Por: Shelma Cerrillo y Nayeli Valencia

En colaboración con Cuestione

“Es muy difícil ser pionera del fútbol porque las épocas que nos tocaron a nosotras había mucho machismo y la mujer no tenía cabida… los únicos que creían en nosotras eran nuestros padres…”, dijo la ex futbolista Alicia Vargas al ingresar al Salón de la Fama en 2019, por su participación en los mundiales de 1970 y 1971.

Los inicios de las mujeres en el fut

Alicia Vargas, una de las futbolistas que representó por primera vez a México, debutó en el Club Guadalajara en un clásico femenil en 1969. Su atuendo estaba improvisado. Sólo iba como espectadora pero ganaron sus ansias de jugar; le prestaron unos tenis y sin calcetas, se metió al campo.

No fue la única vez que usó un uniforme que no era de ella. Enrique Borja les donó la vestimenta para representar a México en el Mundial del 70. “Íbamos con una blusa blanca y short negro… como te quedaran”.

Siempre padecieron la falta de patrocinadores; aún con su tercer lugar en Italia 70, en donde derrotaron en su primer partido 9-0 a Australia. Ahí empezó la comparación de la futbolista con Pelé, al no existir referentes femeninos.

Sin patrocinadores

La marca Martini & Rossi encontró el momento perfecto y patrocinó el Mundial del 71 en México. Las jugadoras “sólo” tenían que jugar… pero sin paga. Era el momento: las futbolistas pidieron un millón de pesos, pero les negaron pago alguno. Perdieron la final contra Dinamarca 3-0.

La afición mexicana coreó el nombre de Alicia Vargas en el Estadio Azteca. En el torneo no reconocido por la FIFA, ganaron el subcampeonato del mundo. Era 1971, época de cambios en el futbol y en los derechos de las mujeres.

Las mujeres no solo lucharon por ganarse un espacio en la cancha, sino también en otros ámbitos. Lo preocupante es que después de casi 50 años, las mujeres siguen exigiendo la garantía de sus derechos, tanto en en su vida diaria como en el futbol.

¿Han cambiado las exigencias de las mujeres?

En los 70 las mujeres se movilizaron para exigir derechos sociales y políticos; en 1970 se nombró la primera oficial mayor de la Secretaría de Relaciones Exteriores en México. Al tiempo, las mujeres buscaban apropiarse del espacio público para jugar al futbol.

Después de llenar el Estadio Azteca en el 71, se pensó que se convertiría en un deporte profesional para las mujeres, pero no fue así. Tuvieron que pasar 46 años para que que llegara la Liga MX Femenil.

Actualmente, las exigencias de las mujeres en las calles no han cesado, han cambiado. Basta recordar las manifestaciones de exigencia de justicia para las mujeres violentadas diariamente como “Un violador en tu camino”, el himno creado en Chile por el colectivo Las Tesis.

Vivir del futbol

La diferencia en el balompié es que las jugadoras “ahora luchan por poder vivir del futbol”, declaró Andrea Rodebaugh, ex directora técnica de Xolos Femenil. Por eso a nadie le pareció justo que a las integrantes del club Monterrey (o Rayadas) solo les obsequiaran un iPad por haber ganado el quinto torneo de la Liga.

También te puede interesar: ¿Cómo son los fichajes de la Liga MX Femenil?

La final regia del Apertura 2019 (Monterrey vs Tigres) dejó una derrama económica por taquilla de 11.5 millones de pesos y la afición Rayada fue la cuarta con mayor convocatoria en el torneo: 26 mil 113 personas. Aunque están patrocinadas por la cerveza Heineken, de grupo FEMSA, Corona aprovechó el momento y anunció el pago de un sueldo completo a cada jugadora.

“Antes las mujeres que se casaban no podían trabajar, estaba mal visto, mucho menos se permitía que las mujeres hicieran deportes que supuestamente estaban hechos para los hombres, como el futbol”, declaró en entrevista para Cuestione, Alina Escobedo, historiadora y editora del portal Plumas Atómicas.

