Es un hecho el distanciamiento entre los equipos de CONCACAF (en específico los mexicanos) y las competencias de CONMEBOL. Ambas confederaciones argumentan que el problema es una cuestión de calendarización de competencias y compromisos con sus respectivas zonas. De ahí que México se despidiera de la Copa Libertadores (torneo en el que se llegó a tres finales) y la Copa Sudamericana (donde se ostenta un título y una final), y que Estados Unidos no tuviese la oportunidad de mostrarse en el cono sur.

Te puede interesar: Matildas: una oportunidad para el futbol en Chicago

Decir adiós a estos torneos provocó que en CONCACAF se gestionaran nuevas opciones. Por ejemplo, se cambió el formato del torneo continental, pues además de la Concachampions, se creó la Liga de Campeones de Concacaf para dar cabida a más equipos y evitar el desgaste extremo de los clubes mexicanos y estadounidenses. Ahora, la CONCACAF creó la Leagues Cup.

¿Qué es la Leagues Cup y cómo funciona?

La Leagues Cup surgió para introducir un formato que puede hacernos olvidar la ausencia de la Copa Libertadores y Copa Sudamericana. Para ello, CONCACAF mandará al ruedo en la primera edición a sus dos mejores ligas: la MLS y la Liga Mx. Ambas son las de mayor nivel en Centroamérica y, de forma implícita, compiten torneo tras torneo para demostrar su hegemonía.

Bajo esta fórmula, la apuesta parece asegurar espectáculo e ingresos económicos. Si tomamos en cuenta que la primera edición se llevará prácticamente en suelo estadounidense, las expectativas para llenar los estadios son altas. Debemos recordar que en promedio, el Tri registra 48 mil asistentes por partido (de acuerdo con el diario AS, desde 2003 a inicios de 2019 acumula 4.5 millones de personas en los estadios).

Por lo tanto, los organizadores esperan que los aficionados mexicanos en Estados Unidos estén interesados en asistir. Para ello, el formato y los equipos que participarán fueron elegidos con cuidado. Los 8 clubes que disputaron esta edición de la Leagues Cup son América, Tigres, Cruz Azul y Xolos por México. Mientras que la MLS será representada por LA Galaxy, Chicago Fire, Real Salt Lake y Houston Dynamo.

Ahora bien, tras disputarse los cuartos de final, solo un equipo de la Liga MX quedó fuera de la competencia, hablamos de los Xolos de Tijuana. De tal forma que la recta final del torneo de pretemporada la disputarán: América, Cruz Azul, Tigres y LA Galaxy. 

Sin embargo, la fase final de la Leagues Cup visualizó algunas de las problemáticas de un torneo armado al vapor. En primer lugar, el Tuca Ferretti aseguro que “en este momento el hecho de jugar en esta etapa de nuestro campeonato y que todos los partidos sean en Estados Unidos es injusto”.  

Por otro lado, el tema del calendario es un punto a considerar por parte de los clubes. Pues la Leagues Cup se empalma con el arranque de la Liga MX y en el caso de la MLS  interfiere con el ritmo de su competencia que lleva más de cuatro meses disputándose. Por ejemplo, LA Galaxy se pelea por el protagonismo de la Conferencia Oeste, por ese motivo no pretende arriesgar a figuras como Cristian Pavón y Zlatan Ibrahimovic.

 

Por su parte equipos como América y Cruz Azul, han tenido que dosificar sus planteles pues ya cuentan con jugadores lesionados, más lo apretado del calendario. Recordemos que América disputó la Campeones Cup hace no más de una semana. En pocas palabras para ambas ligas las femifinales y la eventual final son un tema a considerar en cuanto rendimiento y prioridades competitivas.

Por el momento el torneo solo está pensado para los equipos de la MLS y la Liga MX, pues CONCACAF reconoció que Leagues Cup se encuentra en fase experimental. Para las siguientes ediciones, la CONCACAF contemplará más equipos y posiblemente distintas ligas, por lo que la competición tendrá que establecer criterios deportivos de clasificación. Habrá que esperar el nivel mostrado en la primera edición, pero queda claro que el calendario no era el verdadero impedimento entre CONCACAF y CONMEBOL.

Por: José Macuil García

Comentarios