Atlante, el potro nómada del futbol mexicano

Inicio Blog Atlante, el potro nómada del futbol mexicano

-

Este 21 de julio, el Atlante lanzó un comunicado, en él confirmaron su regreso a la CDMX para jugar en la Liga Expansión. Los potros están en Cancún desde el Torneo Apertura 2007, por lo tanto llevan 13 años fuera de la capital. Y no habría otro lugar para jugar que el Estadio de la Ciudad de los Deportes.

El futbol mexicano es de los más surrealistas a nivel mundial. Esto gracias a todas las circunstancias que se presentan dentro y fuera de la cancha. Hay equipos que van, equipos que vienen y otros que han tenido que adaptarse a distintas cuestiones para evitar su desaparición. El caso más representativo es el del C.F. Atlante.

Origen y fundación

Uno de los conjuntos en activo con mayor tradición en el balompié nacional es Atlante, cuadro que debido a sus orígenes y la simpatía general llegó a ganarse el mote del Equipo del Pueblo. Su origen se remonta a los primeros veinte años del siglo XX, aunque no se sabe a ciencia cierta la fecha de su fundación debido a que el club nunca ha contado con acta constitutiva que hiciera oficial el hecho. Desde 1916, Trinidad Martínez y un grupo de amigos se reunían en las calles de la colonia Condesa para jugar partidos informales. El dato más aceptado es que Martínez, líder obrero, su hermano Refugio y Agustín Pérez hicieron la fundación formal el 8 de diciembre de 1918.

La duda del génesis atlantista siempre estuvo presente pero no tuvo gran importancia hasta que el 2 de noviembre de 1969 se llevó a cabo una celebración por el 50 aniversario, acto que ubicaría la fundación en 1919. Se realizó un homenaje a diversas figuras de la institución en el descanso del partido contra Atlas, pero la aparición de miembros originales de la primera escuadra como Alfonso Zapata, Francisco Gutiérrez, Jesús Priedero Aguilar, Mario Chávez, Agustín Núñez y Juan Sánchez puso en cuestionamiento el festejo debido a que éstos aseguraba que fueron testigos de que la fecha correcta era la del 8 de diciembre de 1918.

La discrepancia incrementó cuando se supo que la fecha de 1919 correspondía a la integración del benefactor Jesús Salgado, quien también fue presidente y hombre importante en la trayectoria de los Potros de Hierro.

Nombre

En 2006 renació la polémica debido a que el 18 de abril se develó en la Condesa una placa conmemorativa del 90 aniversario debido al testimonio del hijo del General Núñez, quien aseguró que la fecha exacta era el 30 de mayo, dato que tampoco es bien recibido gracias a la coincidencia con el natalicio de su padre.

El primer nombre del equipo fue Sinaloa, debido a su ubicación, exactamente en donde convergen las calles de Sonora y Sinaloa en la Condesa. Después cambió en 1919 a Lusitania; posteriormente, en 1920, se convirtió en U–53 en honor a un submarino alemán de la Primera Guerra Mundial, y para 1921 adoptó el nombre de Atlántico, pero la pronunciación del nombre y su uso se deformó hasta derivar en el conocido Atlante.

Estadios y ciudades

Después de jugar en los llanos de la Condesa, el 31 de enero de 1931 Atlante inauguró junto a otros equipos el Parque Alianza, lugar que usó como casa hasta 1947 cuando se mudó al Estadio Ciudad de los Deportes –hoy Estadio Azul– donde jugó hasta 1957. Los siguientes nueve años ejerció su localía en el Estadio Olímpico Universitario y de 1966 a 1983 tuvo como casa el Estadio Azteca. De 1983 a 1989 nuevamente volvió a la colonia Nochebuena en el entonces conocido como Estadio Azulgrana antes de mudarse un año al Corregidora de Querétaro. A su regreso, el Estadio Azulgrana nuevamente recibió los cotejos de los Potros como local de 1990 a 1996.

