Fuera de lugar
Fuera de lugar

A partir de las discusiones que Nathaniel Creswick y William Prest tuvieron al momento de establecer el juego de futbol reglamentado a mitad del siglo XIX, nacieron la mayoría de las reglas que hoy conocemos. Y es que ambos son considerados fundadores del Sheffield Football Club, equipo reconocido por la FIFA y la Football Association como el más antiguo del mundo.

Ahora bien, para poder jugar bajo un esquema táctico no solo se necesitaba reglamentar el juego, también era preciso regular las ventajas o desventajas que se podían presentar dentro de la cancha, todo bajo la idea de que el futbol fuese lo más equitativo posible. De ahí que en este tiempo emane a la par, lo que después se conoció como The Sheffield Rules, código que se fundó en 1858 y cuya magnitud aún se percibe en las canchas.

Seguramente incluiremos una próxima entrada de la Enciclopedia Rabonera, en donde estudiemos, como lo hicimos con el término cruzazuleando, la serie de tópicos que toca el reglamento y cuáles permanecen casi intactos hoy en día. Sin embargo, lo que nos corresponde aquí analizar es que entre varias normas, cómo utilizar un travesaño o los saques de esquina, el fuera de lugar no era relevante en los albores del balompié.

Los famosos kick throughs se disputaban de manera libre, la posición adelantada no sería un impedimento hasta que se incluyó el off-side en 1863 a partir de las reglas de la Football Association, las cuales fueron elaboradas en gran medida por Ebenezer Cobb Morley. Estas se basaron en The Cambridge Rules, un viejo reglamento que probablemente ya estipulaba desde antes de 1850 el fuera de lugar como impedimento para el buen juego.

Todos atrás del balón empujando la historia en el siglo de las revoluciones.

Esto se dio en gran medida porque en Cambridge se practicaba el futbol, lo mismo que el rugby, años antes de la aparición del Sheffield Football Club. Situación que seguramente les dio una perspectiva diferente sobre la posición adelantada, la cual representaba en gran medida una ventaja de gol.

Recientemente la IFAB ha estipulado que brazos y piernas no cuentan para marcar un fuera de lugar. A pesar de eso, el delantero flota entre la línea que divide a la gloria del olvido. Situándose en una frontera legendaria entre este mundo y el otro. En el futbol todo tiene una historia, una memoria viva que permanece.

sheffield team

La Enciclopedia Rabonera
Pág. 56.

Por: Andrés Piña / @AndresLP2

Comentarios