Europa League
Europa League
Regresó la Europa League y con esta edición también llegaron historias únicas por contar. De los 48 clubes que darán vida a esta campaña 2020/21, hay 6 en particular de los que te hablaremos. ¿De qué países vienen y cuál es la historia del Dundalk, Hapoel Be’er Sheva, Omonia de Nicosia, HNK Rijeka, Sivasspor y Slovan Liberec?

Dundalk FC

Fundado en 1905, juega en la ciudad de Dundalk y fue el primer club fuera de Dublín en ganar la liga irlandesa. ES el segundo equipo con más ligas ganadas en Irlanda detrás del Shamrock Rovers.

Su rivalidad más fuerte es contra el Drogheda United, con quienes disputa el Louth Derby. El Dundalk FC es el club que ha tenido la mejor participación de un club irlandés en competencias europeas: llegó a octavos de final de Champions League en 1979-1980. Y durante la temporada 2017-2018 de Europa League, el Dundalk fue el primer club irlandés en obtener puntos en una fase de grupos. Como su estadio no cumple con los requisitos de la UEFA, deben jugar en el Aviva Stadium de Dublín.

Hapoel Be’er Sheva

Fundado en 1949, es el equipo de Be’er Sheva, la ciudad más grande del desierto del Neguev, en Israel, la cual es conocida como el Silicon Valley del Medio Oriente.

En su haber tiene cinco ligas y cuatro copas. Junto con el Beitar de Jerusalén, fue el primer club en debutar en competencias europeas. Su mejor papel se dio en la Europa League 2016-2017, donde llegó a dieciseisavos de final. Su propietaria es Alona Barkat, la primera mujer en Israel en ser dueña de un equipo de futbol.

Por ahora juega en el Teddy Stadium de Jerusalén. Un jugador del Hapoel Be’er Sheva era Chaswe Nsofwa, delantero zambiano que murió de un infarto en 2007. Por ello su número 6 fue retirado.

Omonia de Nicosia

Conocido como “La Reina”, es el club más popular de Chipre y está ligado a la clase trabajadora. Tiene el récord de la mayor asistencia promedio en una sola temporada. A esto se suma el contar con 20 ligas, 14 copas y 16 supercopas.

En este club pasó Miguel Ángel Lotina, aunque solamente duró un mes en el cargo (2014). Esta es la primera vez que califica a una fase de grupos de competencias europeas. En 1976, un jugador del Omonia ganó la Bota de Oro: Sotiris Kalafas anotó 39 goles en una temporada.

Una campaña de crowdfunding logró salvar al Omonia de no cumplir con los criterios de la UEFA debido a la Crisis Económica del 2013: juntaron 3,5 millones de euros en seis semanas.

HNK Rijeka

Su ciudad es Rijeka, cedida por Italia a Yugoslavia tras la II Guerra Mundial. La ciudad antes era conocida como Fiumeen italiano.

Es el tercer club más exitoso de Croacia al contar con una liga croata, dos copas de Yugoslavia y seis copas croatas. Su más grande logro a nivel internacional es haber conquistado la Copa de los Balcanes en 1978.

En 1984 se quedó a dos puntos de ganar la liga de Yugoslavia. Gracias a eso, llegaron a la Copa UEFA y ahí tuvieron su mejor resultado en Europa, una victoria 3-1 sobre el Real Madrid. En el partido de vuelta, los merengues ganaron 3-0, aunque con polémica arbitral, pues el Rijeka terminó con tres jugadores menos. Su rivalidad más grande es contra el Hajduk Split, con quien disputa el Derbi del Adriático.

Sivasspor

Originarios de la ciudad de Sivas, en Turquía. Su mejor posición es un subcampeonato de liga en 2008.

En 1967, los aficionados del Sivasspor estuvieron involucrados en una de las peores tragedias del deporte turco en un partido contra el Kayseri Erciyesspor (ahora Kayserispor). El partido terminó con una estampida en el estadio de Kayseri que causó 40 muertos y 300 heridos. Tardaron 23 años en reconciliarse.

Su cara más conocida es Roberto Carlos, que los entrenó la primera vuelta de la temporada 2013-2014. Al haber terminado cuartos en la liga, calificaron por primera vez a fase de grupos de una competencia europea.

Slovan Liberec

La ciudad de Liberec, antes era llamada Reichenberg y el primer club de futbol, Reichenberg FK, fundado  en 1899 fue alemán. Pasada la I Guerra Mundial, surgió un club checo, el SK Liberec. Entre ellos dos tenían una rivalidad tan fuerte que no le pedía nada al derbi de Praga entre el Sparta y el Slavia.

Después de tantas vicisitudes, todos los equipos de Liberec se fundaron en uno solo, el Slovan, que ascendió hasta 1989, justo con la Revolución de Terciopelo. Ha ganado tres veces la liga checa y su mejor participación ha sido cuartos de final de la Copa UEFA en 2001-02.

 

Por: Sebastián Alarcón / @AlarSebas

Comentarios