Seedorf
Seedorf

“…Siempre le pregunto a todos, ¿cuál es la mayor alegría que has sentido en tu vida? Y luego que traten de multiplicarlo por diez.” Clarence Seedorf hablando del deporte, pero en especial del futbol y en particular de la Champions League, una competencia que tiene escrito en letras doradas el nombre de “la Pantera”.

De Surinam para el mundo

Clarence Seedorf nació en Surinam el 1 abril de 1976, nación que obtuvo su independencia de Países Bajos tan solo un año antes. La familia de Seedorf, como un sustancial número de habitantes, decidió emigrar a Países Bajos debido a la dictadura militar impuesta de 1980 a 1988.

Después de situarse en territorio neerlandés, Seedorf comenzó a desarrollar sus habilidades futbolísticas en las inferiores del Ajax. Su talento y convicción fue tan notable que el mismo Louis Van Gaal lo llamó para que formara parte del primer equipo. Se convirtió en el jugador más joven en debutar con Ajax, lo hizo con 16 años y 242 días de edad.

“La Pantera” (como sus compañeros le apodaron) se convirtió en un jugador fundamental en el esquema de Van Gaal. En la temporada 1994/1995 disputó los 11 partidos de la Champions League, donde, rodeado de talentos como Van der Sar, Rijkaard y Kluviert, logró levantar su primera orejona.

Bienvenida a la Casa Blanca

Habiendo ganado todo en Países Bajos, Seedorf decidió apostar por un nuevo desafío en el calcio italiano. Pasó una temporada en la Sampdoria, donde llamó la atención de Fabio Capello, quien finalmente lo convenció para firmar con el Real Madrid en 1996.

A pesar de su juventud, el neerlandés logró encajar a la perfección con “los merengues”. Un titular indiscutible junto a Fernando Redondo, quien fue uno de los compañeros con quien generó mayor sinergia en toda su carrera.

Bajo las órdenes de Jupp Heynckes, fue uno de los jugadores que le regresó la gloria del máximo campeonato de clubes en Europa al Real Madrid, después de una sequía de 32 años.

En la temporada 1999-2000, Seedorf tuvo uno de los momentos más difíciles de su trayectoria profesional. Con la llegada de John Benjamin Toshack, sus minutos de juego se vieron drásticamente reducidos debido a que no encajaba con su estilo de juego.

El conflicto llegó a ser tan notorio que incluso en un partido amistoso, la afición merengue tomó su bando gritando: “¡Toshak no, Seedorf sí!”. A mitad de temporada Toshak abandonó el banquillo por malos resultados. Sin embargo, Seedorf también partió por diferencia de principios con la directiva.

Il Professore

Convencido por el proyecto de Marcelo Lippi, firmó con el Inter. No obstante, tras la destitución de Lippi en el banquillo, Seedorf nunca se sintió realmente cómodo y decidió cruzar el césped del Giusseppe Meazza, en dirección al AC Milan.

En tan solo su primera temporada (2002/2003) conquistó la Copa de Italia e hizo historia convirtiéndose en el único jugador en haber ganado 3 Champions League con distintos equipos, al vencer a la Juventus en Old Trafford.

Se convirtió en una auténtica leyenda del club, obteniendo títulos sin importar la competencia. Formó un mediocampo explosivo con dos de sus mejores socios, Andrea Pirlo y Gennaro Gattuso.

Del mismo modo, tuvo que vivir la que para muchos es la mejor final de Champions League de la historia, aunque no precisamente del lado del equipo vencedor. Pero para Seedorf, lo que sucedió en el milagro de Estambul fue obra de algo más allá de sus posibilidades como equipo.

“Dominamos le juego 83’ minutos y en 7 minutos ellos le dieron vuelta al partido, realmente creo que así tenía que pasar, fue el destino”. Expresó el neerlandés en una entrevista.

El futbol otorga revanchas y Clarence Seedorf, junto a Carlo Ancelotti y el resto del Milan pudo obtenerla, precisamente frente a Liverpool, tan solo 2 años después al coronarse campeones de la Champions League en Atenas. La cuarta orejona en el palmarés de “la Pantera”.

“Cuando me fui del AC Milan, también me fui de la Champions League y fue una decisión complicada, porque tengo una relación muy especial con esa competencia”. Expresó Seedorf al hablar de su partida del conjunto lombardo y de la competencia donde forjó su nombre.

 

Leer más: El futbol de Surinam: un secreto bien guardado

Síguenos en Google News

Por: Mario Badillo / @n7mariobadillo

Comentarios