A pesar de los pesares, aquí nos mantenemos… reza el estribillo de una canción que puede definir a la perfección a Siniša Mihajlović. Originario de la República Federativa Socialista de Yugoslavia, Mihajlović, de 50 años de edad, enfrenta una dura lucha con la Leucemia. Sin embargo esto no le ha arrebatado su amor por el futbol.

Leucemia, el rival de Mihajlović

El 13 de julio de 2019 el mundo del futbol se enteró de la situación que vive Siniša Mihajlović. ¨Leucemia en forma aguda y agresiva” declaró  entrenador del Bologna de la Serie A. Este mal lo había alejado de las canchas por un tiempo y se pensaba terminaría por retirarlo del banquillo.  Sin embargo la directiva de Bologna lo mantuvo como su estratega: “Estaremos a su lado. Él se queda en el banquillo. Va a derrotar a la enfermedad” fue el mensaje textual.

Por otro lado, Siniša Mihajlović con el carácter que lo identifica agregó: “Lo enfrentaré, con el pecho hinchado, mirándolo a los ojos, como siempre lo he hecho. […]No puedo esperar para ir al hospital y comenzar la pelea”. Y eso ha hecho desde que se dio a conocer su enfermedad. Como era de esperarse las muestras de apoyo se hicieron presentes y el estratega serbio agradeció con una carta abierta.

Ahora bien, las acciones de Siniša Mihajlović hablan por sí mismas, pues el entrenador estuvo en el banquillo para el arranque de la Serie A. Bologna se enfrentó al Hellas Verona y el resultado fue un empate a uno. Para la jornada 2 la escuadra de Siniša Mihajlović se enfrentó al SPAL, a quien derrotó por un gol, hasta esa fecha el balance era favorable para el equipo.

Te puede interesar: Dejan Stankovic, bandera dividida

Las cosas se complicarían para la tercera jornada. Bologna jugó contra Brescia sin su técnico, pues se encontraba en el hospital. La ausencia de Siniša Mihajlović se hizo sentir en el club, pues al medio tiempo iban abajo por dos goles (3-1), en el entre tiempo su entrenador aprovechó para marcarles, les dio instrucciones y los alentó para seguir adelante.

Sus jugadores respondieron en la cancha y remontaron el encuentro, ya que el marcador final fue de 4-3.  Como un gesto más de agradecimiento la plantilla acudió al hospital Sant´ Orsola para llevarle serenata a Siniša Mihajlović. El gesto quedó plasmado en un video.

Siniša Mihajlović y su legado en la cancha

Si pensamos que la historia de Siniša Mihajlović se resume a su batalla contra la Leucemia, estamos equivocados. De hecho el carácter con el que ha afrontado, es un reflejo perfecto de su carrera como jugador y técnico. Miha, como es conocido, inició su carrera en la extinta Yugoslavia con: FK Vojvodina y Estrella Roja, este último club fue el que lo catapultó a Italia, donde jugaría hasta el final de su carrera.

Roma (de 1992 a 1994), UC Sampdoria (de 1994-1998),  SS Lazio (1998-2004) e Inter de Milán (2004-2006). Ahora bien, Siniša Mihajlović se desempeñó como volante central, como central, incluso como lateral, en todas esta posiciones el serbio no desmereció. Sin embargo, la mayor de las virtudes de Miha era el balón parado, todo gracias a la zurda tan educada que tiene.

La calidad con la que cobraba los tiros libres fue tal, que algunos afirmaban que Siniša Mihajlović era el mejor pateador de tiros libres de la historia. Cierto o no, nadie puede negar que Mihajlović tenía un guante en la pierna. De hecho, en la memoria de todos los aficionados podemos recordar el triplete que marcó ante Sampdoria mientras vestía la casaca de Lazio.

Como estratega ha dirigido a un total de 8 equipos, todos en Italia, además de estar al frente de la selección de Serbia de 2012 a 2013. A pesar de esto, y si revisamos su perfil en Transfermarkt, no hay ningún título que presumir en su palmarés. Sin embargo, Siniša Mihajlović se ha mantenido estoico a pesar de los pesares. La Leucemia hasta el momento no lo ha detenido, su calidad en los tiros libres pasará a la historia; Miha no necesita de títulos, el reconocimiento de sus jugadores y la gente lo inmortalizaron.

Por: José Macuil García

Comentarios