Antivacunas en el futbol

El 17 de noviembre de 2019 se detectó el primer caso de Covid-19 en el mundo. Lo que en ese tiempo fue una enfermedad extraña, hoy sigue causando estragos. Hasta el 12 de enero de 2022 se han dado 317.24 millones de contagios y más de 5.51 millones de muertes… y la cuenta sigue.  

Absolutamente todas las personas se vieron afectadas, las economías detenidas (o de menos aletargadas) y las fronteras cerradas, y las mejores mentes del mundo trabajaron para encontrar una solución. El 31 de diciembre, 410 días después, la OMS (Organización Mundial de la Salud) autorizó la vacuna Pfizer como manera de combatir la pandemia.

“Se trata de un paso muy importante en el acceso mundial a las vacunas contra la COVID-19. Con todo, deseo recalcar la necesidad de que se haga un esfuerzo aún mayor a nivel mundial para que el suministro sea suficiente y puedan satisfacerse las necesidades de la población prioritaria en todos los lugares del mundo” Doctora Mariângela Simão, Subdirectora General de la OMS para el Acceso a Medicamentos y Productos Sanitarios.

Un problema evidente

Rápidamente, el mundo se dividió en dos bandos: las personas a favor de la vacunación y las que estaban en contra. En el mundo del deporte las cosas no fueron distintas. Futbolistas como N’Golo Kanté, Callum Robinson y figuras del Bayern Munich como Joshua Kimmich y Eric Maxim, son las personas que, a pesar de las instancias gubernamentales o institucionales, se niegan a recibir una dosis.

La Premier League se las ha visto difícil con el tema. Desde el caso positivo de N’Golo Kanté el 28 de septiembre de 2021 previo al duelo contra la Juventus de Turín en la fase de grupos de la Champions League, se comenzaron a revelar datos complejos. 

Resulta que el resultado positivo de Kanté no solo destapó su inactividad en algunas fechas con el Chelsea y su ausencia con la Selección Francesa, si no cosas peores. Según una publicación del Daily Mail, apenas un tercio de los jugadores contaban con la vacunación contra el SARS-COV-2. De esta porción cabe recalcar que el Wolverhampton, Brentford y Leeds contaban con un 80 o hasta 100% de sus jugadores con la vacuna.

Si bien Kanté no ha salido abiertamente a dar su posición sobre la vacunación, su postura fue expuesta por el técnico Thomas Tuchel durante la conferencia de prensa donde anunciaba su situación. “Son adultos que toman sus decisiones, hay que aceptarlo”, mencionó.

“Yo puedo tomar una decisión por mí, pero cada uno debe reflexionar si quiere asumir riesgos o no. Es una cuestión sensible. La vacuna parece una verdadera protección. Personalmente, estoy vacunado, pero no me veo en posición de dar recomendaciones, sería ir demasiado lejos como entrenador de fútbol” Thomas Tuchel.

Los antivacunas en el futbol: Una voluntad inamovible

No hay que movernos mucho para ver otro de los casos más sonados: Callum Robinson. El delantero fue diagnosticado con Covid-19 en dos ocasiones, y a pesar de ello siguió firme en su decisión.

Aquí cabe aclarar una cosa. Robinson aceptó que, a pesar de no haber recibido una dosis contra el SARS-COV-2, no se declara en contra de la campaña de vacunación. Se mostró abierto a que en un futuro pueda cambiar de opinión y querer la inmunización, pero por el momento, su elección es ‘no’.

Bajó la premisa de “todos tienen su elección sobre lo que quieren hacer”, Callum siguió su trabajó con el West Bromwich y la Selección Irlandesa, aunque las críticas a su posición no han dejado de llegar.

Una de ellas es la del mismísimo ministro de deportes, Jack Chambers, quien declaró que los aficionados no volverían a las canchas sin la ayuda de la vacuna. El ministro dejó en claro su preocupación sobre la postura de Robinson y de cómo los deportistas deben de ser un ejemplo para la población.