Tomar sus propias decisiones

Ahora las mujeres tienen el derecho de tomar sus propias decisiones (como poder jugar futbol o trabajar), pero aún hay mexicanas que son intimidadas por su pareja. El 43.9% ha enfrentado agresiones del esposo o pareja a lo largo de su vida, según el INEGI.

Además, la mitad de las mujeres que no trabajan es por dedicarse a quehaceres del hogar o por tener que cuidar de una persona, lo que también provoca que se priven del entretenimiento o del deporte.

Por increíble que parezca, la participación de las mujeres en el mercado laboral (39%) aún es muy baja con respecto a los hombres (61%). Pero en el futbol es peor: solo hay cuatro directoras técnicas de 19 equipos que existen en la Liga Femenil.

La posesión

En 1970 las mujeres ni siquiera tenían derecho a poseer tierras, lo que no ha cambiado mucho. De cada 10 personas dueñas de una tierra de cultivo, menos de tres son mujeres, reportó El Universal.

En el mundo del futbol, Alejandra de la Vega es la accionista mayoritaria del club FC Juárez. En 2019 se convirtió en la primera mujer dueña de un equipo de futbol de primera división en México.

Y si hablamos del número de mujeres que gobiernan una entidad federativa en nuestro país, por supuesto que dos es mejor que el cero de 1970, pero ¿6.2% de los puestos gubernamentales ocupados por una mujer después de casi 50 años?, ¿en serio?

Por fortuna la liga femenil está dirigida por una mujer, Mariana Gutiérrez Bernárdez; pero solo existe una directora deportiva, Nelly Simón en el conjunto de Chivas.

 El cuerpo como campo de batalla

Antes el aborto era un delito sin importar en qué circunstancias se cometiera. Ahora ya se les permite a las mujeres interrumpir su embarazo si es a causa de una violación. Sin embargo, sigue siendo un delito en algunas entidades federativas por circunstancias económicas, de salud, por decisión propia u otras.

Para las jugadoras que quieren ser madres no solo se enfrentan a la interrupción de su carrera sino a un posible despido del club que representan en la cancha. Desde que arrancó la liga en el país, algunos medios publicaron declaraciones anónimas de jugadoras que habían despedido por estar embarazadas.

Después de que, ni siquiera se podía hablar de sexualidad o de cómo protegerse para no contraer una enfermedad o quedar embarazada, ahora los libros de texto de la Secretaría de Educación Pública incluyen educación sexual.

Sin embargo, el 40.1% de las mujeres entre 15 y 19 años que declararon haber tenido relaciones sexuales no usaron ningún método anticonceptivo en su primera relación sexual.

Por otra parte, las mujeres en el fut suelen publicar en redes sociales su vida sentimental con sus novias, lo que ha ayudado a que más personas hablen de ello abiertamente; aunque cuando arrancó la liga (2017) hubo jugadoras que declararon tener la instrucción de callar su homosexualidad.

La educación

Ahora, más mujeres terminan una licenciatura e incluso son mayoría: 52% contra el 19% de 1970 y ese nivel de profesionalismo también se ve en las futbolistas de México.

A pesar de que no existen datos exactos de cuántas mujeres en el fut estudian o han terminado una carrera. Sólo basta recordar que las mujeres aún no viven del futbol, mientras que los hombres suelen dejar los estudios por concentrarse en sus carreras futbolísticas.

“En Estados Unidos hicieron una modificación en 1972, que implicaba la misma inversión deportiva tanto para hombres como para mujeres desde el básico escolar hasta la universidad. Por eso son una potencia en el futbol femenil (con cuatro títulos mundiales), además de que allá el futbol era cosa de mujeres”, declaró Alina Escobedo.

Alicia Vargas mencionó: “… van empezando… no se le da el mismo apoyo que al varonil y espero que en poco tiempo ellas puedan vivir de ello”. Al menos ya se reconocen mujeres mexicanas como referentes del futbol.

Comentarios