En 1938 se llevó a cabo el tercer mundial de futbol en la historia. La sede fue Francia y el título sería para Italia, el segundo en su historia. Pero la razón que nos convoca se encuentra lejos de aquella final entre italianos y húngaros. Aquella justa fue la primera vez que un equipo de la Concacaf logró alcanzar la máxima justa del balompié internacional: Cuba llegó hasta los cuartos de final. En el sendero dejó a Rumania y terminaría por caer de manera lastimosa ante Suecia. Un 8-0 terminó con el sueño de los cubanos.

Con y sin la Revolución

En aquel momento faltaban todavía más de dos décadas para que el ejército guerrillero liderado por Fidel Castro asumiera el poder, lo que traería una gran cantidad de cambios sociales, económicos y culturales en la isla. Sin embargo, con los gobiernos previos no se vieron tampoco grandes resultados: de los tres mundiales que se llevaron a cabo en ese período (los correspondientes a 1942 y 1946 fueron suspendidos por la Segunda Guerra Mundial), Cuba no asistió a ninguno más. Con la Revolución no hubo cambios en este sentido. Hasta el día de hoy el país caribeño no ha conseguido llegar el torneo más visto del mundo.

Lee más: Medios latinoamericanos para seguir en la Copa América

Y es que Cuba no es una potencia en el balompié y difícilmente alguien que sea ajeno al país puede nombrar un once de esta nación. Sin embargo, las cosas han comenzado a cambiar poco a poco. Uno de los ejemplos más representativos es el de Onel Hernández.

Onel Hernández y el Norwich

El Norwich descendió en el 2016 a la Championship (segunda división), añorando desde entonces volver al máximo circuito del futbol inglés. Los canarios no tendrían que esperar demasiado para colocarse de nuevo ahí: esta temporada han asegurado su ascenso. A una fecha de que el torneo terminara, los de Norfolk consiguieron hacerse con la victoria frente al Blackburn Rovers. Ese 2-1 les dio los tres puntos que hacen definitivo su regreso a la Premier: 94 puntos a cambio de un boleto.

Dentro de ese cuadro hay varios jugadores que desempeñaron un papel fundamental, como Teemu Pukki, quien sumó 28 goles en el torneo. También está Emiliano Buendía, realizó doce asistencias. Entre estas figuras que fueron definitorias a lo largo del torneo. Su nombre es Onel Hernández. Ocho goles y la misma cantidad de asistencias, el centrocampista cubano será el primer jugador de Cuba en jugar en el máximo circuito de Inglaterra.

Antes de la Championship

Onel nació en Morón, provincia de Ciego de Ávila, Cuba. Abandonó la isla a los seis años para irse con su madre a vivir en Alemania. Ahí, su padrastro Edwal (quien era entrenador de un equipo) comenzó a formar al pequeño en el amor al balón. Todos los días se dedicaban a entrenar y poco a poco el esfuerzo en conjunto comenzó a dar resultados.

También puede interesarte: FC Stroitel Pripyat: el equipo que escapó de Chernobyl

Aunque fue parte de varios equipos teutones, en el Arminia Bielefeld (equipo que juega en la 2.Bundesliga) donde debutó como profesional un primero de octubre de 2010. Sólo contaba con 17 años. Luego de este debut, vistió la elástica de varias inferiores de la segunda división alemana, como el Werder Bremen y Wolfsburgo. Sus buenos números atrajeron la atención de Daniel Farke, entrenador de su actual club, quien finalmente lo lleva al Norwich.

La convocatoria nacional

Aunque Onel Hernández representó a Alemania en la sub-18 hace algunos años, ha declarado abiertamente que su sueño es poder ser parte del representativo cubano. Sin embargo, y para desconcierto de la afición de su país natal, no ha sido convocado. Múltiples son las razones que se han dado para su ausencia, pero todas quedan cortas. La más “racional” parece ser que Cuba desea impulsar el talento local. 

No se puede explicar en términos técnicos, ya que es claro que es uno de los mejores jugadores cubanos de la actualidad, si no es que el mejor. Además Raúl Mederos, entrenador del combinado cubano, ya ha hecho explícito su deseo de contar con él. Incluso en una convocatoria de finales de 2018 su equipo, el Norwich, lo felicitó por ser convocado, aunque después, Oliet Rodríguez Méndez, en ese momento comisionado de futbol en Cuba, desmintió la noticia.

Si pudiera jugar en la selección nacional y en la Premier League sería increíble, Cuba tiene mucha historia, Fidel Castro y el Che Guevara, por ejemplo. Ser cubano y jugar en la Premier para Norwich sería un privilegio”, afirmó Onel Hernández, dejando en claro que no abandona el sueño de vestir el jersey de Cuba. La Premier League ya la alcanzó.

Por: Alberto Roman / @AlbertoRomanGar

Comentarios