Copa Libertadores Femenina
Copa Libertadores Femenina

Hoy se juega la final de la décimotercera edición de la Copa Libertadores Femenina en Uruguay entre Corinthians y Santa Fe, luego de que el país charrúa y Paraguay fueran los anfitriones de este certamen, correspondiente al 2021. Puede ser el tercer campeonato de las paulistas o el primero para las de Colombia, en un torneo histórico para las cafetaleras al instaurarse en esta fase.

¿Cuándo nació la Copa Libertadores Femenina?

Esta copa se creó en 2009, pero fue hasta 2019 cuando la FIFA y la Conmebol pidieron que los clubes masculinos que quisieran participar en la Libertadores varonil necesitaban un equipo femenil. Este certamen existía desde antes de que el futbol fuera profesional en algunos países como Colombia (2017), Argentina y Brasil (2019), mientras que otros como Paraguay y Chile se esfuerzan por salir del balompié amateur, ya que solo algunas jugadoras tienen contratos profesionales.

Campeonas absolutas

El conjunto del Sao José de Brasil es el equipo con más Copas Libertadores Femeninas con tres, mientras que el Colo-Colo de Chile es el que más veces ha participado con nueve. Ahora, el Corinthians es el actual campeón de su división mientras que el Santa Fe cayó en la final de la Dimayor contra el Deportivo de Cali, pero ahora se instala en el partido más importante de la contienda internacional.

Tiempos COVID

En el 2021 se jugaron dos Libertadores, una en marzo, correspondiente a la del 2020 que se suspendió por la contingencia sanitaria del COVID-19, y ahora la actual. Santa Fe dejó atrás al Ferroviária de Brasil, equipo que ganó la anterior edición y buscaba el bicampeonato. Por su parte, Corinthians venció 8-0 al Nacional de Uruguay, quien quedó en cuarto lugar tras caer contra las aún campeonas.

En la copa de marzo, el América de Cali se instauró en la final y es la primera ocasión que dos equipos colombianos vuelven a repetir en la última ronda. Destaca este hecho porque a pesar de que solo tuvieron un torneo en todo el 2021, que de hecho solo duró mes y medio entre julio y septiembre, volvieron a ser de los mejores clubes asociados a la Conmebol.

Las jugadoras del Santa Fe han sido dos veces campeonas en la Dimayor, una en 2017 cuando Leicy Santos, ahora del Atlético de Madrid, fue la figura. Jugaron en el Estadio El Campín frente a más de 30 mil personas. Su segundo título fue en 2020, por lo que son el equipo con más títulos desde que se creó la competencia profesional. Las ‘Leonas’ son las cuartas de Colombia en llegar a la final, después del Medellín Formas Íntimas en 2013, Atlético Huila en 2018 y América de Cali en la edición más reciente, pero solo las segundas consiguieron el campeonato.

El Santa Fe avanza invicto hasta ahora, venció en la fase de grupos al Deportivo Cuenca (1-0) y al Sol de América (2-0) y empató contra Ferroviária (0-0). Mientras que en los cuartos dejó al Sociedade Esportiva Kindermann en penales (6-5) y en las semifinales derrotó a las actuales campeonas, Ferroviária, igual en la tanda por 2-4. Así que han tenido un gran paso por el torneo.

¿Cómo llega el Corinthians?

Las jugadoras del conjunto paulista son las actuales campeonas de su división en Brasil, arribaron tras vencer al Nacional de Montevideo 8-0. Además de que se instauran en su tercera final de la Copa Libertadores, luego de ganarla en el 2017 contra Colo-Colo y en 2019 contra Ferroviária. Ahora buscan su tercer título internacional.

En Brasil, el futbol femenino empezó a tener una división desde 2013 y en 2017 cambió su formato, al tener una segunda liga. Sin embargo, fue hasta 2019 cuando la Confederación Brasileña de Futbol y la Conmebol “obligaron” a los clubes a darles contratos profesionales a sus jugadoras, para empezar a ser una liga no amateur. Desde entonces, el Corinthians ha ganado tres campeonatos (2017, 2020 y 2021).

El Corinthians también arriba a la final sin caer en ningún momento del certamen. Ha ganado todos sus duelos desde la fase de grupos, contra el San Lorenzo (2-0), Nacional (5-1), Deportivo Capiatá (5-0), en los cuartos vencieron 3-1 al Club Alianza Lima y en las semifinales golearon 8-0 al Nacional de Uruguay. En un partido que más allá de la contundencia y superioridad de las paulistas, destacó por los insultos racistas de las uruguayas.

El puño en alto

En el sexto gol del equipo brasileño, Adriana Leal da Silva, la autora de éste, fue insultada por una integrante del conjunto de Montevideo al llamarla “Macaca”. El comentario no pasó desapercibido, pues cuando Grazielle Pinheiro marcó el octavo y último gol del partido, no festejó la anotación y en su lugar levantó el puño de la mano junto a sus compañeras y cuerpo técnico, como desapruebo y protesta al racismo que sufrió su compañera minutos antes.

