Los años sesenta estuvieron marcados por movimientos sociales y avances tecnológicos. La lucha encabezada por Martin Luther King, la llegada del hombre a la luna, el primer viaje supersónico, la construcción del Muro de Berlín y la explosión del movimiento hippie, entre otros.

Inglaterra ganó la sede para albergar la Copa del Mundo en 1966 tras ganar en las votaciones a la República Federal de Alemania. Gracias a la British Invasion, un movimiento musical basado en el rock&roll cuyo máximo exponente fueron los Beatles, y al Swinging London que buscaba impulsar la moda y la cultura inglesa como recuperación de la crisis post Segunda Guerra Mundial, solo el futbol le faltaba al país de la Reina Isabel II para atraer todas las miradas.

Los precursores de las reglas del balompié buscaban organizar el Mundial como celebración del centenario de la FA Cup. En plan grande, el trofeo Jules Rimet se exhibió antes de la justa mundialista en Westminster para que la gente tuviera la oportunidad de mirarlo, pero lo impensado sucedió: el ansiado trofeo fue robadoPickles, el perro más famoso en la historia del futbol, se convirtió en el héroe. El canino, junto con el dueño David Corbett, encontraron el trofeo y fueron reconocidos con una medalla y una recompensa de 1.500 dólares y un regalo para Pickles.

Los locales llegaron a la final después de eliminar a la selección lusitana comandada por Eusebio, que cabe mencionar fue el goleador del torneo con 9 dianas. Los alemanes arribaron a instancia definitoria de la mano del líder Franz Beckenbauer.

Te puede interesar: Heidegger y Beckenbauer, una anécdota futbolera

Inglaterra y Alemania Federal se vieron las caras en el hoy mítico Estadio de Wembley. Empatados en tiempo regular, el campeonato fue decidido en la prórroga. Geoff Hurst anotó el famoso y polémico gol fantasma, un derechazo que impactó el balón en el travesaño y luego en la línea sin atravesarla por completo. Ante la duda del árbitro central, el abanderado afirmó que había sido un gol legítimo, dándole a Inglaterra su primera y única Copa del Mundo levantada por Bobby Moore.

Checa toda la información y más en el siguiente video.

Por: Redacción

Comentarios