Jorge Comas
Jorge Comas

En los últimos años, las noticias que escuchamos sobre los Tiburones Rojos de Veracruz han tenido que ver con escándalos con los dueños, problemas en los estadios, deudas a jugadores y claro, desafiliación del máximo circuito. Pero no siempre fue así. Antes el puerto imponía respeto, era la Villa Rica de la Vera Cruz. En pocas palabras, es una plaza histórica del futbol mexicano y por la que han pasado futbolistas que llenaron de gloria a la afición jarocha. Nombres como: Luis “Pirata” de la Fuente y el de Cuauhtémoc Blanco son muestra de ello. Sin embargo, debemos mencionar al gran Jorge Comas.

Para muchos, Jorge Comas es el futbolista más importante que ha jugado para el “Tibu”. Era veloz, tenía regate y una gran precisión. Sin embargo, su cualidad más importante era su olfato goleador, un killer del area que hacia honor al apodo: “romperedes”. Nació en Paraná, Argentina, un 9 de junio de 1960. Inició su carrera en Belgrano (1972-1974) y Patronato (1974-1978), para después pasar al Colón, que en ese momento estaba en la Segunda División.

Comitas y el Virrey juntos

Con apenas 20 años, Jorge llamó la atención del Velez Sarsfield y fue fichado por el club en 1980. En esa misma temporada, Carlos Bianchi regresó al Fortín tras disputar un par de temporadas Francia y jugar para equipos como el PSG, Stade de Reims y Estrasburgo. El Virrey formó con Comas una dupla temible en el futbol argentino, a pesar de que uno iba iniciando su carrera, mientras que el otro se encontraba en el ocaso de la suya.

La mejor campaña de Jorge Comas llegaría tras la salida de Bianchi del equipo, pues en la temporada 1985, logró consagrarse como campeón goleador del certamen y consiguió el subcampeonato. Esto llamó fuertemente la atención de muchos equipos, entre ellos, Boca Juniors. El cuadro xeneize no dudo y lo incorporó a sus filas.

Época en Boca y madurez profesional con Veracruz

 Si bien no ganó ningún título trascendental con Boca Juniors (1986-1988), Jorge Comas se convirtió en un ícono del equipo. Logró 3 campeonatos de goleo y formó un tridente explosivo con Alfredo Graciani y Jorge Rinaldi. La gente lo quería tanto que empezaron a llamarle “Comitas”.

Se le recuerda con agradó por un torneo de verano realizado en la Ciudad Mar de Plata, ya que en aquel certamen anotó dos goles olímpicos, uno de ellos al arquero de River Plate, Nery Pumpido, y otro al guardameta de Racing, Ubaldo Matildo; para magnificar la gesta hay que agregar que ambos ganaron la Copa del Mundo con la albiceleste. Llegó el momento de partir y el próximo destino sería el Puerto Jarocho.

El “Tibu” jugaba en la liga de ascenso, pero compró el lugar de los Toros Neza de Vucetich para ocupar un puesto de Primera División para la campaña de 1989. En ese movimiento, trajeron a Jorge Comas, un delantero más que probado en Argentina y con una gran madurez profesional. ­Desde el inicio, se ganó a los aficionados. Anotó el primer gol en primera del regreso escualo contra Puebla, aunque en ese encuentro fue expulsado al igual que compatriota Omar “El Negro” Palma, y fueron suspendidos 3 partidos.

En la 1989-90 logró el campeonato de goleo, hecho que no sucedía para un futbolista del Veracruz desde 1950 con el peruano Julio Ayllón “El Negro” Aparicio y con el que el “Tibu” ganó el segundo y último título de liga para el conjunto escualo.

La anécdota perpetua

“No fui a entrenar una semana, los dirigentes de Veracruz me jugaron una apuesta e hice tres goles contra Puebla, si yo perdía tenía que pagar 45 mil dólares, pero yo gané 90 porque hice tres goles” Jorge Comas.

Te puede interesar: Carlos «Búfalo» Poblete, ídolo poblano

Era la temporada 1991-92. Jorge Comas perdió un avión que lo llevaría a Guadalajara para enfrentar a los rojinegros del Atlas y no se presentó a entrenar por varios días. Cuando regresó, el entrenador de ese momento Aníbal “El Maño” Ruiz, decidió sancionarlo, pero tras una junta directiva, decidieron que lo alinearon.

Sin embargo, le advirtieron que no volviera a faltar a las concentraciones previas de un juego, así como a los entrenamientos. ¡Tremendo error! Ese fin de semana el “Tibu” se enfrentó al Puebla de Pablo Larios y de Carlos Poblete. Y Jorge Comas les anotó un Hat-Trick. Él mismo declaró que había apostado con los altos mandos del Veracruz y al final le tuvieron que pagar por su actuación.

Cifras, retiro intermitente y hundimiento

 Como jugador de los Tiburones Rojos, anotó en más de 70 ocasiones y está en el Top 5 histórico del equipo. Se retiró en 1992 con los veracruzanos. Tuvo un par de “regresos fugaces” ya que hubo un par de altercados con el cuerpo técnico. En Primera A, formó parte del cuerpo técnico escualo de Pablo Centrone en 1999 y en el año 2000, ya en Primera.

Sigue leyendo: Pablo Larios, la valentía bajo los tres palos

Nuestro gran ídolo continúa su vida en el puerto. La gente en Veracruz lo ubica, le tiene mucho cariño y respeto, pero tras retirarse, él menciona que mucha gente lo empezó a tratar distinto.

“El resto de mis amigos y todos mis familiares me usaron, me trataron de una manera cuando yo era futbolista y de otra cuando dejé de jugar. Antes estaban todo el tiempo conmigo y después no me dieron ni la hora. Por eso me peleé con mi madre, mis hermanos y mi ex esposa. Tampoco me dejan ver a mis ocho hijos”.

 

Por: Gustavo Vega / @gvegap

Comentarios