Cuando se habla de la inseguridad y cómo es que ésta puede afectar la vida de los futbolistas, se suele girar la mirada hacia latinoamérica, donde casos como el de Salvador Cabañas o Andrés Escobar, ejemplifican de manera trágica las condiciones que padecen los habitantes del continente americano. Sin embargo, y contrariamente a lo que se piensa generalmente, Europa no se salva de estas adversidades. El caso de Özil y Kolasinac en el Arsenal de Inglaterra puede ser una muestra de que los ciudadanos de los países más favorecidos también ven trastocada su vida gracias a la delincuencia.

El comienzo de las dificultades para Özil y Kolasinac

El principio de todo se dio el 25 de julio de 2019. El futbolista alemán y su compañero de Bosnia y Herzegovina estaban en una camioneta en Londres, cuando dos sujetos armados con cuchillo los atacaron y intentando despojarlos de sus pertenencias. Los videos fueron virales, no solamente porque los protagonistas eran un par de futbolistas reconocidos, sino porque nadie esperaba la reacción de estos. Özil y Kolasinac lograron salir ilesos, pero el segundo arriesgó su vida al enfrentar al par de ladrones que terminaron por huir.

Hasta aquí el evento no parece más que un día de mala suerte para el par de “Gunners”. Las cosas terminaron por escalar a otro nivel unos días después. Y es que lo que los futbolistas no sabían, que terminarían por encontrarse en medio de una pelea entre bandas de Londres.  De acuerdo con “The Sun”, dos semanas después de que el intento de robo sucediera, una banda de gangsters de la zona habría advertido al grupo al que pertenecían los asaltantes que intentaron robar a Özil y Kolasinac, que estos estaban “fuera de su alcance”. 

Las complicaciones

Con estas advertencias las cosas comenzaron a complicarse, ya que la banda aludida aseveró que robarían “todo” a los dos jugadores del Arsenal. A esto tenemos que sumar el par de hombres detenidos a las afueras de la casa del Mago. La situación llegó a tal grado, que ambos jugadores fueron descartados por su club al momento de arrancar la Premier League. En el encuentro contra el Newcastle que se jugó el doce de agosto, ninguno de los dos estuvo contemplado debido a estos incidentes.

También puede interesarte: Aston Villa: El despilfarro en el retorno

Como es de esperarse, las medidas no han sido solamente laborales, sino que también modificaron la vida cotidiana de Özil y Kolasinac. Mientras que el alemán contrató servicios de seguridad alrededor de su casa las 24 horas del día, la pareja del jugador bosnio se mudó a Alemania debido a lo peligroso de las circunstancias.

La duda que salta ante esta situación es, ¿cuánto tiempo más pasarán así ambos jugadores? Es claro que no pueden ausentarse demasiado tiempo del campo de juego, pero sobre todo, es evidente que no pueden llevar una vida en la que tengan que convertirse en reclusos dentro de su casa. Mientras que la situación se resuelve, el Arsenal aseveró que ya está haciendo todo lo posible para garantizar la integridad de sus jugadores. 

 

Por Alberto Roman / @AlbertoRomanGar

Comentarios