Sebastián Córdova
Sebastián Córdova

Francisco Sebastián Córdova Reyes es un jugador versátil. Es zurdo, pero maneja los dos perfiles. Juega de mediapunta, interior o de extremo izquierdo. A sus 14 años dejó Aguascalientes y llegó a la Ciudad de México, en donde, además de ser figura americanista, se volvió adicto al reggaetón (sí, él mismo lo dijo). 

El joven de 24 años podría pasar todo un día jugando ‘Fortnite’. Sin embargo, sus verdaderos intereses están en el terreno de juego. Desde que iba en la primaria quería ser un profesional del futbol; deporte en donde suma grandes amistades. 

No pasa un día sin que Córdova toque un balón. Adquirió tal habilidad con ambas piernas, la cual Jesús Ramírez le dijo tras una visoría: “Vente, quiero que juegues en la Sub 15, te veo en la Sub 15”. 

¿Quieres conocer más de Jesús Ramírez? Checa nuestra entrevista.

Es canterano del nido águila pero defendió otras camisetas antes de volver a Coapa. En la temporada 2017-18 su casa fue el Estadio Tecnológico de Oaxaca, de los Alebrijes. Sin embargo, dicen que “uno siempre vuelve a los viejos sitios donde amó la vida”. Córdova regresó a Aguascalientes, con los ‘Hidrorayos’ del Necaxa.

Ahí anotó su primer gol en primera división. El canterano rescató un balón fuera del área del Toluca; encaró y tocó para Villalpando, pero el cabezazo del mediocampista fue sin potencia. Córdova encontró la esférica y metió un zurdazo. Con el Necaxa anotó otro de sus goles más importantes. El de la victoria 1-0 ante Rayados. Era el primer título del equipo en la Supercopa Mx. 

Lee más: Bitcoin y futbol: la modernización del balón

El vuelo 

El joven regresó al Club América tras dos préstamos. Para celebrar, sus compañeros lo raparon a máquina y con unas tijeras. Terminaron con un: “Qué buen look, hermano”. Con el número 17, debutó en un partido amistoso contra el Morelia. Sobresalió. “Hay que seguir demostrando que tenemos buena cantera”, dijo en entrevista de prensa al terminar el partido. En sus entrenamientos, Córdova tiene tiempo de hincarse y bajar un balón con el pecho para después disparar a portería. En los partidos sabe que no hay lugar para los errores.

Durante el Apertura 2019 logró tres goles. El primero fue un zurdazo dentro del área de Tigres, cuando empataron 1-1 como locales. Las otras dos anotaciones las marcó en el clásico ante Chivas. Era la Jornada 12 y el América ganó 4-1.

Los números

“Córdova se convirtió en el héroe de la casa; vivió una noche mágica en el Estadio Azteca. Le anotó dos goles al acérrimo rival y cada día eleva más su nivel en la #LigaBBVAMX”, mencionó la propia Liga en sus redes sociales.

En el América, Sebastián Córdova saboreó un Campeón de Campeones en julio de 2019, mismo año en que debutó, como titular, con la Selección Mexicana; un 16 de septiembre.

En ese momento, a sus 22 años y con un valor en el mercado de 1.2 millones de euros, Córdova apenas iniciaba el vuelo. “Un día sin luchar por tus sueños es un día perdido. Debemos acercarnos a nuestros objetivos; paso por paso, de a poco… pero constante”.

En el Apertura 2019 tuvo la oportunidad de consagrarse como ídolo americanista. Las águilas llegaron a la final en la que se enfrentaron al Monterrey, tercer lugar del Mundial de Clubes. En el duelo de ida perdieron 2-1 con una chilena fenomenal de Rogelio Funes Morí. Sebastián Córdova solo disputó 50 minutos de ese partido. Con una dura entrada en la que le dejó los tachones por delante, el VAR llamó al árbitro para expulsar al mexicano.

“Hicimos un buen papel en este partido, vamos a salir convencidos para ganar el siguiente”, comentó Jorge Sánchez después del encuentro. Y dicho y hecho. El América logró ganar el partido, pero no la Copa. 

Córdova solo pudo ver desde el palco cómo sus compañeros perdían el torneo. Primero les empataron el global con un gol de Funes Morí, y después no pudieron con los del norte desde los 11 pasos.

El 2020 representó un año de oportunidades. Dos torneos locales más y la Concachampions eran los objetivos de Sebastián. Su rendimiento siguió por lo alto, siendo una pieza importante del cuadro entonces dirigido por Miguel Herrera.

Es por ello que las ofertas comenzaron a llegar, y una de las ligas interesadas en Córdoba fue la MLS. “Está creciendo la liga, y sí estaría bien jugar ahí, aunque no son mis metas ahorita, estoy feliz aquí, quiero jugar aquí y quedar campeón con el América”.

Pero el Clausura 2020 terminó por ser un preámbulo de lo que vería a nivel local: quedarse cerca y no poder cumplir el objetivo. En el último duelo no pudieron empatar a Cruz Azul a pesar de tener un penal como última jugada. Para la Copa GNP tampoco pudo pasar de las semifinales, siendo eliminado por Chivas. Finalmente, en el Guardianes 2020 fue eliminado nuevamente por el ‘Rebaño Sagrado’ en los cuartos de final.

A pesar de ser titular en 16 de los 17 partidos, de sus cinco goles y ser pilar del América, de nuevo, Sebastián Córdova no pudo coronar su buen momento. Pero con la selección fue diferente. El torneo Preolímpico se llevó a cabo en tierras mexicanas; Córdova tuvo la oportunidad de marcar la diferencia. Su participación de nuevo fue vital, y por ello recibió la bota de oro al final del certamen.

Sus cuatro goles lo hicieron merecedor de dicho reconocimiento. De paso se posicionó como jugador indiscutible de Jaime Lozano, por lo que su lugar en Tokyo 2021 fue más que merecido.En tierras niponas de nuevo mostró su calidad. De cara al arco se destacó con cuatro dianas, dos de ellas en un doblete contra Corea, en la que homenajeó a Cuauhtémoc Blanco. En el partido decisivo contra Japón por el bronce, volvió a cargar con el equipo y abrió el camino al 3-1.

Pero una vez más, la liga no recompensó su gran nivel. En el Guardianes 2021 quedó eliminado por el Pachuca en cuartos de final. Un torneo después volvieron a caer, pero esta vez contra los Pumas.

Para estos días, el rendimiento de Sebastián Córdova no fue el mejor, lo que fue dando pasó a su salida del ‘nido’. Hoy encara un nuevo reto en la ‘Sultana del norte’, donde dejará a Santiago Solari para ser dirigido por un viejo conocido: Miguel Herrera.

“Bonito, feliz de estar con Miguel Herrera, un club fantástico, la afición, estoy muy contento y a hacer todo lo posible por ayudar”, declaró. Sebastián Córdova dejó el nido después de 99 partidos y 16 goles, además de perder la titularidad de cara a la liguilla en el 2021. 

Aún así, el 2022 pinta bien para Sebastián. Llega a uno de los cuadros más temidos de México; la oportunidad de jugar el Mundial de Qatar 2022 se ve bastante real; e incluso su progreso lo puede llevar a la justa del 2026. Esto solo demuestra que lo mejor de Sebastián Córdova está por venir.

Por: Nayeli Valencia / @nayevalencia_a y Miguel Bustamante / @Miguel_B07

Comentarios