El estadio de futbol se convierte en muchas ocasiones en un verdadero recinto. Un espacio en donde confluye la pasión y amor por la camiseta. Ahora bien, si lo pensamos un poco, las gradas de un estadio están cercanas a la conceptualización de un carnaval, pues en ambos la algarabía, la fiesta y las pasiones desbordadas suceden. Desgraciadamente la violencia también acompaña a los estadios y lo que era un templo, se convierte en un campo de batalla, aquí cinco casos que lo demuestran.

Motagua vs Olimpia: la violencia llegó a su límite

El 17 de agosto de 2019 Motagua y Olimpia se enfrentarían en una edición más del clásico de Honduras. Sin embargo, el encuentro se suspendió por la pelea que protagonizaron las barras de ambos equipos. El conflicto comenzó cuando el camión de Motagua fue atacado por los barristas de Olimpia, de este primer ataque resultaron heridos: Emilio Izaguirre, Jonathan Rougier y Roberto Moreira, todos futbolistas de las Águilas Azules.

El ataque al camión del club provoco el enfrentamiento entre barras, de acuerdo con la información hasta ahora revelada, se emplearon todo tipo de objetos en la trifulca: palos, botellas, armas blancas y de fuego. Aunque las autoridades trataron de contener la violencia, el desenlace de este episodio ha dejado hasta el momento 4 muertos y múltiples heridos. Las autoridades del futbol hondureño prevén vetar a ambas barras.

Unos meses antes fue Guatemala

Otro caso que empaño al futbol sucedió el 7 de abril de 2019. En aquella ocasión fue en el partido entre San Juan FC y San Pedro FC correspondiente a la tercera división de Guatemala, en el llamado Derbi Lagunero. De acuerdo con la información de Publi Sport la pelea entre aficiones se suscitó por el resultado adverso para el San Juan FC,  pues los seguidores locales atacaron con piedras a los visitantes.

Afortunadamente en este incidente no hubieron muertos, solamente una mujer de 18 años resultó herida por una piedra. Posteriormente, en redes sociales comenzaron las denuncias de impunidad y la poca eficacia de las autoridades ante los casos de violencia en los estadios. “Hasta cuándo vamos a seguir permitiendo todo esto. No importa en qué liga sea, lo malo es la violencia que se da en cada uno de los estadios” concluye el comunicado de Liga Nacional GT.

El puerto y sus constantes trifulcas

En Veracruz constantemente la violencia en las gradas hace su aparición. Tal vez el caso más sonado fue la bronca entre la afición de Veracruz y Tigres. Sin embargo, en mayo del 2019 se registró otro episodio. En esta ocasión fue en el partido entre Veracruz y América correspondiente a la Liga MX.

En esta ocasión la afición del puerto se enfrentó a elementos de seguridad en las gradas del Pirata de la Fuente. El Heraldo señaló que Tuvieron que intervenir policías navales y estatales para contener la gresca. En aquel momento se llegó a hablar de una suspensión al estadio, pero el caso solo fue sumado a la larga lista de inconvenientes del estadio.

El estadio de León empañado por la violencia

Los cuartos de final del Clausura 2019 enfrentaron a León vs Tijuana, en el papel se encontraban el mejor equipo del torneo contra un cuadro fronterizo que luchaba por dar la campanada. La eliminatoria finalizó con un 5-2 global favorable para los del bajío. Desgraciadamente la nota no fue el marcado sino lo que acontecido en la grada.

La batalla se dio en los llamados Superpalcos cuando un sector de la afición de León agredió a quienes se encontraban al interior de uno de los citados palcos, en la imágenes se poder ver como dañan el inmueble. El saldo dejó algunos aficionados heridos por la gresca y una respuesta nula de la Federación.

Un clásico empañado en la gradas

Los partidos denominados como clásicos tienden a ser un foco de violencia, aunque esto no debe ser la norma, es lo que desafortunadamente pasa. Así sucedió en el encuentro entre América y Chivas de la Copa MX. El resultado una vez más fue lo menos importante, pues la victoria azulcrema fue opacada por la actitud de sus aficionados.

En las inmediaciones del estadio se registraron brotes de violencia principalmente contra aficionados del Rebaño. De acuerdo con las rotativas, el aficionado de nombre Max Segura fue agredido por seguidores de América, quienes lo golpearon gravemente.

Te puede interesar: Dani Cancela, testigo de las protestas en Hong Kong

Todos estos casos sucedieron en lo que va del 2019. Pero se sumaron a una lista que parece interminable, misma en la que los actos de violencia se escudan en la pasión por un club. Sin lugar a dudas, las agresiones, heridos y en algunos casos los muertos, no pueden ser relacionados con la pasión del futbol, estos actos son producto del odio irracional, no del deporte en sí.

Por: José Macuil García  

Comentarios