Maradona en Napoli

Si hablamos de Napoli, una de las primeras cosas que pasan por nuestra mente es el paso de Diego Armando Maradona por las filas del club. Históricamente, los dominadores del futbol italiano son los equipos del norte como: Juventus, Milán o Inter de Milán, instituciones que acaparan la atención con títulos nacionales, internacionales y contrataciones de jugadores élite.  

Lee más: Películas sobre Maradona, ¿cuál es la mejor?

¿Cómo llegó Maradona a Napoli?

En Napoli, ubicado al sur del país de la bota, las condiciones marginales de pobreza y desempleo impedían el surgimiento de un equipo competitivo que peleara el Scudetto. La realidad de la escuadra cambió totalmente con la llegada de Maradona en la temporada 1984-85, proveniente de Barcelona tras dos temporadas regulares. La incorporación del Diego se realizó a la par del fichaje de su compatriota, Daniel Bertoni, campeón del mundo en 1978.

El primer año estuvo lleno de altibajos. Terminaron en el octavo lugar con 33 puntos, y el Verona se coronó con diez puntos más. Tras este “fracaso”, bien escrito entre comillas, la directiva del Napoli desarrolló un equipo alrededor de Diego. Para la temporada 1985-86 contrataron a Bruno Giordano de la Lazio, esto con la promesa de formar un tridente con Maradona y Bertoni, sin embargo, quedaron terceros con 39 puntos, a solo seis del líder: la Juventus de Michel Platini y Gaetano Scirea.

El inicio del éxito

Todo cambió para la temporada 1986-87. Diego Armando Maradona venía inspirado tras ganar la Copa del Mundo de México 1986. Un diez de mayo de 1987, Napoli logró lo que parecía imposible un par de años atrás: consagrarse campeón de la liga italiana por primera vez en la historia.

Fue la primera vez que la ciudad logró algo así de grande. Se dio una comunión perfecta entre el equipo y la localidad. La conexión era tan fuerte, que Nápoles se convirtió en la segunda casa de Maradona, su segundo hogar. La historia no termina aquí.

Para la temporada 1987-88 contrataron al brasileño Careca. Con el carioca se formó el famoso tridente con Maradona y Giordano, mejor conocido como la ‘MAGICA’, que para distintos especialistas, es el mejor tridente de la historia del balompié. Quedaron en segundo lugar de la liga pero lograron su pase para la Copa de la UEFA de 1988-89.

En fase de grupos vencieron a Paok, Lokomotive de Leipzig y Girondins de Bourdeaux. En cuartos de final dejaron atrás a la Juventus, su acérrimo rival. Eliminaron al Bayern Munich en semifinales y se consagraron campeones al vencer al Stuttgart, siendo éste el único título internacional a nivel clubes conseguido por el Pelusa.

En 1990 mantuvieron la inercia ganadora, alzaron el segundo y último Scudetto conseguido por el Napoli. Esta época dorada termina con la partida del Barrilete Cósmico en 1991, pues tras quedar octavo en la Serie A, fichó por el Sevilla de España. El Napoli retiró el dorsal ‘10’ en honor a Diego, quien fue el máximo goleador del club, hasta que el eslovaco Marek Hamsik, superó su cifra de goles.

Recomendación cinematográfica

El impacto de Maradona fue brutal. Deleitó a muchos en los campos italianos que pisó -además del Estadio de San Paolo-, y causó una revolución en el club y en la ciudad. Actualmente, muchos siguen siendo aficionados al Napoli por su llegada. Para apreciar el impacto recomiendo el documental ‘Maradonapoli’ de Alessio Maria Federici. 

 

Por: Gustavo Vega / @gvegap

Comentarios