Carlos Bianchi
Carlos Bianchi

Carlos Bianchi es sin lugar a duda, una de las personalidades más exitosas y reconocidas en la historia del futbol argentino. “El Virrey” no solo tuvo un paso como futbolista digno de admirar, sino que también se consolidó como el técnico más ganador de su país.

No obstante, hay una historia referente a Bianchi que no todos conocen, y es que el letal artillero pudo haber sido jugador del Cruz Azul. En realidad se quedó a una sola decisión de prestar su talento a “La Máquina”.

¿El Virrey azul?

Carlos Bianchi debutó en la primera división de Argentina un 23 de julio de 1967 con 18 años de edad, irónicamente en un empate ante 1-1 frente a Boca Juniors. Tan solo 3 años después se convirtió en campeón de goleo, mérito que repitió al torneo siguiente donde anotó 36 goles en 36 encuentros.

Leer más: Carlos Bianchi, virrey de Argentina

A finales de 1971, “El Fortín” recibió una oferta por parte de Cruz Azul para hacerse de los servicios del guardameta Miguel Marín y del fulminante delantero Carlos Bianchi. El presidente de “La Máquina” Guillermo Álvarez Macías, motivado por el impacto de la Copa del Mundo México 1970, optó por un salto de calidad para el futbol mexicano.

Cabe recalcar que Cruz Azul venía de ascender a primera división en 1964 y de obtener su primer título de liga en 1968. De igual manera, consiguió el campeonato en 1970 y apuntaron a defender su corona con estos fichajes estelares.

Despedida del Vélez y luna de miel

Las negociaciones tomaron lugar después de la huelga de varios futbolistas argentinos en noviembre de 1971. Con el visto bueno de ambas partes, se organizó una despedida para Bianchi, Marín y el director técnico Andrés Prieto.

Una emotiva velada en la cantina Cueva de Zingarella, ubicada en Necochea y Olavarría, en La Boca. El momento cúspide de la despedida se dio cuando el cantante de la cantina invitó a todos a recitar la letra del tango “Adiós muchachos” de Carlos Gardel.

Leer más: Raimundo Orsi: fuerza y delicadeza

Carlos Bianchi contrajo matrimonio con Margarita Pila el 7 de enero de 1972 y tan solo dos días después, la pareja viajó a México para que “El Virrey” pudiera incorporarse a las filas de Cruz Azul.

Después de hacer dos escalas en Lima y Bogotá respectivamente, fueron recibidos por Guillermo Álvarez Macías el 11 de enero. El presidente los llevó para alojarse en una suite de lujo en el Hotel Alfer. Después de realizar un par de notas con la prensa, Bianchi y su esposa viajaron a Acapulco para disfrutar de su luna de miel.

Un amor que nunca fue

Al regresar de su viaje, el “Virrey” disputó dos partidos amistosos con la playera de Cruz Azul, donde anotó un gol, después de eso tuvo que regresar a Argentina.

¿Cuál fue la razón por la que no se consolidó el fichaje? El 2 de septiembre de 1971, el presidente de la AFA, Raúl D’Onofrio (padre del actual presidente de River Plate), quien era hincha de Vélez, detuvo el trato entre el “Fortín” y “La Máquina”.

Esto debido a que D’Onofrio publicó en el boletín 354 que las transferencias al exterior por jugadores menores de 24 años serían “consideradas”. Básicamente, los fichajes al extranjero de estos jugadores, en especial de los que formaban parte de la albiceleste serían prohibidos.

Ver más: Cruz Azul vs Boca Juniors, Copa Libertadores 2001 – Archivos de Rabona

Los fundamentos de esta iniciativa surgieron debido a la ausencia de la selección argentina en la Copa del Mundo México 1970. El caso con Miguel Marín fue distinto ya que él contaba con la edad suficiente para salir del país. Sin embargo, el movimiento de Bianchi por 100 mil dólares no fue realizado.

En su regreso a Argentina, Boca quiso apostar por el delantero, no obstante, José Ramón Feijóo, dirigente de Vélez indicó: “Bianchi en la Argentina juega solo en Vélez”.

Finalmente, al cumplir los 24 años de edad, emigró al futbol francés con el Stade de Reims y el resto es historia. Por otro lado, una incógnita prevalece ¿Qué hubiera pasado si Carlos Bianchi hubiera jugado para Cruz Azul?

 

Por: Mario Badillo / @n7mariobadillo

Comentarios