Una segunda etapa en el Estadio Azteca se presentó de 1996 a 2000 hasta el cuarto y último regreso al entonces llamado Estadio Azul por un par de años. De 2002 a 2003 el Estadio Neza fue la nueva casa de los azulgranas antes de la última etapa 2004-2007 en el Estadio Azteca. A partir de 2007, con el cambio de la franquicia a Cancún, y hasta la actualidad, los Potros de Hierro juegan en el Estadio Andrés Quintana Roo.

Dueños

Desde la fundación a cargo de los hermanos Martínez, Atlante ha estado en manos de distintos propietarios. Uno de los primeros en ser reconocido como tal fue el Coronel José Manuel Núñez, Jefe de Ayudantes de la Presidencia de la República, quien fue benefactor y adquirió la franquicia el 30 de noviembre de 1936 ante una serie de despidos injustificados y complicaciones que se revirtieron en cuanto éste llegó al cargo para regularizar los problemas económicos de la institución.

Con el envejecimiento del Coronel se presentaron nuevas dificultades financieras y se optó por vender al equipo en 1966 a Fernando González Fernandón, un empresario litográfico. Poco más de diez años el club permaneció en manos del nuevo dueño hasta que los problemas de dinero y el riesgo de la permanencia del equipo obligó a que lo vendiera el 19 de octubre de 1978 al Instituto Mexicano del Seguro Social.

La crisis económica del IMSS no confluyó con el buen paso de los azulgranas y en 1984 el Departamento del Distrito Federal se hizo del equipo. Tres años más tarde, en 1987, se realizó una venta más, en esta ocasión al empresario José Antonio García, quien tras problemas fiscales se vio en la necesidad de traspasarlo a Alejandro Burillo Azcárraga, quien entonces era parte de Grupo Televisa. Para 1998 García regresó como Presidente Ejecutivo pero el gusto le duró poco debido a que el propietario nombró a su sobrino Emilio Braun Burillo como Presidente del club, lo que significó la salida de García, confirmando así los problemas internos que existían entre los hombres que dirigían al club en los últimos años.

Ascensos y descensos

Tras 49 años en el máximo circuito, la temporada 1975-76 representó una de las más grises en la historia del Atlante. Se concretó el primer descenso al caer ante Atlético Potosino. Pero la historia del club y sus antecedentes impulsaron para que al año siguiente recuperara la categoría.

La mudanza a Querétaro en la campaña 1989-90 no dio los resultados esperados y por segunda ocasión el Equipo del Pueblo se fue a Segunda División al terminar en el último lugar de la tabla con un punto menos que Tampico Madero. Una vez más el suplicio se redujo a una temporada y para el año siguiente, gracias a un gol de Félix Fernández, uno de los equipos con más trayectoria regresó a la máxima división.

En Verano 2001 se escribió otro capítulo que parecía amargo al perder la categoría con León, pero la ampliación de la Primera División permitió que Atlante jugara un par de partidos de promoción en los que venció a los Tiburones Rojos de Veracruz y pudo mantenerse en el escalafón dorado del futbol mexicano.

Lee más: Luis Grocz, el húngaro que hizo campeón al Atlante

El cuarto y último descenso llegó con las temporadas Apertura 2013 y Clausura 2014. La permanencia se jugó principalmente contra Atlas, pero con posibilidades de salvación mínimas. Los esfuerzos del equipo no fueron suficientes y sus directivos se concentraron en buscar formas fuera de la cancha para lograr la salvación.

Será en este 2020, cuando los potros regresen a jugar a la CDMX, pues competirán en la Liga Expansión. Tras 13 años fuera de la capital , su hogar será el de siempre: el Estadio de la Ciudad de los Deportes.

 

Por: Obed Ruiz/@ObedRuizGuerra

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Suscríbete a nuetro

Para estar al día en las promociones y notas

- Advertisment -

Lo mas Nuevo: