Hace apenas unos días, el Bayern München, logró su título 29 de Bundesliga. Por si fuera poco, es la séptima corona consecutiva, además que se mantienen como el máximo ganador del campeonato alemán, muy lejos de sus perseguidores. En segundo lugar se encuentra el Nürnberg con 9 y en tercero, el que se ha convertido en el acérrimo rival en los últimos años del club bávaro, el Borussia Dortmund con 8 títulos.  

El futbol mundial se ha convertido en un duelo de carteras. No sorprende que los equipos más ganadores de las distintas ligas en Europa son los mas ricos de sus respectivos países. Es por ello que la Champions League se convirtió en un parámetro para medir el éxito de los equipos europeos, porque ello significaría el éxito o no de sus plantillas ante escuadras igual de millonarias. 

Lee más: Top jugadores sub 20

Esto se puede observar en Italia, en donde la Juventus ha ganado el título local en varias ocasiones y no ha conseguido el título de Europa. En España, en Holanda y por supuesto en Alemania, que  con el Bayern no ha sido la excepción. De los últimos 7 títulos obtenidos por parte del equipo del sur de Alemania, solamente en 2013 consiguieron el famoso triplete de liga, copa y Champions. Los demás años han sido de Liga y Copa o algunos otros sólo de Liga.

El dominio del Bayern München en la Liga alemana se debe a que es el equipo que cuenta con más recursos dentro de la competición. Es el club que año tras año hace contrataciones de escándalo y que además tiene tal poderío que si observa que alguna escuadra en su liga cuenta con jugadores que puedan competirle, va y compra a esa o esas estrellas.

Ejemplos de estos, hay varios, como el caso de Neuer en el Schalke, León Goretzka igualmente del equipo de Gelsenkirchen o el caso de Mario Götze y Robert Lewandowski provenientes del Dortmund.

Inclusive el Bayern tiene tanto poder económico que salvó de la quiebra a su principal rival que es el Borussia Dortmund. Tras una época dorada del cuadro amarillo en la década de los 90, entraron en una fuerte crisis económica. Inclusive el título que consiguieron en 2002 no les sirvió para salir de los números rojos por lo que el equipo del Westfalenstadion recibió un préstamo de dos millones de euros por parte de la institución bávara para solventar su situación financiera.

El Dortmund salió poco a poco de la crisis económica, aunque en 2005 volvieron a tener crisis lograron solventarlo. Hasta que en 2008 llegó Klopp para colocarlos de nuevo en el mapa de la Bundesliga. Con él consiguieron 4 títulos, de los cuales 3 se lograron tras vencer al Bayern directamente y dejándolos en segundo lugar de la liga.

El Dortmund estuvo al borde de la desaparición por temas económicos y su odiado rival lo salvó, logró cierta lucidez que le alcanzó para lograr su último título de Liga en 2012 y desde entonces el dominio del Bayern ha sido aplastante. En varios años inclusive ha logrado el título varias fechas antes de que concluya el campeonato.

El poderío económico y deportivo del Bayern se ha dado principalmente porque han cambiado su forma de organización. Son Audi, Adidas y Allianz las dueñas del club bávaro, lo cual les permite inyectar grandes cantidades de capital para poder conseguir los logros deportivos de la institución.

Este modelo ha sido copiado por varios clubes de la propia Bundesliga. Dejan de ser asociaciones para tener accionistas y poder contar con los recursos necesarios para realizar grandes contrataciones. El último club alemán que se maneja como asociación en conseguir un título fue el VfB Stuttgart en 2007, el cual desde entonces no ha ganado nada y se ha mantenido en los últimos lugares de la tabla.

Te puede interesar: Final de la Europa League, ¡sin lugar para aficionados ingleses!

El único club que sigue funcionando como asociación y que ha conseguido mantenerse en los primeros lugares de la tabla alemana es el Schalke 04. En gran medida lo ha hecho por su patrocinio de Gazprom, la cual es una gasera rusa que es muy mal vista en la Unión Europea porque ha sido usada como instrumento de política exterior por parte del gobierno de Vladimir Putin.

El hecho es que la Bundesliga se ha convertido en la Liga del Bayern, en donde a lo máximo que aspiran los demás equipos es a realizar una campaña decorosa que los meta en puestos europeos. Esto sin duda debería ponernos a pensar si en la Bundesliga y en la mayoría de las ligas europeas deberían existir topes salariales, máximos de contrataciones o que se instrumenten diversas medidas para hacer dichas ligas, no más competitivas, pero sí más justas.

Es necesario que se implementen este tipo de medidas, de lo contrario, viviremos un futbol en el que juegan todos y ganan los mismos de siempre. Lo peor de todo es que se vuelve una pelea injusta porque no todos los clubes pueden competir en el plano económico y entonces viviremos solamente de ilusiones que pasan cada 100 años, en las que un equipo como Leicester de Inglaterra logra el campeonato de Liga. Creo que los que somos amantes del futbol agradeceríamos esto. Agradeceríamos una competencia más sana y justa por el bien del deporte más hermoso del mundo.

Por Adrián Ixe / @adrianixeoc  

Comentarios