Guardia Nacional en Qatar 2022
La Guardia Nacional asistirá al Mundial de Qatar 2022

El secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard comunicó que la Guardia Nacional acudirá al Mundial de Qatar 2022. En un momento en el que la militarización impera en la República como aparato represivo, ahora algunos elementos viajarán a la Copa del Mundo para acompañar a los más de 80 mil aficionados que viajen al otro lado del planeta al torneo. La participación de la Selección Mexicana en el Mundial de Qatar 2022 y la oportunidad de los aficionados de asistir al certamen se volvió la excusa perfecta para que el gobierno actual buscara la forma de establecer relaciones internacionales con la nación anfitriona. Por ello, más allá de fortalecer nexos con el país, mandarán a elementos de la Guardia Nacional a “apoyar” a los compatriotas.

Como si no fuera demasiado su presencia en las calles del país, donde se ha señalado la progresiva militarización en México, la Guardia Nacional también viajará hasta 14 mil kilómetros para acudir al torneo más importante de futbol. Solo que en esta ocasión lo harán sin uniforme, armas ni la capacidad de actuar como orden policial en un país ajeno al suyo.

¿Por qué irá la Guardia Nacional al Mundial de Qatar 2022?

Marcelo Ebrard señaló que asistirán sin uniforme ni armas, debido a que sus funciones se basan en acompañar y apoyar a los aficionados que acudan al Mundial. Por lo que estarán en el Centro México-Catar 2022 y fungirán como soporte para los compatriotas en caso de tener problemas con sus documentos de viaje y con la ley del país anfitrión.

Debido al historial de los aficionados de México en sedes Mundialistas que han demostrado el poco respeto a las reglamentaciones extranjeras. Mismas que incluso tensaron las relaciones diplomáticas entre países. Por lo que ahora, en Catar, donde han señalado qué acciones están prohibidas y que se tienen que acatar por su cultura y la ley, la Guardia Nacional irá a ratificar que lo cumplan.

Sin embargo, no tendrán la capacidad de usar su fuerza en caso de no respetarlo. Debido a que asisten como acompañamiento y no como órgano con dichas facultades en territorio no mexicano.

¿Propaganda o relaciones diplomáticas con Catar?

En un momento en el que la militarización sigue avanzando en la República Mexicana, sobre todo con la ola de violencia que se desató a manos del crimen organizado en estados al centro y norte del país, pone en duda no solo la buena fe de querer apoyar a los anfitriones en un Mundial. Sino que en territorio nacional, el poder que gana y justificado por el propio presidente Andrés Manuel López Obrador, “hace pensar mal” a quienes lo vemos de lejos.

Cuando se presentó que 10 elementos de la Guardia Nacional viajarán a Catar bajo licencia de acompañamiento a los aficionados, capacitados para funciones específicas, aptos para su labor fuera de territorio mexicano, se comentó que era un puente de comunicación entre la nación anfitriona y los aficionados que apoyarán al Tri.

“Vamos a coadyuvar para que haya un puente entre la afición mexicana, nuestra lengua y costumbres con las autoridades cataríes”, agregó Ebrard en el evento. Sin embargo, ¿Qué se puede interpretar cuando la militarización a costa de la Guardia Nacional impera en México y ahora tiene presencia internacional hasta en un Mundial?, ¿es una forma de ratificar su poder aunque no usarán la fuerza en el extranjero?, ¿esta institución era la más adecuada para viajar a una Copa del Mundo?

Al final, entre relaciones diplomáticas y una campaña propagandística de la imagen de la Guardia Nacional en el extranjero, “cuidando a mexicanos” en una Copa del Mundo, pesará mientras en el país ocupan las calles, con el poder que ha cedido el presidente en turno.

Por: Samantha González

Comentarios