Matildas

Por tradición, Estados Unidos fomenta el futbol femenil. Esto ha catapultado al país de las barras y las estrellas a tomar el protagonismo en selecciones juveniles y mayores. Qué decir de su liga, donde juegan futbolistas destacadas -con salarios de 40 mil dólares aproximadamente- como Marta, Alex Morgan, Hope Solo y Abby Wambach. De hecho, en 2018, Estados Unidos y Canadá registraron la mayor cantidad de jugadoras en ligas en el mundo, y el mayor flujo y desarrollo de futbolistas en el continente.

Te puede interesar: Abby Wambach, el precio del heroísmo

Matildas un equipo único

Aparentemente, el futbol femenil es una de las opciones para las jóvenes que radican en Estados Unidos, pues parece ofrecer mayores oportunidades para el desarrollo del deporte. Sin embargo, esto no sucede en todas las categorías y mucho menos en todos los estados.

Por ejemplo, en Chicago, Illinois, el futbol femenil debe enfrentarse a la falta de espacios. No hablamos de canchas solamente, sino de equipos que quieran acoger a las niñas que buscan desarrollar sus cualidades.

Lee más: San Rafael en la Pershing: un equipo michoacano en Chicago

Lamentablemente, los equipos no les permiten integrarse a las ligas locales. El entrenador y promotor de Matildas, Luis Jiménez, afirma que “ni siquiera las ven, si es una niña les dicen que no. Hay que hacerles un espacio”.

Matildas surgió como una opción para que las niñas -principalmente hispanoparlantes– demuestren su talento. “Varios papás tenemos la inquietud de que no hay espacios en una liga aquí en Chicago para las niñas”, agrega el mismo Jiménez en una entrevista al medio La Raza.

Aunado a las pocas oportunidades, las chicas de Matildas se enfrentaron a problemas como el lucro. Los padres de familia señalaron que los equipos en Chicago priorizan los beneficios económicos antes que el desarrollo deportivo.

Futbol para todas, el valor diferencial de Matildas

Matildas apuesta por lo contrario. “Estamos enfocados totalmente es que jueguen desde una edad temprana para llegar a jugar a una universidad y obtener una beca, y ahí donde deben apuntar los papás y la comunidad”. 

Bajo esta premisa, el equipo está constituido únicamente con mujeres que juegan en la Liga Douglas Kids, ubicada en Chicago. Curiosamente, la liga donde lograron entrar no es exclusiva para mujeres, pues hay equipos mixtos y exclusivamente varoniles. Sin embargo, Matildas se mantiene firme en su postura para incluir únicamente a niñas.

Escucha la entrevista que le hicimos a Luis Jiménez sobre Matildas aquí:

Afortunadamente, Matildas sigue rindiendo frutos con niñas de Chicago, quienes a través del futbol esperan encontrar en el futuro una beca deportiva o iniciar su camino en escuelas oficiales de futbol, por ejemplo, la de Chicago Fire. Esperamos que Matildas se convierta en un semillero para las niñas en Estados Unidos y, por qué no, se extienda a demás estados de la unión americana.

Por: José Macuil García

Comentarios