COVID-19: El conflicto que paralizó la Eurocopa
COVID-19: El conflicto que paralizó la Eurocopa

El Coronavirus lo logró. Aquello que conflictos sociales, disoluciones de naciones y otras enfermedades fallaron en hacer: detener al torneo de selecciones europeas por excelencia. La UEFA ha decidido aplazar/suspender para el siguiente año, la Eurocopa que debía disputarse este verano.

Con la determinación de facilitar el reajuste de calendario para el final de la presente temporada es que se ha tomado tal decisión. Esto sirvió como respuesta a la solicitud de las ligas nacionales, para así poder tener libertad de fechas y poder concluir los campeonatos nacionales.

Aquí te dejamos algunos sucesos históricos que pudieron haber ocasionado la suspensión del torneo instaurado en 1960:

La Guerra de los Balcanes

En 1992, la selección nacional de Yugoslavia fue excluida de su participación en la Euro disputada en Suecia. Esto gracias al bloqueo que acordó el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, debido al conflicto bélico en el cual se encontraba el país balcánico.

“Yugoslavia será excluida de las competiciones internacionales durante todo el tiempo que se prolongue el bloqueo decretado por las Naciones Unidas”, declaró el presidente de la FIFA en ese entonces, Joseph Blatter.

El dirigente del máximo organismo del futbol añadió: “No creo que se deba mezclar la política con el deporte. Son cosas totalmente distintas”.

El equipo yugoslavo llegó a Estocolmo con la intención de participar en la competición europea. La UEFA aceptó su participación, a pesar de posturas contrarias de parte del gobierno de Alemania e Inglaterra.

El primer ministro inglés, en ese entonces John Major, pidió la exclusión de Yugoslavia de la Eurocopa y la Copa del Mundo. Debido a la presión ejercida y la tensión internacional, Dinamarca ocupó el lugar de los yugoslavos.

También puede interesarte: Estrella Roja vs Dinamo Zagreb, la patada que inició la guerra

Desintegración de URSS

Debido al inestable momento en el que se encontraba la Unión Soviética (equipo campeón en la primera edición del torneo), la UEFA anunció a Italia y Dinamarca como selecciones reserva a causa de las respectivas situaciones de los soviéticos y yugoslavos en 1992.

La UEFA tomó esta decisión puesto temían que la disolución de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas se acelerara en los meses siguientes y dejara de existir, incluso como selección nacional.

Tras la inminente disolución de la Unión Soviética se creó la selección de futbol de la Comunidad de Estados Independientes (CEI o CIS). El cual fue formado por 12 de los nuevos países: Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Georgia, Kazajstán, Kirguistán, Moldavia, Rusia, Tayikistán, Turkmenistán, Ucrania y Uzbekistán.

Tras haber sido aprobada su participación por la FIFA, este seleccionado tomó como himno nacional la novena sinfonía de Beethoven. Dos empates ante Alemania y Países Bajos, más una derrota ante Escocia terminaron con su participación en el certamen. Un mes más tarde el equipo se disolvió.

 Violencia en Ucrania

 La Eurocopa de 2012 en Polonia & Ucrania se vio fuertemente afectada debido a las duras críticas que los ucranianos recibieron internacionalmente. El factor principal fue el discurso racista en el que grupos extremistas expresaron sus puntos de vista, amenazando incluso a jugadores y aficionados que llegaran al torneo y no fueran blancos.

A pesar de esto, la línea oficial en Ucrania declaró que el racismo no es un fenómeno que tenga una presencia en la esencia del país. Por ejemplo, la elegida “Defensora del Pueblo” en materia de derechos humanos en Ucrania declaró: “Ucrania siempre ha proclamado la hospitalidad como uno de sus principios. Se lo mostraremos a los que viajen a Ucrania para visitar la Euro 2012”.

Vyacheslav Likhachov, del congreso nacional de comunidades de Ucrania, dice que sus datos muestran 300 ataques en los últimos 6 años previos a la competición que pueden clasificarse como crímenes de odio. En el último año y medio se detectó un incremento de ataques racistas.

La UEFA, con Michel Platini a la cabeza, expresó que la adjudicación del torneo a Polonia y Ucrania supuso una oportunidad para afrontar retos sociales como el racismo.

Atentados Yihadistas

En abril de 2016, fue detenido Mohamed Abrini, implicado en los atentados de París en noviembre de 2015 y de Bruselas en marzo de 2016. Además, confesó ante la policía belga que el grupo tenía la intención de causar un atentado durante la Euro 2016, misma que se dsiputaría en Francia ese mismo verano.

A pesar de contar con otros objetivos, las declaraciones de Abrini muestran que la Eurocopa era su meta, pero que el avance de investigación en Bélgica le hizo cambiar de planes e improvisar un atentado en Bruselas. Meses después de los atentados, se realizó sin ningún contratiempo la Euro 2016 en Francia.  

Más allá del importante impacto que tuvieron estos eventos en la historia de la humanidad, ninguno pudo detener la realización de la Euro como el COVID-19 lo ha hecho. Haciendo de este un acontecimiento histórico.    

Por: Mario Badillo / @n7mariobadillo          

Comentarios