En la ciudad mediterránea de Génova existen dos equipos que luchan por su predominio en la ciudad, uno con el nombre de la urbe, el Genoa y su gran rival la Sampdoria. Aunque este último es bastante joven, fundado el 12 de agosto de 1946, es interesante y muy particular el origen que encierran sus colores y su escudo.

Sampdoria: historia de la dualidad

La Sampdoria surgió tras la fusión de dos equipos de la ciudad portuaria, la Sampierdarenese y la Andrea Doria. La unión se gestó principalmente por dos factores. El primero de ellos fue que la Sampierdarenese había conseguido su permanencia en la Serie A, sin embargo, las dificultades económicas de la institución provocaron que los dueños buscaran una alianza para resolver sus problemas monetarios.

El segundo, atañe la Andrea Doria, que no había conseguido mantener su lugar en la máxima categoría del calcio italiano, pero contaba con una buena suma de recursos. Fue así que ambos clubes llegaron a un acuerdo para fusionarse y poder mantenerse en la Serie A. El nuevo equipo adoptó el nombre de las dos escuadras que se fusionaron, Samp (de la Sampierdarenese) y Doria (de la Andrea Doria), fue así como nació la Sampdoria.

El nombre fue compartido para la nueva escuadra y también los colores. Ya que se adoptó el rojo y el negro de la Sampierdarenese, mientras que el azul y blanco procedían de la Andrea Doria. El escudo del recién nacido equipo se creó a partir de darle una identidad con la ciudad, Génova había sido toda su vida un puerto con gran actividad marítima.

El emblema se basó en la silueta de un marinero de la región, el baciccia, con su pipa y un gorro de pompón típico de los portuarios. Además de una barba que caracteriza a todo hombre que ha pasado gran tiempo en el mar. El esbozo del navegante fue rodeado por un escudo con los colores del nuevo equipo: azul, rojo, blanco y negro.

Te puede interesar: A.S. Roma, una heráldica de respeto

Por otro lado desde sus inicios, la camiseta del club estuvo acompañado por el escudo de la ciudad, un bandera blanca con un cruz roja, para demostrar que la Sampdoria era la nueva cara del futbol en Génova.

Los Blucerchiati tuvieron que esperar hasta 1985 para levantar su primer título, la Copa de Italia. Ganaron este torneo otras tres veces más, pero el logro más grande del club fue conquistar la Serie A en 1991. A pesar de que su acérrimo rival, el Genoa, critica al club por ser demasiado joven, la Sampdoria ha demostrado a todos sus contendientes italianos y europeos la capacidad que tiene al momento de tocar el balón.

Por: Manuel Vázquez Laguna

Comentarios