Regla 50+1

Como un símbolo de rebeldía e inconformidad: Una pancarta se despliega. Aficionados del Bayern Múnich muestran su descontento ante el presidente del Hoffenheim, Dieter Hopp. Al minuto 76’, el árbitro decide suspender el juego por unos minutos. Un furioso Hans Dieter Flick (actual director técnico de los bávaros), junto a sus jugadores, exigen a la sección de la afición que se deshagan de la lona y sean más considerados con sus actos. Una lucha por la Regla 50+1. Aficionados vs. La inversión externa.

¿Qué es la Regla 50+1?

Con el propósito de beneficiar a los aficionados en la Bundesliga (manteniendo un equilibrio en los costos y dirección del equipo) la Regla 50+1 brinda voz y voto a los miembros registrados de sus respectivos clubes. En realidad, esta regla es un término informal que se utiliza para referirse a la cláusula de regulaciones de la Liga de Fútbol Alemán (DFL).

Dentro de dicha cláusula se establece que, para que un club pueda obtener una licencia para competir en el máximo circuito del futbol alemán, el club debe de tener la mayoría de sus propios derechos de voto; Por consiguiente debe de estar en posesión del club: el 50% +1 voto.

Esto se convierte en un aspecto vital para una liga cuya esencia contiene la tradición de membresías. Por ejemplo: Bayern Múnich cuenta con 290,000 miembros registrados; de igual manera Borussia Dortmund cuenta con 153,787 y Schalke 04 con 150,688.  

¿Inversión Externa?

El cumplimiento de la regla garantiza que los equipos conserven el control general mayoritario, protegiendo a los mismos de la influencia de inversores externos.

Hay ciertas excepciones a la regla: En el caso de que una persona o compañía haya financiado sustancialmente a un club, por un periodo continuo de al menos 20 años, existe la posibilidad de que este inversionista tenga acceso a tener una participación mayoritaria del club.

Ejemplos claros de esto son el Bayer 04 Leverkusen y el VfL Wolfsburg, los cuales sus patrocinadores (Bayer y Volkswagen, respectivamente) forman parte de la historia de los equipos desde su creación.

Antecedentes

La Regla 50+1, nació en 1998. En este año, se abrió la oportunidad de que los clubes alemanes pudieran convertirse en sociedades con ánimo de lucro. Con las condiciones previamente mencionadas (Regla 50+1 y 20 años financiados). Previo a esto los clubes alemanes solamente podían pertenecer entre miembros.

También te puede interesar: Wolfsburg y Volkswagen: El motor de los lobos

En 2014, Dieter Hopp (actual propietario del Hoffenheim) se convirtió en otra excepción de la regla, lo que ocasionó una infinidad de molestias de la mayor parte de aficionados de la liga alemana.

En 2018, ocurrió otro intento de excepción por parte del presidente del Hannover 96: Martin Kind; esta fue rechazada por la DFL (23 de 36 clubes). El RB Leipzig forma parte de la regla de una forma inusual. Sus membresías son realmente caras y de una manera elitista: todos son empleados de Red Bull.

La Regla 50+1 causa mucha controversia, los que están a favor de ella, argumentan la tradición, un control establecido en el precio de los boletos y una dirección institucional que se enfoque en el desarrollo deportivo.

Por el otro lado, los que se encuentran en contra de la regla, la consideran una forma de monopolio y argumentan que la Bundesliga ha llegado a un punto de estancamiento debido a la falta de inversión.

Sin duda, un debate que debe tomarse a consideración para el mejor desenvolvimiento de la liga, de los aficionados y el futbol alemán; tal vez, incluso tomar en cuenta llegar a un punto medio donde ambas propuestas sean escuchadas.

Por: Mario Badillo / @n7mariobadillo

Comentarios