Antonio Naelson Sinha: leyenda del futbol mexicano

Inicio Texto Perfiles Antonio Naelson Sinha: leyenda del futbol mexicano

-

En su último partido como profesional, un 21 de mayo de 2017, Antonio Naelson Sinha nos regaló una postal que describe su personalidad. Era la semifinal de vuelta del Clausura 2017 contra Chivas, con un marcador empatado 1-1; Guadalajara accedía a la final por su posición en el campeonato regular. Sinha disputó los últimos 17 minutos del torneo. Cuando el árbitro pitó el final del encuentro, el 10 del Toluca se quitó los zapatos en el medio campo y comenzó a caminar descalzo para saludar a sus compañeros. 

En una entrevista para el club Toluca y refiriéndose a este preciso momento, el futbolista declaró: “Así empezamos a jugar futbol, descalzos… era recordar esa etapa de cómo empezamos a jugar, con mi hermano, era 2 contra 2 afuera de la casa. Se me ocurrió terminar mi carrera como empecé, jugando al futbol descalzo”.

Ve la entrevista completa aquí:

Antonio Naelson Sinha: humildad y esfuerzo como valores rectores

Antônio Naelson Matias (“Sinha” es su apodo), fue un futbolista alejado de la vanidad del balompié profesional, a quien siempre le caracterizó la sencillez como persona y deportista. De perfil bajo, el nacido en Itajá, Brasil (23 de mayo de 1976), se dedicó a trabajar con disciplina; jamás se metió en problemas con la prensa ni con los cuerpos técnicos ni con la afición. Católico desde la cuna, para Sinha, lo más importante siempre fue su familia: actualmente está casado y tiene 3 hijos.

Fue un jugador (capitán por muchos años del cuadro choricero) que enseñaba con el ejemplo, que se sacrificaba física y emocionalmente por el escudo que defendía. Su actitud no cambió ni siquiera cuando sufrió el linchamiento mediático debido al caso de dopaje de clembuterol. 

En 2011, durante la Copa Oro y una semana después de que su padre había fallecido, Sinha sufrió el escándalo de dopaje del clembuterol, pues fue uno de los cinco seleccionados (los otros fueron Edgar Dueñas, Guillermo Ochoa, Francisco Javier González y Christian Bermúdez) que dieron positivo debido a una ingesta de carne. En pleno torneo internacional, los cinco jugadores fueron separados separados y suplidos por otros futbolistas. A pesar de este duro momento en su carrera, Sinha no bajó la cabeza, siguió adelante, con ese toque sensato y pragmático que siempre lo caracterizó.

Leyenda del futbol mexicano

Su talento en el terreno de juego respaldaba su actitud frente a la vida. Debutó en el América Mineiro en 1995, modesto club ubicado en Belo Horizonte, capital del Estado de Minas Gerais. Solo permaneció ahí por 2 años, pues fichó por el Saltillo FC para venir a México. Luego pasó por Monterrey por un breve periodo y finalmente llegó al Estado de México, al Toluca, escuadra que sacó lo mejor de él y la cual defendió por 16 años (en dos periodos, el primero entre 1999 y 2014, y el segundo entre 2016 y 2017). 

Sinha representa la unión que puede darse entre una ciudad y jugador, una relación de complicidad, de apoyo mutuo, de reconocimiento; no hay aficionado de Toluca que no respete lo que el “10” le dio a la institución. 

Esos 163 centímetros de calidad le dieron al Toluca 5 títulos de Liga (2000, 2002, 2005, 2008, 2010), y a toda la afición mexicana un futbolista distinto, que jugaba a otra velocidad y que conocía mejor que ninguno los tiempos del partido. Justamente por esto, él era el indicado para abrir los espacios, para crear huecos y líneas que no estaban diseñadas previamente en la mente de los entrenadores ni de los comentaristas. Todo 10 es siempre un maestro del pase filtrado, y Sinha dominaba este movimiento. 

“Levantar una Copa es casi como el nacimiento de tu hijo”. 

Nombrado como Mejor Jugador de la Primera División en México en 2008 y en 2010, Antonio Naelson Sinha fue un mediapunta creativo, un 10 clásico cuya función era articular el mediocampo con la delantera. Con la cabeza levantada, miraba constantemente de reojo hacia sus espaldas para esquivar rivales. Sinha cuidaba como pocos a la pelota, siempre bien pegada al pie. Constantes cambios de ritmo y giros sobre su propio eje, Antonio lograba fintar solo con la cintura.

Te puede interesar: José Saturnino Cardozo, el príncipe guaraní

Si te interesa saber más sobre su carrera, te recomendamos la siguiente entrevista

Sinha se posicionaba correctamente atrás del 9 y desde ahí operaba, además de que tenía mucho recorrido de mediocampo al área. No solo por los goles sino por su profesionalismo, Sinha tenía ganado el respeto del público fuera a donde fuera. Un ejemplo de esto fue su naturalización como mexicano. 

Durante 9 años (2004-2013), jugó 59 partidos con la selección nacional y asistió a dos torneos internacionales de renombre con la selección tricolor: la Copa Confederaciones en Alemania 2005 y la Copa del Mundo en el mismo país en 2006

¿Ya no recuerdan ese gol que le anotó a Japón en la Confederaciones? Recibió la pelota fuera del área, y en un solo toque se acomodó la pelota para disparar. Quizá esa es la principal virtud de un 10, siempre tiene claro el siguiente movimiento, es como un ajedrecista, su mente no está en la jugada presente sino en la futura. Y le dejó ir todo el empeine… un gol de antología, un gol que nos hizo vibrar y que fue seleccionado como el mejor gol de la historia de la competición. 

Revive el gol de Antonio Naelson Sinha aquí:

O ese partido contra Irán en Alemania 2006. Primero la asistencia a Omar Bravo para el 2-1, cuando lo aguanta al momento exacto para que el delantero entre de frente a la portería pero sin estar en fuera de lugar, y luego el 3-1 con un remate certero de cabeza. 

Sinha era uno de los favoritos de Ricardo Antonio La Volpe. Muchos jugadores lo han dicho, y Sinha entre ellos: en 2005 y 2006, el ambiente dentro de la selección mexicana era sumamente propicio para realizar un buen futbol. El mexicano era uno de los hombres de confianza del bigotón, y el juego ofensivo de esa escuadra se articulaba según la inteligencia de Sinha. 

Checa la entrevista que le realizamos a La Volpe en la cual habló de su paso como director técnico de la selección nacional varonil:

Últimos años en el campo y futuro en el futbol

Nuestro personaje salió de Toluca para ir a Querétaro un par de años. Llegó en 2014 e incluso disputó una final en el Clausura 2015, aunque los Gallos Blancos cayeron frente a Santos Laguna. Para el Apertura 2016 volvió a Toluca, solo para retirarse con el club de sus amores. 

A la par de su carrera futbolística, Sinha realizó el curso de entrenador, por lo tanto, no descartemos verlo dirigir de manera profesional en un futuro cercano. Desde finales de 2017 -después de su retiro- se mantuvo en la institución como director de fomento deportivo. En 2019 se convirtió en Director Deportivo del Club Toluca tras la salida de Jaime León del Toro. Personalmente, cómo se extraña la calidad de Sinha en el futbol mexicano actual. 

 

Por: Diego Andrade / @diego_a72

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Suscríbete a nuetro

Para estar al día en las promociones y notas

- Advertisment -

Lo mas Nuevo: