El soldado Ryan

Ryan Giggs
Ryan Giggs

El pequeño Ryan estuvo dos años en las fuerzas básicas del Manchester City, pero por más que se esforzaba, no convencía a los entrenadores para tener su oportunidad en el primer equipo. En 1987, caminando por la calle, vio un letrero en donde solicitaban gente nueva para hacer pruebas en un equipo. Giggs no dudó y entró por una de las puertas del Estadio Old Trafford para probar suerte.

Historia

Ryan Giggs nació el 29 de noviembre de 1973 en la capital de Galés, Cardiff. Su amor por el futbol lo demostró desde sus primeros pasos, jugando afuera de su casa en Pentrebane. Él creció en Ely, un suburbio al oeste de Cardiff, pero un día su padre le dijo que se debían mudar a Manchester. El señor Danny Wilson jugaba rugby y había fichado por el Swinton de Inglaterra

Ya en suelo inglés, Ryan le pidió a su padre que lo llevara a las divisiones menores de un equipo y este aceptó. Aunque al comienzo fueron a la cancha del City, Ryan sabía que su destino estaba en otro lugar. Y como si de una bailarina de ballet se tratase, Giggs no corría por el campo, él danzaba con una sutileza imperial que irónicamente no lo colocó en la codiciada selección mediática de mejores futbolistas del mundo. Aunque él lo fue, pero tiempo después.

Red Devil 

Desde su debut, curiosamente el día de cumpleaños 17, Ryan mostró carácter y seguridad en el medio campo. Esos dos factores, le hicieron preferirlo sobre el resto de futbolistas que tenía disponibles en su plantilla Sir. Alex Ferguson. A principios de su segunda campaña y hasta su retiro de las canchas en 2014, el Mago Galés, siempre fue titular indiscutible y muy infravalorado por cualquier parte donde se le pudiera analizar.

Juego limpio 

Como un destello de su impecable carrera, Giggs puede presumir, nunca haber sido expulsado como futbolista del Manchester United en los 963 partidos que disputó. Tiene el récord de más temporadas seguidas jugando en la primera división de Inglaterra, con un total de 23. Además, es el tercer futbolista de la historia que más títulos ha conseguido, solo por debajo de Maxwell y Dani Alves.

Míster

Después de que David Moyes fracasara como director técnico de los Red Devils, Giggs, pasó a ser nombrado entrenador temporal del primer equipo. Con la llegada de Louis Van Gaal, Ryan tuvo el cargo de asistente y para julio de 2016, cuando arribó José Mourinho, el eterno galés se despidió del club de sus amores, ese que le dio todo. 

Publicidad

En enero de 2018, fue presentado como seleccionador nacional de su país. Una deuda pendiente tiene Ryan con Galés, ya que nunca pudo llevar a su país a una competencia importante como jugador. Y que irónica es la vida, pues Giggs, a pesar de ser el engranaje de esa gran maquinaria roja que llegó a ser campeona del mundo, nunca logró hacer que el otro motor importante; el de su nación, funcionara. 

Leyenda

Aquella película de Steven Spielberg se le quedó como apodo a ese niño que marcó una época inolvidable en el Manchester United y que hoy, cumple 47 años. Giggs no tuvo los reflectores que muchos futbolistas -de menor estirpe- poseen en estos tiempos; y es por eso, que él siempre fue único. Porque a pesar de no ser elogiado como se debía, su humildad y buen juego lo llevaron a tocar más de una vez el cielo a su modo. Feliz cumpleaños: eterno e irrepetible, soldado Ryan. 

 

Por: Bryan Trujillo / @BryanKameron

Comentarios