NFL
NFL

Ambas disciplinas comparten nombre: “futbol”, pero en la práctica resultan por ser dos deportes muy distintos. En el deporte estadounidense está prohibido tocar el balón con el pie, a menos de que seas pateador, y en el juego inventado por los ingleses es ilícito contactar la número cinco con la mano, a menos de que seas portero. Las diferencias son bastas, pero sorpresivamente han existido deportistas que han practicado futbol y futbol americano en la NFL.

Este jueves 9 de septiembre arrancó la temporada de la NFL, para el 13 de febrero del siguiente año concluir con el Super Bowl LVI en  el SoFi Stadium en Inglewood, California. Aprovechando la excusa. Acompáñame a repasar tres casos de deportistas que brillaron con la redonda y el ovoide. 

El gol de campo más preciso

Durante toda su infancia Josh Lambo practicó futbol y aprendió las bases del deporte en el Chicago Magic. Al mudarse a Wisconsin a los 15 años, asistió a la Middleton High School. Ese mismo año firmó un contrato con Generation Adidas, empresa que se encarga de fichar a los grandes talentos del balompié estadounidense.

Lambo ya se apuntaba como una gran promesa del balompié en el arco. Tal fue su irrupción que en el verano de 2006 entrenó con el Everton FC de Inglaterra, gracias a la recomendación de una leyenda del país de las barras y las estrellas: Tim Howard

En 2008 fue seleccionado en la primera ronda del SuperDraft de la MLS por el FC Dallas. Esa temporada fue de altibajos, ya que se rotaba con el primer equipo y la reserva profesional. Lamentablemente se perdió gran parte de la temporada tras una lesión en la mandíbula. Josh Lambo nunca logró debutar en la MLS, pero apareció en el equipo en un partido amistoso frente al CS Herediano de Costa Rica en 2009. 

Paró a Hazard 

Tras su paso sin pena ni gloria en Dallas, fue cedido a la segunda división con el Carolina RailHawks, para una temporada después acabar con su carrera a los 21 años de edad. Su trayectoria internacional no rebasa del Mundial sub-17 de 2007. Donde fue suplente, solo jugó el tercer partido de la fase de grupos donde enfrentó a una Bélgica que contaba con un joven Eden Hazard, aquel día mantuvo su arco en ceros. 

Posteriormente, fue titular en la derrota de Estados Unidos a manos de Alemania (2-1) en los octavos de final. Dos años después se resignó a la pena del banquillo durante la Copa Mundial sub-20 en 2009

El sueño universitario

En 2012, ingresó a la Universidad de Texas A & M, y ante la pena de no triunfar en el orbe de la redonda; se inscribió al equipo de futbol americano, rápidamente se ganó un lugar como pateador de gol de campo. Debutó el 22 de septiembre contra South Carolina State, de la NFLPA Collegiate Bowl. Aquella noche anotó un gol de campo. El 12 de octubre, su equipo estaba empatado a 38 puntos con Ole Miss y a solo cuatro segundos para el final, firmó el punto extra de la victoria. 

Los Cargadores de San Diego se fijaron en sus 59 puntos extras convertidos en la temporada 2014 y se lo llevaron a la NFL. Lambo le ganó el puesto de titular a Nick Novak. Su fuerte pierna derecha le regaló 26 de 32 intentos de gol de campo esa temporada. Para su mala suerte, el combinado de San Diego liberó su carta tras perder la titularidad ante un joven Younghoe Koo

En 2017, Lambo firmó por los Jacksonville Jaguars, donde en sus primeras temporadas no se cansó de brillar como los grandes. Lamentablemente un año después fue colocado en las reservas por una lesión en la ingle. Sin embargo, no fue impedimento para que los Jaguars lo firmaran cuatro años más por quince millones de dólares.

Desde ese entonces la carrera de Lambo ha ido de luces a sombras, las constantes lesiones no lo dejan demostrar su máximo nivel. Por cierto, cuenta con el récord al tercer gol de campo más preciso en la historia de la NFL

A lo Jorgito 

El caso Lambo no es el único. Tony Meola, queriendo o tal vez sin querer, fue de las primeras figuras del futbol estadounidense que marcaron época. En sus años de estudiante destacó en el béisbol, pero Tony de familia italiana, supo que el futbol era su camino.

De la zona de Campania, Italia, su padre Vincenzo llegó a jugar con el Avellino en la Serie A. Y como Jorge Campos, disturba de hacer goles y de evitar goles, pero se terminó decantando por el arco.  

En octubre de 1987 fue convocado con las sub-20, y dos años después fue galardonado como la revelación del año. Para el Mundial de Italia 90, Meola fue seleccionado con la absoluta estadounidense, para ser el portero titular. Su combinado no pasó la fase de grupos, pero varios equipos del viejo continente se fijaron en él. Tuvo un paso europeo, sin muchos éxitos. Jugó para el Brighton y el Watford pero en ninguno destacó. 

Una gran Copa del Mundo

En el Mundial de Estados Unidos 1994, Meola destacó y su selección hizo una participación histórica, tras llegar a los cuartos de final y ser eliminados por Brasil con un gol de Bebeto. Acabado el torneo, Tony le pidió a su entrenador no ser convocado más. El motivo era sorpresivo: perseguir una carrera de futbol americano. 

Los Jets firmaron al guardameta ese mismo año, hizo la pretemporada y su potencial era increíble, pero se quedó estancado, su rango de caída de balón era de 3.3 segundo muy por debajo del promedio de la NFL: 3.9. La aventura terminó el 24 de agosto cuando Pete Carroll,entrenador de los Jets, lo cortó de la pretemporada. Tiempo después regresó al futbol, pero la leyenda se manchó, aún logró ir al Mundial de 2002, como tercer portero. 

Del Necaxa al Super Bowl

El último caso se relaciona directamente con el futbol mexicano. Martín Gramática se convirtió en uno de los primeros jugadores sudamericanos en conseguir un anillo de Super Bowl, en la temporada 2002-2003 con los Bucaneros de Tampa Bay. Pero antes de todos los éxitos, el argentino inició su carrera deportiva entrenando en las fuerzas básicas de los Rayos de Necaxa y Pachuca. Sin embargo, nunca se sintió con la capacidad para competir en el máximo circuito del futbol azteca, y prefirió aceptar una beca universitaria en Kansas, que después le abrió las puertas a la NFL. 

“Formar parte de esos entrenamientos era un placer por la calidad de los jugadores: Ivo Basay, Alberto García Aspe, Álex Aguinaga, Luis Hernández…”, comentó el ganador del Super Bowl en 2003, para El Universal.

 

Leer más: 10 mexicanos que militaron en la MLS

Síguenos en Google News

 

Por: Diego Albarrán / @diego_cuba08

Comentarios