Scroll Top
Alemania vs Argentina

El futbol internacional está lleno de grandes rivalidades. Una de las más importantes es la final más repetida en la historia de los mundiales: Alemania vs Argentina. Estas selecciones se han enfrentado un total de 22 veces a través de su historia: diez victorias para la selección albiceleste, siete para los teutones y cinco empates. Los enfrentamientos oficiales en mundiales han sido siete: cuatro victorias alemanas, dos empates y una victoria argentina. 

Ambos equipos cuentan con icónicos goleadores, los cuales le han marcado a sus rivales correspondientes tres goles respectivamente: Del lado de Alemania, Miroslav Klose, y del lado de Argentina, Jorge Burruchaga.

El primer encuentro entre ambas selecciones fue el 8 de junio de 1958, en el Malmö Stadion. El partido correspondió a la fase de grupos de Suecia 58, con una victoria 3-1 para Alemania Occidental. Otros dos encuentros memorables ocurridos en Copas del Mundo son: 

Los malditos cuartos de final

En Alemania 2006, en los cuartos de final, donde alemanes y argentinos empataron 1-1 en el tiempo regular. El marcador no se movió en tiempo extra. Fue hasta los 11 pasos, que los teutones se impusieron ante su similar de Argentina con una sensacional actuación del arquero alemán Jens Lehmann.

Cuatro años más tarde, en Sudáfrica 2010 se volvieron a encontrar en cuartos de final. Una vez más, el equipo germano, dirigido por Joachim Löw, propiciaría un baile 4-0 ante los comandados por Diego Maradona, con un gran doblete por cuenta de Miroslav Klose.

A continuación el resumen de aquel 4-0.

Lee más: Santiago Solari, “el Indiecito” que brilló en Real Madrid

Las tres finales mundialistas: Alemania vs Argentina (2-1)

Los tres enfrentamientos más importantes tomaron lugar la última instancia del Mundial. La primera se dio el 29 de junio de 1986, en el Estadio Azteca. Ahí, la selección argentina superó al conjunto alemán con un marcador 3-2 para conseguir su segundo título mundialista. Goles de: José Luis Brown, Jorge Valdano y Jorge Burruchaga por parte de Argentina;  Karl-Heinz Rummenigge y Rudi Völler para Alemania.

La segunda final fue cuatro años más tarde, el 8 de julio de 1990, en el Estadio Olímpico de Italia 70. Ahí, los dirigidos por Franz Beckenbauer tuvieron su revancha contra la albiceleste, con un marcador de 1-0. La anotación teutona corrió por cuenta de Andreas Brehme.

Por último, el más reciente enfrentamiento fue el 13 de julio de 2014 en el Estadio Maracaná, en Brasil 2014. Después de no encontrar definición dentro de los 90 minutos, el partido se fue a tiempo extra, donde los germanos aprovecharon su oportunidad para coronarse campeones por cuarta ocasión, empatando a Italia (4) y quedando a sólo uno de Brasil (5).

¿Recuerdas la final de Brasil 2014? Aquí el resumen. 

Te puede interesar: Juan Domingo Perón y el futbol: “el primer hincha”

Estilos históricos definidos

Alemania se caracteriza por el respeto que le tiene a la posesión del balón. Aprovecha la alta velocidad, las recuperaciones en el medio campo, intensidad en el último tercio del campo y definición casi infalible en la zona defensiva del equipo contrario.

Por otro lado, Argentina magnifica su defensa. Cierra los caminos del abordaje rival, aprovecha oportunidades veloces en los espacios que generan y le sacan provecho a sus grandes individualidades.

No cabe duda de que estos feroces enfrentamientos son resultado de dos de las escuelas más versátiles que existen en el futbol mundial. Esto va más allá de un partido, es el choque entre dos extraordinarias interpretaciones de relacionarse con el balón y jugar este maravilloso deporte que tanto nos apasiona.

Por: Mario Arturo Badillo / @n7mariobadillo