Dezső Novák
Dezső Novák

Las vitrinas de la Selección Húngara de futbol, no están ni de cerca de ser las más laureadas en torno a la urbe futbolística, y mucho menos podemos comparar su balompié al de las grandes potencias. Pero de lo que sí se tiene certeza, es que si Brasil es el Mundial; Alemania y España son la Eurocopa; Hungría, históricamente es la dueña de los Juegos Olímpicos en la rama de futbol. Específicamente Dezső Novák, quien puede presumir de ser el futbolista con más medallas en la historia del balón.  

¿Y las Olimpiadas?

El futbol y su gran globalización nos han permitido disfrutar de torneos internacionales como el Mundial, la Eurocopa, Copa América e incluso la Champions en los rincones más recónditos del mundo. Despertando un gran fervor en los hinchas y llenando el bolsillo de quienes lo controlan a su gusto, pues han encontrado el camino para convertirlos en los eventos deportivos más importantes del mundo. Ahora bien, los Juegos Olímpicos y el futbol nunca han acabado de encontrarse del todo. 

Esta discordia, en gran medida, se debe a que el formato de competencia ha ido cambiando bastante desde la aparición del futbol para los Juegos Olímpicos de Atenas 1896. No fue hasta 1904 que los equipos que representaban a los países no eran selecciones nacionales y la FIFA no reconocía a los campeones. 

Oro soviético 

Desde Londres 1908, hasta Londres 1948, no existieron las restricciones de edad, y las Federaciones enviaban a sus mejores equipos. En consecuencia el oro se lo llevaba el mejor combinado del momento. La época clave comienza en Helsinki 1952 y ve su ocaso en Moscú 1980, pues solo participaron selecciones amateurs, a excepciones de los países de influencia soviética. Esta situación, causó que el Oro Olímpico se lo llevaran los soviéticos por casi tres décadas.  

El equipo de oro

Debido a lo anterior, Hungría fue la gran protagonista de la rama futbolística en los Juegos Olímpicos durante varios años. Consiguieron 3 oros, una plata y un bronce. Sin embargo, todo este proceso ganador tiene un nombre propio: Dezsö Novák, el futbolista con más medallas olímpicas -hasta ahora-. 

Nacido al oeste de Hungría, pasó por bastantes equipos, aunque su gran consagración fue en el Ferencváros, donde llegó a los 22 años de edad y no tardó en convertirse en ídolo y leyenda. A pesar de ser defensa, logró convertir 69 goles en 333 partidos vistiendo la verde blanco. 

Bronce 

Los Olimpicos de Roma recibieron a Hungría como una de las favoritas para hacerse con el oro, tras lograr el subcampeonato mundial, después de sorpresivamente perder la final de Suiza 1958 frente a Alemania Federal. Dezsö Novák se apuntó en la lista de convocados para Roma. 

Con Florián Albert como gran figura, Hungría ganó sus tres partidos de su grupo, pero en semifinales fueron derrotados por Dinamarca, quienes habían perdido ocho jugadores en un accidente aéreo meses antes de la disputa. Sin embargo, lograron alcanzar el bronce tras derrotar 2-1 a la Italia de Giovanni Trapattoni y Gianni Rivera

Oro

Dos años después, sorprendieron en el Mundial de Chile 1962. Cayeron en los cuartos de final. Las Olimpiadas estaban a la vuelta de la esquina. Tokio 1964 esperaba a Hungría como favorita y no defraudaron. De la mano Ferenc Bene, un extremo diestro como pocos, y de nuevo Dezsö Novák en la defensa. Los húngaros se colgaron por segunda vez en su historia el oro. 

Un hat-trick de medallas

El Mundial de Inglaterra 66 le dio un sexto lugar a Hungría. La próxima parada: viajar a la Ciudad de México en busca de defender el oro olímpico. La capital mexicana recibió el evento en 1968. Y sí, Dezsö Novák estaba en búsqueda de otra proeza.

Los húngaros ganaron dos juegos de su grupo y empataron uno  frente a Ghana. Con los ánimos a tope, llegaron a la final contra Bulgaria. El partido fue un total vendaval del campeón defensor. Quienes sellaron el bicampeonato tras vencer 4-1.  

México presenció la tercera medalla de oro para Hungría, los goles de Antal Dunai, y el sello histórico de Dezsö Novák. Con dos medallas de oro y una de bronce,  el exfutbolista húngaro falleció en 2014 con el logro de ser el jugador con más medallas olímpicas de la historia. 

Leer más: Eduard Streltsov: encadenado a la fugacidad

Síguenos en Google News

 

Por: Diego Albarrán / @diego_cuba08

Comentarios