Hace ya tiempo, el futbol, sin dejar de ser un deporte, se convirtió en un auténtico negocio con muchas áreas lucrativas. Actualmente, la lucha por los derechos de transmisión, los patrocinios, el merchandising o las apuestas deportivas son negocios derivados de la práctica del fútbol como competición a escala local, nacional o internacional, pero donde reside el quid de la cuestión, el pilar donde se apoyan el resto de mercados, son los fichajes.

Los fichajes

Todo club que se precie sabe que los mejores jugadores están muy cotizados porque cualquier equipo desea tenerlos en su plantel. Finalmente, el mercado de fichajes termina por convertirse en una verdadera subasta en la que hay que manejar ingentes cantidades de dinero para poder optar a lo mejor. Un buen jugador supondrá un gran desembolso, pero este debe ser tomado como una inversión que garantizará o al menos nos acercará a un ascenso en ligas y clasificaciones mucho mejores que reportarán beneficios y estatus al club.

Pero efectivamente, es complicado reunir, de primeras, un capital suficiente para contar con una plantilla casi infalible. Para un sencillo mortal, sería casi el equivalente a ganar un Gran Premio en la lotería. Para que nos hagamos una idea, el mayor premio en la historia de la lotería fue el premio de PowerBall de 1,586 millones de dólares entregado en 2016.

Los Clubes

Parece mucho, pero en las últimas estimaciones publicadas, el plantel más caro del momento se coloca en un valor total de 1,000 millones de dólares, y es el del Manchester City. Pero también de Manchester, su némesis el Manchester United ostenta el segundo puesto con un valor total de 852 millones de dólares. Parece que los británicos tienen claro en qué invertir.

La representación europea, de hecho, copa el resto del Top 10 de la lista: los diez equipos más caros pertenecen a dicho continente, y entre ellos podemos encontrar representación francesa, alemana y española también (Paris Saint Germain, que se coloca en tercera posición muy cerca del Manchester United o el Bayern de Munich que es el décimo, aún así con un valor de 419 millones de dólares. Si este es el valor actual de dichos clubes, lo cierto es que en el mes de septiembre, justo al inicio de la temporada, los valores se disparan y oscilan como en el mercado bursátil. A pesar de estas variaciones, el Manchester City se colocaba por encima de cualquier otro como líder indiscutible de la riqueza, pero el Real Madrid estuvo muy cerca de quitarle el puesto. No obstante, al cierre del año su lugar en el Top 10 es el octavo. Así vimos cómo también el Atlético de Madrid invertía una verdadera fortuna pero ahora no forma parte de los diez planteles mejor valorados.

Los Jugadores

De una u otra manera, no hay grandes sorpresas en este listado: en cualquier época del año descubriremos que hay algunos incondicionales como los dos Manchester, el Real Madrid, el FC Barcelona, el PSG o el Liverpool. El Bayern, el Chelsea o la Juventus también pueden presumir de atesorar los jugadores más caros del mercado de fichajes futbolísticos, pero… ¿cuáles son los jugadores más caros al cierre del año? Pues también sin sorpresas, Lionel Messi, el argentino rey de ligas europeas, encabeza el top con casi 80 millones de dólares para él solo, seguido del portugués Cristiano Ronaldo con 64 millones. Ambos han sido las grandes ventajas de los clubes españoles por excelencia durante años, aunque CR7 dejó un importante vacío en el Real Madrid. Neymar y Luis Suárez también son de los jugadores mejor pagados del mundo, curiosamente jugando también clubes europeos a pesar de sus orígenes americanos. Sus valores, respectivamente, 41 millones de dólares para Neymar y 26 millones para Suárez.

Comentarios