La actitud de la jugadora y el insulto comentado fue repudiado por la institución del Corinthians, pues en un comunicado agregaron:

“El club se solidariza con Adriana y las demás jugadoras y les brinda de inmediato todo el apoyo necesario… La delegación femenina contará con todo el respaldo legal necesario para la investigación y el contundente castigo de este inaceptable acto”, tras lo sucedido.

En la foto del festejo por calificarse a la final de la Libertadores, el equipo completo y el cuerpo técnico paulista posó con el puño en alto como protesta. “Me sentí mal porque nunca pasé por una situación de estas”, comentó Adriana, a quien fue dirigida la ofensa, “Trabajamos tanto para que esto no pase y sucede en una competición tan importante como lo es la Libertadores”, declaró luego del juego.

“Espero que la jugadora de Nacional tenga consciencia de lo que dijo, que respete nuestro trabajo y que esto no suceda con nadie más, porque es una situación horrible”, concluyó Leal da Silva, jugadora también de la selección de Brasil de 24 años. Por su parte, la capitana del equipo rival, Valeria Colman, solo comentó al respecto: “Pedimos disculpas si alguna jugadora se sintió ofendida”, como si el racismo solo lastimara a aquellos o aquellas que se sienten ofendidos.

Tras la noticia del Corinthians, el Deportivo de Cali, actual campeón de la Dimayor, también alzó la voz sobre este suceso, pues también sus jugadoras fueron víctimas de racismo por parte de la afición, jugadoras y técnicos del Nacional. Sucedió en los cuartos de final, cuando cayeron 2-1 y tras un polémico arbitraje que no le marcó un penal en los últimos minutos que pudo empatar el duelo, se armó un conato de bronca en la cancha.

En su momento no hablaron debido a que no querían quedar como malas perdedoras, pero tras la denuncia de las paulistas, también decidieron señalar la conducta deplorable del equipo uruguayo. Este juego se disputó el sábado 13 de noviembre en Paraguay.

Vanessa Alpio, directora del Deportivo de Cali, comentó:

“Al final del partido, la gresca que se armó fue por comentarios racistas del cuerpo técnico y jugadoras de ese equipo en contra de nuestras jugadoras… Tener que aguantar los cánticos de celebración con muchos insultos del otro lado de la pared, la impotencia por el mal arbitraje, por su antifútbol y sus insultos racistas, fue duro”, tuiteó después de que el Corinthians lo hizo público en su cuenta.

“Desde Deportivo Cali alzamos nuestra voz contra la discriminación y el racismo que vivió nuestro equipo en los cuartos de final de la Copa Libertadores Femenina… Estamos orgullosos de nuestras raíces. #NoAlRacismo“, publicó el Deportivo de Cali, actual campeón de la Dimayor Femenina. Sin embargo, el Nacional de Montevideo no ha hecho ninguna otra declaración.

Mientras que la Conmebol solo aseguró que tendrían una sanción, sin especificar cual ni a quiénes. “A través de su Unidad Disciplinaria, la Conmebol ha aplicado sanciones ante casos de racismo, pero también considera imprescindible apelar a los mensajes educativos y de concienciación. Las finales de la Sudamericana, Libertadores Femenina y Libertadores servirán para potenciar la campaña”, al hablar sobre una que ya existía para prevenir los ataques contra clubes y jugadores y jugadoras dentro y fuera de la cancha.

Un partido por la gloria

El último partido de la Libertadores será en el estadio del Nacional en Montevideo, Uruguay, luego que desde hace meses se había confirmado que Paraguay albergaría los juegos hasta semifinales y la nación charrúa el último. En un primer momento, Chile sería el anfitrión pero no estuvo dispuesto a organizarla si Uruguay tendría la final, así que dejó el proyecto. Aunque meses después, la federación comentó que sí serían capaces de albergar un Mundial, varonil, por supuesto, pero al parecer una Libertadores Femenina no.

Esta final será histórica, pues contará con Videoasistencia Arbitral (VAR) y todo el cuerpo será conformado por árbitras. Se realizará el domingo 21 de noviembre a las 17:00 horas del centro de México, en la cancha del Gran Parque Central. La transmisión en México estará disponible por Marca Claro, aunque la Liga MX Femenil no participa en ella. Ahí, Corinthians buscará su tercera copa y Santa Fe la primera, en un duelo de equipos sudamericanos que arriban invictos.

Leer más: Se subsidian sueños: ¿por qué apoyar el futbol femenil?

Síguenos en Google News

Por: Samantha González Silva / @ssmanthaglez

Comentarios