Cuando la delincuencia y el futbol mexicano se tocan

Inicio Texto Historia Cuando la delincuencia y el futbol mexicano se tocan

-

En colaboración con Cuestione

La delincuencia y el futbol mexicano se han encontrado varias veces. Por ejemplo, de acuerdo con medios nacionales, dos jugadoras del Club América sufrieron un secuestro exprés en la Ciudad de México al salir de una convivencia con el equipo en diciembre de 2019. Un encargado de seguridad de la escuadra del Coloso de Santa Úrsula avisó a la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

La Fiscalía Antisecuestros intervino, aunque no se dieron más detalles del delito cometido a las futbolistas de 22 y 25 años. Ellas no presentaron denuncia formal ante las autoridades. No es el primero ni el único caso.

Los números en México

En México hubo poco más de mil 500 víctimas de secuestro entre enero y noviembre de 2019 de acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Sin embargo, el caso de las americanistas no forma parte de ese conteo, sino del 80% que no se denuncia, de acuerdo con lo que dijo Santiago Roel, director del Semáforo Delictivo, en entrevista para Cuestione Apuntes de Rabona.

La Ciudad de México, donde residen los clubes de futbol femenil América Pumas, registró la segunda tasa más alta en víctimas de secuestro, entre las 15 entidades federativas donde hay equipos de futbol de primera división.

El primer lugar lo ocupa Veracruz, casa de las y los Tiburones Rojos de Veracruz hasta el Torneo Apertura 2019. La Federación Mexicana de Futbol desafilió al club por no pagarle a sus futbolistas.

También te puede interesar: ¿Los estadios de futbol contribuyen a la desigualdad?

Si las jugadoras de América hubieran denunciado el secuestro, los agresores habrían recibido hasta 80 años de prisión y cuatro mil días de multa, de acuerdo con lo establecido en la Ley General para Prevenir y Sancionar los Delitos en Materia de Secuestro.

El delito se agrava cuando una víctima es privada de la vida. El castigo puede ser de hasta 140 años de prisión y 24 mil días de multa.

Amenazas de secuestro 

El futbolista Oribe Peralta detalló que uno de los motivos para abandonar el Club América e irse a Guadalajara fueron las amenazas de secuestro hacia su familia. Así lo dijo en conferencia de prensa en junio de 2019:

“Hubo una situación personal que también me hizo moverme, fue muy fuerte, la verdad. A muchas personas les pasa esto, creo que no debemos de permitirlo. Fue una amenaza fuerte de secuestro hacia mi esposa y mis hijos”.

Jalisco, el estado donde juega Oribe de local, tiene la tasa más baja en víctimas de secuestro entre las entidades que albergan a los 19 equipos del primer circuito.

Rubén Omar Romano: ¿liberación de montaje? 

Otro momento en el que la delincuencia y el futbol mexicano se encontraron tuvo como protagonista a un entrenador. El del ex técnico del Cruz Azul –con sede en la Ciudad de México, aunque la rama femenil juega de local en Hidalgo– Rubén Omar Romano, se convirtió en uno de los secuestros con mayor atención mediática en nuestro país. Fue privado de su libertad en julio de 2005.

Pasaron dos meses para que la Agencia Federal de Investigación (AFI) informara de su liberación. La institución estaba encabezada por Genaro García Luna, quien ordenó a la policía liberar al director técnico de una casa de seguridad en Iztapalapa después de que llegaran los medios de comunicación.

Días después, cuando el entonces entrenador del Azul regresó a dirigir contra el Dorados apareció con una playera que decía: “Gracias AFI”.

En 2006 se reveló que una captura (transmitida en vivo por televisión abierta) de una presunta banda de secuestradores y la liberación de sus víctimas había sido un montaje de la AFI, lo que permitió la liberación de una de las presuntas secuestradoras, la francesa Florence Cassez.

El ex secretario de seguridad en el sexenio de Felipe Calderón actualmente es procesado en una corte de Nueva York por los delitos de tráfico de soborno, conspiración en tráfico de cocaína y dar falso testimonio.

Del secuestro al feminicidio

Cuando los homicidios suben, también suben los secuestros y las extorsiones, afirmó Santiago Roel. La tasa en víctimas de homicidio doloso (incluyendo feminicidios) aumentó 2% a nivel nacional entre enero y noviembre de 2019 (contra 2018) según cifras del SESNSP. El secuestro creció 7% y la extorsión 30%.

Publicidad

El caso de Marbella Ibarra es uno de los ejemplos más tristes de los encuentros entre la delincuencia y el futbol mexicano. Ella fue precursora del futbol femenil en México y fundadora del equipo femenil Xolas, antes de la creación de la Liga Femenil. Pasó sus últimos días fuera de las canchas: la secuestraron.

Marbella estuvo un mes desaparecida hasta que encontraron su cadáver en Rosarito, Baja California, estado donde entrenan las y los futbolistas de Xolos de Tijuana. La entidad presentó la tasa más alta en víctimas de homicidio doloso, feminicidio, secuestro y extorsión (80.8 por cada 100 mil habitantes) entre las 15 entidades analizadas.

En octubre de 2019 Mabel Ibarra, hermana de la abogada, declaró para El País: “La última vez que me presenté en la fiscalía fue hace dos meses y dieron carpetazo: caso cerrado. Así me lo dejaron ver, fui la única que pedía información. La única línea de investigación fue que se trató de un feminicidio. Según lo que me dijeron no hay personal para continuar con las investigaciones”.

¿Cómo erradicar la violencia?

Hay que empezar por regular las drogas, eso hará que bajen los índices delictivos. Quitar la presión de plata o plomo en los estados. Si quitas el dinero del negocio, quitas el problema, aseguró el especialista en temas de seguridad Santiago Roel.

También se requiere de una participación ciudadana activa, que se trabaje la prevención y el ser reactivos. Que se involucren los empresarios, los ciudadanos, las ONG (organizaciones no gubernamentales), las autoridades y generan presión con un proceso de evaluación mes a mes, agregó Roel.

El director del Semáforo Delictivo declaró que “el 80% de los homicidios ocurren por narcotráfico” y por ello urge legalizar la cannabis, el cultivo de amapola y otras drogas. Aunque no eliminará los mercados negros, sí los reduciría en gran medida, agregó.

 

Por: Nayeli Valencia / @nayevalencia_a y Shelma Cerrillo / @ShelmaCerrillo

Comentarios

Suscríbete a nuetro

Para estar al día en las promociones y notas

- Advertisment -

Lo mas Nuevo:

Comentarios