“El sistema deportivo no volvería con el nivel de espectadores que estamos viendo, con el nivel de participación que estamos viendo sin el éxito del despliegue de la vacunación. Eso se aplica aquí y en toda Europa” Jack Chambers.

Problemas en el paraíso

Llegamos a lo que posiblemente es el caso más conocido de la lista. El Bayern Munich está en boca de la afición no precisamente por su liderato en la Bundesliga o por su paso por la Copa de Alemania o por su siguiente duelo en la Champions League. No, más bien es por el grupo dentro de sus filas que se niega a vacunarse.

Mientras en Alemania el canciller Olaf Scholfz argumenta que la vacunación en el país debería ser obligatoria, Joshua Kimmich, Serge Gnabry, Michael Cuisance, Jamal Musiala y Eric Maxim Choupo-Moting se niegan a recibir su dosis correspondiente.

El máximo exponente es Kimmich, quien ha sido el más señalado por los medios. Hay que aclarar, de nuevo, que Joshua no se rehúsa a la campaña, más bien decidió esperar a estudios a largo plazo para tomar su decisión.

La decisión de Kimmich, se cree, es debido al gran reto del periodismo en la era digital: la desinformación. Alena Buyx, presidenta del Comité de Ética Alemán, declaró que el jugador se vió inmerso en este problema y, por ende, tomó su decisión. Esta sería la causa de la negación de sus compañeros también.

Desde entonces se mantuvo bajó la política de “un buen cuidado personal basta para cuidarme a mí y a los demás”. La situación se complicó desde que en Alemania se permitió reducir el salario a las personas que no se vacunan.  Ante ello se llegó a hablar sobre una división en el vestuario y llevar la problemática a los tribunales alemanes, pero nada de esto pasó.

Las cosas cambiaron el 24 de noviembre del año pasado, cuando se reveló que el jugador alemán había dado positivo. Peor aún, en diciembre se comunicó que sufría de problemas pulmonares derivados de la enfermedad, por lo que no vería acción hasta el 2022.

Fue con la llegada del Covid a su cuerpo que el jugador recapacitó sobre su postura, y para el 12 de diciembre del 2021 anunció su cambió de opinión. Reconoció que sus medidas no fueron suficientes y que se vacunará en cuanto le sea posible. Así acabó la polémica de Kimmich.

“Para mí, era difícil hacer frente a mis miedos y recelos, por eso he estado tanto tiempo indeciso” Joshua Kimmich.

Mientras tanto en la Liga Mx…

En México también tuvimos a un renuente a la vacunación. El portero de los Pumas Alfredo Talavera, se llegó a negar también a recibir la dosis contra el Covid.

Talavera se mantuvo bajo una dieta rigurosa, actitud que llevó hasta la Selección Mexicana, donde no aceptó que le pusieran una dosis de la vacuna durante su convocatoria. El 5 de agosto del 2021 el guardameta dió positivo y fue aislado. Por ello se perdió la jornada 3 del Grita México 2021 y parte de la Copa Oro.

Sin embargo, al final de cuentas sí recibió su dosis correspondiente. Durante el viaje de Pumas a Estados Unidos para enfrentar a León en la Leagues Cup, el guardameta de los del Pedregal fue inyectado junto a los demás miembros de la institución que realizaron el viaje.

En todos los casos se puede ver un común denominador: las ligas no obligan a sus futbolistas a estar vacunados. Mientras que en los demás países se regresa al aislamiento, se prohíbe a las personas no vacunadas subir al transporte público o se reducen los sueldos, el futbol parece quedar bien con todos.

Por el momento tenemos el calendario repleto. Las ligas siguen su curso, los torneos internacionales de clubes avanzan con regularidad, los duelos entre selecciones continúan mientras la Copa del Mundo se ve cada vez más cerca. Todo mientras los contagios y las muertes continúan a la alza.

Lee más: 10 comerciales de futbol que dejaron huella

Por: Miguel Bustamante / @Miguel_B07

Comentarios