4359236389_7da6b11ac5_o

Estudiantes de La Plata, un escudo pincharrata

La historia de uno de los grandes equipos de la Ciudad de La Plata comienza el 4 de agosto de 1905 donde algunos jóvenes amigos firmaron el acta de fundación del Club Atlético Estudiantes mientras se encontraban en la zapatería Nueva York. El nombre de la escuadra había sido seleccionado por unanimidad debido a que muchos de sus fundadores se encontraban cursando estudios universitarios, fue así como un gigante del futbol argentino había nacido.

Desde sus inicios el equipo vistió con los colores que le caracterizan, rayas blancas y rojas, y junto al uniforme se originó su primera insignia, la cual tenía forma de escudo con la coloración tradicional, alrededor de ésta se hallaba un ornamento y al interior se mostraba el nombre de la escuadra, Club Atlético Estudiantes. Lo primeros logros a nivel nacional e internacional se gestaron durante la segunda mitad de los años sesenta, cuando el conjunto de La Plata pudo levantar su primer título de liga profesional en 1967.

Para el 68, Estudiantes logró lo imposible conquistar la Copa Libertadores, algo que lo llevó a jugar la Copa Intercontinental ante el Manchester United, equipo al cual venció. Estos campeonatos llevaron a modificar nuevamente el escudo del equipo, ahora su diseño se basó en la Copa que ganó ante el conjunto inglés, rodeado en un círculo blanco, donde al interior se hallaba una pequeña bandera con los colores de Argentina que mostraban el año del campeonato, 1968, y alrededor de toda la insignia se encontraba la leyenda Club Estudiantes de La Plata Campeones Intercontinentales.

Cuando se cumplieron 20 años de aquella buena época Estudiantes de La Plata modificó nuevamente su escudo para celebrar el campeonato, los rasgos eran casi los mismos, un círculo blanco, la Copa al interior, pero ahora contaría con un banderín triangular con los colores rojo y blanco, con un E en medio de la insignia. Este fue el símbolo que acompañó a la escuadra platense hasta 1994, año en el que se le hicieron otras modificaciones.

El banderín triangular conservó su forma y color, el círculo fue retirado y la Copa también, el nuevo escudo tenía como apoyo un par de hojas de roble, además de que estaba rodeado por una media luna de estrellas, diez en total, que hacían alusión a los momentos más importantes del club, títulos y clásicos muy importantes que había ganado. Con esta insignia Estudiantes de La Plata logró conseguir dos títulos más de liga, además de otra Copa Libertadores en 2009 de la mano de Juan Sebastián Verón.

Para 2011 el club platense regresó a sus orígenes ya que nuevamente adoptó el primer escudo en su historia, pero con ciertas modificaciones, en lugar de estar rodeado por una ornamenta, se le puso una estrella en la parte superior y al interior de esta se encuentra el número 11 que representa los títulos a lo largo de su historia. Ahora Estudiantes de La Plata se ha abierto cancha para ser reconocido como uno de los equipos más sobresalientes de Argentina, ya que el equipo pincharrata no se achica a la hora de enfrentar a rivales que presumen ser de mayor categoría.

Por: Manuel Vázquez Laguna