El 28 de julio de 2019 el Al-Gharafa anunció que Héctor Moreno se sumaría a sus filas. Este fichaje significa el club número siete en toda la carrera del central de 31 años, quien ha jugado prácticamente toda su trayectoria fuera de México y que en selección tiene un rendimiento destacable. Sin embargo, su partida a Qatar abre el debate sobre su calidad y aporte al futbol mexicano, ¿Moreno consolidó una carrera en el balompié? Para responder esto es necesario conocer a fondo al que por muchos años perteneció a la llamada legión europea.

Héctor Moreno: de ser el suplente del suplente a Pumas

Originario de Culiacán, Sinaloa, se integró a Atlas con 14 años, institución con la que estuvo tan solo seis meses, pues no pasó las pruebas necesarias con el club rojinegro. Al regresar a su natal Culiacán, Héctor Moreno cuestionó su futuro deportivo, en su mente estaba el abandonar ese sueño y continuar con su vida. “Era suplente de los suplentes y me quitaron la ilusión. En seis meses no jugué nunca” declaró.

Sin embargo, en la mente de su madre, Alcira Herrera, esto no sería así. Psicóloga de profesión y puma de corazón, alentó a que su hijo continuara con el anhelo de ser futbolista. Por ello lo convenció de hacer las pruebas con Pumas, donde el mismo Guillermo Vázquez le dio la buena noticia a Alcira Herrera, Héctor Moreno jugaría para el club universitario.

Héctor Moreno durante su etapa en Pumas.

Con 15 años cumplidos, su sueño comenzó en 2003 cuando inició su proceso con la escuadra del Pedregal. Aunque su debut en primera división fue en 2006, un año antes, Moreno atrajo las miradas de todo México. La Copa del Mundo Sub17, disputada en Perú, fue el escenario perfecto para perfilar su carrera, a pesar de que el mismo Mundial fue luz y sombra para muchos de los seleccionados.

Te puede interesar: ¿Qué fue de César Villaluz?

Ahí tenemos los casos de las carreras de Giovani dos Santos y César Villaluz, ejemplos claros de las expectativas que se generaron entorno a los jugadores. Pero ese no fue el caso de Héctor Moreno, al finalizar el torneo, fue reconocido como uno de los mejores defensas de la competición.

El trabajo hecho con el seleccionado se reflejó con Pumas donde se convirtió en titular prácticamente al debutar. De hecho, bastaron 38 partidos y un gol para que el talento de Héctor Moreno lo llevara a Europa, donde inició su camino a la consolidación futbolística a nivel de clubes y en selección nacional.

¿Qué implica la llegada de Giovani al América? Checa los detalles aquí.

Una carrera consolidada y el káiser que nunca fue

Este punto en la historia de Héctor Moreno es interesante, pues se presta al debate. Llamado a ser el nuevo Rafael Márquez desde su debut, tuvo que lidiar con las pretensiones de prensa y afición. Esto resulta normal por la relevancia que tuvo el Kaiser, o bien por lo profundo que se encuentra en nuestra cultura la idea de buscar y renovar a nuestros héroes.

Sin embargo, Héctor Moreno siguió su propio camino. En 2007, Pumas anunciaba que el defensa sería vendido por cuatro millones de euros a AZ Alkmaar. Su adaptación se daría pronto y con ella llegaron los primeros goles y los títulos: una Eredivise temporada 2008-2009  y una Supercopa de Holanda en 2010.

Los 99 partidos y siete goles atrajeron la atención del Espanyol de Barcelona, quienes desembolsaron 2.50 millones de euros en 2011. A pesar de los 136 partidos y siete goles, Moreno siguió siendo Moreno y no el Kaiser. A nivel de selección ya acumulaba una Copa Oro en 2011 y un Mundial en 2010.

Tras cuatro años en España regresó a Holanda con el PSV en 2015. Con los granjeros sumó un nuevo título de liga en la temporada 2015-2016 y se afianzó como uno de los mejores defensores de los Países Bajos. Por si fuera poco, se mantuvo por algunas fechas como el goleador del equipo. Con PSV marcó en 13 ocasiones.

Te puede interesar: Antes de Rafa Márquez existió Claudio Suárez

Le siguió Roma en 2018. En la meca de la defensa, el mexicano no tuvo la oportunidad de demostrar su talento. La poca regularidad y los seis millones de euros, lo llevaron de nueva cuenta a España, ahora con la Real Sociedad. En esta etapa, Héctor Moreno jugó un total de 38 encuentros.

Héctor Moreno, es sinónimo de una carrera labrada prácticamente en Europa y tres mundiales jugados. Para otros jugadores esto sería una trayectoria sumamente exitosa. Sin embargo, para aquellos que siguen buscando al nuevo Rafael Márquez esto se quedará corto, y no cambiará.

Por: José Macuil García   

Comentarios