Migrantes
Migrantes

En Estados Unidos la intolerancia, el racismo y la xenofobia son una desafortunada constante. Prueba de ello son las políticas antimigratorias del gobierno, actos de violencia racial y tristemente tiroteos como el ocurrido en el Paso Texas el cuatro de agosto, hecho que lamentamos profundamente. La intención del presente texto es recapitular los actos que incluyen a los migrantes y el futbol.

Los poblanos en Estados Unidos: cohesión e identidad

De acuerdo con el portal de la BBC, los poblanos ocupan un puesto importante en cuanto a migrantes en New York. El portal señala que “más de un millón de poblanos viven en Estados Unidos, la mayoría en los barrios neoyorquinos”. Gran parte de estos mexicanos no tienen documentos, por lo que se enfrentan a la persecución legal y a la desaprobación social.

Sin embargo, este sector de la población se ha dedicado a trabajar en restaurantes, poner puestos de comida y a continuar con sus tradiciones. Por ejemplo, quienes llegaron de Zacatlán de las Manzanas, impulsan la feria de la manzana en New York.

Además de esto, los migrantes mexicanos se organizan para jugar futbol en canchas ubicadas en el barrio Chino. Los equipos en su mayoría están conformados por cocineros y meseros de la gran manzana. Con estas actividades los poblanos fomentan la diversidad cultural y fomentan la unión entre la comunidad migrante.

Equipo de Afromexicanos en California

Si el simple hecho de ser mexicano puede ser un motivo de exclusión, ¿qué sucede cuando agregamos el factor afro? La respuesta es contundente, son objeto de ataques racistas. Y una de las formas para combatir esto es el futbol, tal y como sucede en Pasadena, California. En este estado de la unión americana, se encuentra el equipo Costa Chica, que forma parte de la Liga Premier Estados Unidos.

Te puede interesar: San Rafael en la Pershing: un equipo michoacano en Chicago

Sufrimos discriminación. Cuando hicimos el equipo de futbol en Pasadena, no nos bajaban de ‘gente negra’, de ‘africanos’, de que no éramos mexicanos” afirma Gilberto de los Santos, jugador de Costa Chica, al portal México Nueva Era. Por otro lado, el equipo de Afromexicanos se ha ganado el respeto de los habitantes gracias al futbol.

De hecho, este equipo cuenta con títulos en diversas categorías del futbol amateur. Por ejemplo la División Mayor y La Súper Mayor, a esto se suma el campeonato en la Liga Centroamericana. En líneas generales, la comunidad afro en estados unidos, se agrupo para luchar contra el racismo y lo hizo con el balón.  

South Bronx United

Enclavada en uno de los distritos más emblemáticos de New York, South Bronx United es una luz dentro de Estados Unidos. Esta fundación creada por el ex futbolista Elvis García Callejas, reúne a jóvenes migrantes para brindarles apoyo educativo, legal y social.

Prácticamente todos los integrantes de South Bronx United -por condiciones desfavorables- migran de su país, y representan aproximadamente a 30 países del mundo, siendo África y Latinoamérica quienes más aportan a las filas de esta institución.

Sus programas como The SBU Academy, Recreational Soccer Program, City in the Community Program, Global Youth League e Immigration Legal Services  fomentan el trabajo en equipo, la integración de los migrantes a la sociedad norteamericana y su desarrollo educativo, dentro y fuera del campo. Por último, cabe destacar su convenio deportivo con NYC FC, equipo de la MLS con el que brinda a los jóvenes oportunidades en el deporte.

Maya Chapín un esfuerzo para unir a los migrantes

Fundado por el pastor guatemalteco Antonio Velásquez, es un movimiento que ayuda a los jóvenes migrantes por medio de futbol. Maya Chapín reúne a cerca de “108 equipos con 10 mil jugadores”. Por otro lado, el trabajo de Velásquez es reunir ayudar a que los migrantes puedan reubicarse en Estados Unidos.Esto debido a que muchos de ellos se no cuentan con redes de apoyo en Estados Unidos.

“Como nosotros, muchas personas ahora están saliendo por la falta de oportunidad, la extrema pobreza, la inseguridad. Estos jóvenes solamente están buscando una vida mejor”. Afirma Antonio Velásquez, quien se vincula con demás ligas en Estados Unidos para fomentar la inclusión de los migrantes en Estados Unidos.

Sin lugar a dudas, estos son algunos ejemplos de lo que el futbol es capaz de hacer en un país xenofobo, en donde las políticas del gobierno alientan o disfrazan las actitudes contra los migrantes. El deporte puede ser un vehículo para que la sociedad norteamericana pueda aprender lo otro. 

 

Por: José Macuil García / @J_Macuil

Comentarios