Donnarumma
Donnarumma

En un pequeño municipio de Nápoles, Donnarumma -de tan solo siete años- veía en la televisión como su país se coronaba en el Mundial de Alemania 2006. Y justo ahí, cuando Buffon le atajó un cabezazo a Zidane, él le dijo a sus padres que quería ser portero. Su madre, al oír eso, respondió: “no es coincidencia que ese arquero y tú tengan el mismo nombre”.

Inicios

Alfonso y Marinella, sus padres, lo llevaron a una de las tantas escuelas de divisiones inferiores que tiene el AC Milan; luego de que otros clubes no quisieran aceptarlo. Con todo y los rechazos, su padre tenía claro que ese pequeño estaba destinado a la grandeza.

Donnarumma siempre mostró carácter bajo los tres postes. Su historia no podía ser más que la de una estrella que todos notaban por su gran estatura a tan corta edad. Esa cualidad lo llevó a llamar la atención de los directivos del primer equipo, pues justo estaban pasando por el dilema de quién podría reemplazar la figura de Christian Abbiati como arquero rossonero.

AC Milan

Para la temporada 2014/15, luego de la petición del mismísimo Filippo Inzaghi, fue enlistado como el tercer arquero que tendría disponible el Milan para sus próximos compromisos. Gianluigi tenía apenas 15 años. Sí, solo 15. Y a pesar de seguir estudiando; él sabía que su destino estaba escrito para resguardar la portería del club italiano que más títulos de Champions League tiene.

Su debut llegó casi un año después, cuando enfrentó ni más ni menos que al Real Madrid en un juego de pretemporada en China. El partido acabó con un empate a cero y se definió en los tiros de penal. Ahí Donnarumma se presentó, pues le atajó su disparo a Toni Kroos y entonces el mundo entero estaba preguntando por ese chico.

Pronto se afianzó como titular, luego de que Diego López terminó por no rendir lo suficiente, pues Gianluigi atajó dos penales más contra el Sassuolo y finalizó aquella temporada con 29 goles recibidos en 30 partidos, algo que solamente había podido conseguir otro futbolista: su ídolo Gianluigi Buffon.

Selección

Por toda la conjunción de cosas que aquello significó, Donnarumma recibió su llamado a la Selección Azzurra con la categoría sub-21 y después de unos meses, con la mayor. Se convirtió en el futbolista italiano más joven en debutar como seleccionado nacional con tan solo 17 años y 28 días. El chico vio sus primeros minutos con el jersey azul de su país en un partido contra Francia en donde recibió tres goles, que significaron el camino hacia la consolidación; pues Gigi también fue requerido para el proceso de clasificación al Mundial de Rusia 2018.

Al contar todavía con Buffon, el muchacho terminó por ser banca en los últimos partidos; en donde su nación se quedó a un paso de jugar otra Copa del Mundo más. Sin embargo, la luz en esos momentos, fue que Donnarumma pudo compartir vestidor con el eterno Nono, a quien siempre tomó como ejemplo y relevó como arquero de Italia. 

Futuro

Hoy, Donnarumma ha jugado ya su partido número 200 con el conjunto rossonero, apenas tiene 22 años de edad. Es un escándalo hablar de este chico que, con su metro con 96 centímetros, parece más un titán de la mitología que un joven italiano que solo soñaba con ser arquero.

Buffon lo motivó e involuntariamente le explicó el significado de la vida; pues Gianluigi desde muy pequeño ya sabía a quién quería imitar y qué camino recorrer. Dentro de ese sendero, es titular indiscutible y ya hasta salió campeón con su amado Milan. Sin duda es una de las joven promesas que no hacen ruido en el mundo futbolístico y que podría ser la respuesta que necesite Italia; para sus próximas dudas en los torneos más importantes a nivel mundial.

Leer más: Gianluigi Buffon: carta a la portería

Síguenos en Google News 

 

Por: Bryan Trujillo / @BryanKameron

Comentarios