporada 17-18 registró un total de cuatro goles y ocho asistencias durante 2 mil quinientos minutos de juego, mientras que para la siguiente hizo siete anotaciones y tres asistencias en casi la misma cantidad de minutos. Con la llegada de Rubi sus números continuaron en ascenso: seis goles y dos asistencias en 919 minutos.

Durante la jornada 16 en 2019, Joaquín anotó el primer Hat-trick de su vida. Dos, once y veinte fueron los minutos en los que el ídolo del Betis perforó la red: “Es el primer triplete que he hecho en mi carrera y creo que será el último. No soy de hacer muchos goles” declaró. Además, en redes sociales publicó: “Madre mía qué alegría más grande lo de hoy. Estoy sin palabras por lo vivido. Los 3 puntos se quedan en casa y el balón también”.

Por si fuera poco, en ese partido rompió el récord de ser el jugador con mayor edad en anotar un hat-trick, dejando atrás a Di Stéfano, quien llevó a cabo esta hazaña con 37 años y 255 días en el 64. Al final, el marcador terminó con un 3-2 a favor del Real Betis y le dejó un par de marcas, ya que además ingresó al selecto club de los siete jugadores que han logrado hacer tres goles en un mismo juego antes de los veinte minutos. Nada mal para un jugador que llevaba dos décadas como profesional.

Su legado continuará: un año más como bético

Tras la obtención de la Copa del Rey y en medio de los festejos, el español declaró en la celebración que seguirá un año más. Con casi 41 años buscará seguir batiendo récords en el fútbol español. 

Luego de haberse coronado ante el Valencia, Joaquín, fue el ultimo en abandonar el estadio “La Cartuja”. Acompañado del utilero Javi, traía entre sus manos la Copa. Salió del inmueble a eso de las 3:15 am del domingo. En una anécdota muy personal y sentimental, el español se desnudó en los vestuarios y comenzó a llorar tras el campeonato, declarando de manera conmovedora ser el único jugador en la historia del Betis en conseguir dos títulos con el Club.

El primero de ellos lo consiguió a los 23 años. Ahora, con 40 y siendo capitán del equipo, repitió la hazaña; vaya relación más entrañable entre Joaquín y dicho torneo conquistándolo en dos ocasiones.

“Llevaba varios días sin dormir. No podía. He soñado tantas veces con levantar esta Copa que tenía demasiado peso sobre mi cabeza. Soy quien soy y eso a veces es complicado de llevar”. Mencionó luego de la obtención de su segundo título. 

A lo largo de la Copa fue pieza clave, participó en 5 partidos de 8 posibles, aportando 2 anotaciones y sirviendo en 2 asistencias. Jugó el 25% de los minutos. Para la final no fue parte del once titular, pero ingresó al minuto 86, en la parte final del partido cuando la prórroga era más que una realidad. Terminó jugando 34 minutos, y sin duda, para Pellegrini fue decisivo contar con alguien de su jerarquía para encarar los tiempos extras. Luego en la tanda de penales se encargó de cobrar el segundo convirtiéndolo en efectivo para Betis. Un dato curioso y poco común de ver fue que, de los cinco pateadores verdiblancos, ninguno inició el juego, todos habían entrado de cambio. 

Respecto al penal del español en el que casi erra, declaró: “Antes de tirar se me venía a la mente el Mundial de Corea. Siempre intento tirar el penalti con un disparo fuerte y al lado natural, pero nunca me sale. Me ha pasado otra vez en esta final. Cuando ha entrado me he sentido muy liberado”. Recordar que Joaquín fue el encargado de fallar el penal que sepultó las esperanzas de avanzar de ronda para España en el 2002, cuando tenía 20 años. 

Ahora mismo, en la presente temporada ha disputado 32 encuentros con Betis. Divididos en: 17 partidos de liga, 10 de Europa League y 5 de Copa del Rey. Ha anotado 2 goles y asistido en 4 ocasiones.

Betis se encuentra en la quinta posición de la liga española buscando quedar entre los primeros cuatro para asegurar puestos europeos. Joaquín seguirá, la capitanía y jerarquía del equipo están en buenas manos; las grandes celebraciones como la del titulo de Copa del Rey podrán seguir bajo su mando como gran orquestador. Si bien ya no es un titular indiscutible y su función es más ingresar de recambio desde el banquillo, la afición verdiblanca y el Benito Villamarín seguirán contando un año más con su ídolo, que se coronó 17 años después, justo como el dorsal que lleva en su espalda.

Lee más: Tito Vilanova: el último aliento 

Por: Alberto Roman y Julio Rodríguez

Comentarios