Noruega, Dinamarca y Finlandia redujeron la brecha salarial entre hombres y mujeres en el futbol. Bajo el lema de Equal Pay consiguieron los mismos contratos.

Fueron las futbolistas de Dinamarca, país en donde el 50% de su población son mujeres, quienes en 2017 difundieron un video titulado “si yo fuera hombre”. Ahí expusieron algunas de las diferencias dentro y fuera de la cancha: 

Siempre jugaría en los mejores campos”. “Tendría ahorros después de mi carrera”. “Mi asesor del colegio no se habría reído de mí cuando le dije que quería ser futbolista profesional”.

Tras la presión y meses de negociaciones, los futbolistas propusieron a la Federación de Futbol Danesa (DBU, por sus siglas en inglés) ceder parte de su sueldo y dárselo al equipo femenil. Les dieron 500 mil coronas anuales (67 mil 15 euros).

La noticia fue bien recibida por los deportistas. Simon Kjær, capitán de la selección danesa, apuntó en sus redes sociales: “Somos los dos equipos nacionales, estamos juntos y nos responsabilizamos los unos de los otros. Ahora la DBU también debe estar a la altura de sus responsabilidades. Les damos la oportunidad de hacer esto, y conseguir que el acuerdo quede cerrado con la oferta que les presentamos. Por el bien del fútbol danés”. 

Aunque Pernille Harder, jugadora del año UEFA 2018 y capitana de su selección, insiste en la igualdad de acuerdos y derechos básicos entre hombres y mujeres futbolistas: “Luchamos esta batalla porque las que fueron jugadoras del equipo nacional la empezaron, la luchamos por nosotras y la luchamos, principalmente, por las jóvenes jugadoras que serán el futuro de la selección nacional”.

La selección masculina de Dinamarca está en la posición número 13 del ranking de la FIFA, por debajo de México; mientras que la femenina ocupa el 15, debajo de Italia. 

Noruega, ¿dónde está Ada Hegerberg?

La selección Noruega de futbol femenil participó en el mundial de Francia 2019 sin una de las cracks del equipo: Ada Hegerberg, delantera del Olympique de Lyon y primera mujer en recibir el Balón de Oro.

La deportista noruega rechazó 11 millones de dólares (9 millones 967 mil 430 euros) que pudo haber ganado en la justa mundialista. En lugar de ello, decidió denunciar la desigualdad en el número de partidos, campos de entrenamiento y difusión entre las selecciones varonil y femenil. 

El fútbol es mi mayor pasión en la vida y he trabajado muy duro para llegar aquí. Es tan importante para mí que no puedo sentarme y ver que las cosas no van en la dirección correcta […] Se trata de actitud y respeto. Estamos hablando de que las niñas tengan la misma oportunidad que los niños, dándoles la misma oportunidad de soñar”, dijo la futbolista del Lyon, equipo con cuatro títulos continentales consecutivos (en total suman seis).

Te puede interesar: Selección mazahua juega para salir de la violencia en el Estado de México

Aunque desde 2017, Woachim Waltin,  jefe del sindicato de futbol noruego, anunció la ruptura del techo salarial entre hombres y mujeres futbolistas. En un acuerdo con la Federación Noruega de Fútbol ofrecieron duplicar el presupuesto a la selección femenina a seis millones de coronas (6 millones 61 mil euros). 

Caroline Graham Hansen, jugadora del FC Barcelona y seleccionada nacional de Noruega, celebró la decisión:Este detalle quizá ni siquiera lo noten en sus bolsillos, pero significa mucho para nosotras. ¡Por nuestro equipo! ¡Por nuestro deporte!”.  La selección Noruega masculina está en el ranking 50 de la FIFA, mientras que la femenina tiene el puesto número 12, debajo de selecciones como Brasil y Japón

Finlandia

La Federación Finlandesa de Futbol fue la última de las tres naciones nórdicas en igualar los sueldos entre hombres y mujeres. “Los mismos sueños, los mismos objetivos, el mismo juego, el mismo contrato: orgullosos de anunciar que tenemos los mismos contratos para los equipos nacionales”, publicaron en sus redes sociales. 

En una población de cinco millones de habitantes, mayoritariamente de mujeres, la federación aseguró que quiere promover una sociedad más igualitaria y responsable. Nora Heroum, una de las estrellas del país y fichada por el AC Milan , escribió en sus redes sociales: “¡Gran día hoy! Contratos iguales para el equipo nacional femenino y masculino de Finlandia #OiSuomiOn#Helmarit#Huuhkajat#yhdessä#Supersyksy#EqualPay”.

La diferencia entre las selecciones de hombres y mujeres no está sólo en la paga, también en el ranking FIFA. La masculina está en el puesto 57, debajo de Costa de Marfil; el equipo femenil está en la clasificación 31, la superan selecciones como Portugal y Polonia

La noticia de la igualdad de sueldos llegó hasta la ex portera de la selección estadounidense Hope Solo, quien celebró el hecho:

Las seleccionadas de las barras y las estrellas es una de las selecciones femeniles que no tienen sueldos iguales, a pesar de ser tetracampeonas. Al recibir su último título, tras vencer a Holanda 2-0 en el mundial de Francia 2019, la afición celebró con el grito de “equal pay”

Sigue leyendo: Megan Rapinoe: visibilizar sin barreras

“Creo que ya basta con las preguntas como que si nos lo merecemos, si deberíamos tener igualdad salarial”, aseguró con la medalla de campeona en el cuello. “Avancemos, digamos ¿y ahora qué?”,dijo Megan Rapinoe, quien también lucha por los derechos LGBT+ en su país.

¿Y México?

México aún está lejos de igualar las condiciones no sólo en cuestión de futbol. La brecha salarial entre hombres y mujeres en 2019 es del 34.2%, de acuerdo con el Senado de la República. 

A dos años de la creación de la Liga Femenil, las futbolistas mexicanas perciben un sueldo que va de los dos mil quinientos (115.85 euros) hasta los 30 mil pesos mensuales (mil 390 euros), las más experimentadas. Sin embargo, en la liga varonil cobran un salario promedio de 653 mil pesos (30 mil 260 euros). 

Alicia Cervantes, jugadora del Monterrey, denunció que en Atlas apenas recibía mil 500 pesos (69 euros) al mes:Yo no les pedía millones, simplemente lo justo. Creo que más de una, sí nos merecíamos el aumento”.

Los sueldos de las futbolistas mexicanas son de los más bajos del mundo. De acuerdo con Paola Kuri, de la organización FutSinGénero: “La brecha de la desigualdad es enorme, si seguimos a este ritmo vamos a tardar 70 años en alcanzar una equidad salarial, esas mujeres no pueden seguir así”.

Por: Nayeli Valencia / @nayevalencia_a

Con información de: El País, El Confidencial, La hora digital, Diario 16, El Espectador, Muhimu, FIFA, La Jornada, DatosMacro, Senado de la República, Fut Sin Género.

Comentarios