El dato más sencillo para identificar quién tuvo el balón durante el transcurso de un partido, es la posesión, porcentaje que por sí solo aporta poco, o casi nada, para entender el trámite y el resultado del juego. En una entrevista realizada a Xavi Hernández, publicada en el diario español El País, dentro de las muchas preguntas que le hicieron, menciona algunas de las ventajas de procurar la número cinco: al tener la posesión el rival no te puede atacar y, en caso de perder el balón, te encuentras a 80 metros de tu portería. Por lo tanto, podemos añadir cuatro estadísticas igual de simples que nos pueden proporcionar un mejor análisis: tiros a portería, tiros a portería en contra, balones recuperados y balones perdidos.

Después de una tarde dedicada a buscar los datos de los 153 partidos que hubo durante la fase regular del Apertura 2017, y meterlos en un Excel, estas son algunas de las reflexiones que me parecieron más interesantes:

El promedio de posesión de la liga en ese periodo fue 50%, número que en un principio me pareció erróneo debido a su exactitud. Sin embargo, es altamente probable que las ligas alrededor del mundo, también tengan una tendencia hacia el 50%. Tigres, Chivas y Cruz Azul son los equipos que promediaron mayor posesión, mientras que Querétaro, Veracruz y León ocuparon los últimos lugares. De los equipos que entraron a la liguilla, solamente tres se encuentran por arriba de la media, cinco están por debajo. A pesar de que el campeón del torneo fue el líder en promedio de posesión, aquí sólo podemos intuir los estilos de juego, nada más.

Ahora pasamos a observar la posesión con los tiros a portería, en esta categoría el promedio de la liga fue 4.5. En teoría, a mayor posesión, mayor el promedio de tiros a portería. En la esquina superior derecha, seis equipos parecen darle validez con Tigres a la cabeza; por la esquina inferior derecha, Cruz Azul, el único con mucha pelota, pero con poca llegada; Monterrey demostró ser un equipo que no necesita el balón para hacerle daño al rival, la mejor ofensiva con 29 goles. En general, los clasificados a la fiesta grande parecen estar muy cerca de la tendencia, Veracruz y Querétaro, los peores aquí y en la tabla general.

Siguiendo con la teoría: a mayor posesión, menor el promedio de tiros a portería en contra. En la gráfica se puede apreciar que la liga siguió esa tendencia. Tigres –otra vez- y Cruz Azul los que mejor lo ejecutan; Chivas tiene serios problemas para evitar que lo ataquen pese a su alto promedio de posesión. El otro equipo que vale la pena mencionar es Monterrey: al no tener el balón, logran cerrar los espacios al rival y ser la mejor defensiva del torneo, solamente tuvieron 12 goles en contra en toda la temporada.  

Continuando con las ideas de Xavi Hernández, nos puede parecer lógico pensar que a mayor posesión, mayor será el promedio de balones perdidos. En la esquina superior derecha, podemos comprobar que la liga mexicana cumple la teoría al pie de la letra. En la esquina inferior izquierda, vemos equipos con promedio de posesión menor a la media y con menor promedio de balones perdidos, es decir, si no tienes el balón, no lo puedes perder. Por otro lado, Tigres no le prestó el balón a nadie y Monterrey perdió muchos balones, porque es un equipo que tiene que jugar en largo debido a la estrategia de esperar al rival en campo propio.

Por último, tenemos los balones recuperados. El exastro del Barcelona lo tiene claro, a mayor posesión, menor promedio de balones recuperados. Los equipos sin pelota van a salir a presionar o a esperar atrás para intentar hacerse del esférico; Chivas, Tigres, Toluca y Cruz Azul cumplen con la teoría. Lo curioso de esta gráfica es que los equipos con menor posesión se encuentran más o menos al mismo nivel en la esquina inferior izquierda: ni la tienen, ni la recuperan. Xolos brinca a la vista como el único equipo que logra recuperar muchos balones aprovechando la posición de campo que le brinda la posesión.

Para concluir, en términos generales, los datos del Apertura 2017 nos ayudan a entender mejor las ventajas de procurar la número cinco, y a su vez brindan un mejor panorama de los distintos estilos de juego. Tigres y Monterrey son, lejos, los que más dominio tienen sobre los conceptos que pretenden sus respectivos D.T’s: son los que mejor atacan y los que mejor defienden, eso sí, equipos con ideas diametralmente opuestas.

Por Eugenio Bustillos Aguilar/@eubustillos

 

Comentarios